Blog de fígaro Idea guardada 1 veces
Valoración de esta idea: 4 votos Muy buena

Cómo hacer arena casera para gatos



Imagen 0


Hola amigos, ¿cómo estáis? Hoy os mostramos algunas alternativas para la arena de vuestro gatito. No hace falta comprar la arena especial para gatos que venden en las tiendas especializadas. Podéis también tratar la arena común con algunos trucos. Así que si en algún momento no disponéis de ella o queréis mejorarla, aquí os dejamos algunas ideas.

Arena normal

En casos donde os sea imposible adquirir la arena específica para gatos, cualquier ferretería cercana os será de ayuda. Una bolsa de arena normal puede serviros.

Arena con bicarbonato de sodio

Podéis mezclar arena de uso común con un poco de bicarbonato. Primero debéis esparcirlo por la base y luego echar la arena mezclada con un poco de este. Además, el bicarbonato ayuda a quitar los malos olores.

Imagen 1


Arena mezclada con cal

Esta también es una opción para vuestro gatito. Podéis mezclar un poco de arena normal con cal. Este es un remedio que podéis usar para eliminar los olores, pero no abuséis de ello ya que la cal es un componente muy fuerte. Es una opción para después de las necesidades de vuestro gato, peor es mejor que no pise la arena cuando lleve cal.

Arena aglomerante

Este truco consiste en mezclar arena normal con pan rallado. Así se trasformará en aglomerante. Por cada 5 kg de arena, podéis añadir como máximo 2 de pan rallado.

Imagen 2


Aserrín

Este también os puede ayudar. Podéis adquirirlo en una carpintería por ejemplo. Si además es grueso, mucho mejor.

Recordad siempre que la bandeja tiene que estar limpia. Vuestro gatito necesita un sitio accesible higiénico para mantener una buena salud.

Esperamos que os ayuden estos consejos. ¿Qué os parecen?

Más información: Arena ecológica para gatos
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Comentarios