Cómo entender a un gato. Vocalización


Los gatos vocalizan y emiten diferentes sonidos por diferentes motivos

Por ejemplo, para saludar a sus dueños, para indicar su estado de ánimo, para alertarnos de un potencial peligro o para pedirnos algo.
También como advertencia para disuadirnos de hacer algo que no les agrada. 

Cuando el gato regresa a casa después de un paseo por el exterior a menudo emite un sonido particular para hacernos saber que ha vuelto a casa con una presa. 
Un “grrr” es un saludo amistoso, un sonido de bienvenida al dueño cuando llega a casa o cuando el gato vuelve del jardín.

Si nos saluda educadamente, debemos corresponder con una respuesta  adecuada; que varía en función de la personalidad del gato, entre una escueta respuesta verbal o cogerlo en brazos para darle  un “achuchón”. 

Si no sabemos lo que el gato espera como respuesta, lo mejor es ver su reacción  y nunca forzarlo, para poco a poco  entablar una relación  creciente y de respeto  mutuo.
Lo más hermoso de la relación con nuestro gato reside en que funciona bastante bien a pesar de carecer de un lenguaje común. 

El gato puede estar pidiendo algo específico, nosotros malinterpretarlo, y aunque nuestra  respuesta no satisfará la petición del gato; asombrosamente, esto nunca parece suponer demasiado problema para el gato. 

Si el gato ha percibido que el dueño es receptivo seguirá intentándolo hasta que consiga hacerse entender.

¡Realmente son muy tolerantes con nuestra ignorancia!

Los gatos también aprenden nuevos comportamientos en el transcurso de estos episodios de comunicación infructuosa con nosotros.   El aprendizaje es consecuencia de obtener consecuencias positivas tras determinadas acciones fallidas. La regla de oro, es no creer que cuando nuestro gato maulla, siempre significa que quiere comer.
 
El uso de la vocalización es un comportamiento que se aprende; si el gato maúlla y  a menudo obtiene una respuesta o gratificación de su dueño, entonces este comportamiento se repetirá.
 
Algunos gatos emiten el mismo sonido independientemente de lo que pidan, pero intentan mostrarnos lo que quieren colocándose a nuestro lado y mirando directamente al propietario, o a aquello que desean obtener. 
 

si lo que intentan es alertarnos de un peligro,

habitualmente maúllan mientras van de un lado a otro, normalmente de una ventana a otra  puesto que la posible amenaza se ha detectado en el exterior del hogar. 
 
Si se encuentran en las arenas encorvados, maullando y mirándonos,  nos quieren avisar de que algo no va bien y puede que el gatito esté obstruido.
 

Otras formas de comunicación habituales,

son cuando el gato se frota como parte de su comportamiento de marcaje; con todo su cuerpo contra nuestras piernas, mientras nos saluda o espera que le pongamos su comida.
 
El gato no espera respuesta a ese comportamiento y frecuentemente el propietario se siente confundido al interpretar que el gato solicita su atención y sin embargo lo rechaza  cuando se agacha para acariciarlo.
Simplemente nos marca con las feromonas que desprenden las glándulas de sus mejillas.
 
Normalmente los murmullos de tonos bajos de agrado, tales como el ronroneo y susurro, los identificamos como señal de satisfacción, placer y relajación.
Si quieres saber más acerca del mundo de los felinos no dejes de visitar nuestro blog.


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

Formas habituales de lenguaje postural felino Una forma muy habitual del lenguaje corporal felino es cuando se tumba panza arriba frente a nosotros. Este tipo de actitud generalmente indica una de estas dos cosas: el gato manifiesta que se siente seguro y confía en su dueño o es una señal que entre gatos significa Quiero jugar a pelear. En ambos casos, extender la mano hacia su punto más vulnera ...

Te damos todas las claves para entender el comportamiento de nuestros gatos. Los gatos como animales de compañía se han adaptado a vivir con nosotros, pertenecen a un grupo social e interactúan con la familia humana para sobrevivir.

Los gatos son unos animales maravillosos y adorables. Se trata de unasmascotas curiosas, juguetonas, tranquilas y territoriales.Aunque sabemos que sabemos que no son, precisamente, los más obedientes, los amamos por lo adorables que son. Si bien es cierto que, en algunas ocasiones, no entendemos su comportamiento, hay algo que jamás pasa desapercibido: su seguridad! Aquí,encontrarás algunos conse ...

Cuántas veces has visto a tu gato estirarse? En este tipo de actividad nuestros gatos son bastante buenos. También es uno de esos comportamientos de su lenguaje corporal que nos encanta observar. Después de ver a tu gato estirarse en un lugar soleado, seguro que has deseado poder alcanzar el mismo nivel de relajación. Como para reforzar esto, internet también parece estar lleno de imágenes de ga ...

El adiestramento de gatos es uno de los aspectos más discutidos entre los amantes de las mascotas. Mientras que los perros son reconocidos por la sociedad por poder aprender determinadas conductas, de los gatos se tiene una imagen de autonomía tal que, aunque les queramos enseñar a hacer algo, siempre harán lo que ellos deseen. Lo cierto es que los gatos son animales muy inteligentes y es posible ...

Muchos dueños se preguntan si será posible tener gatos y unos muebles decentes en la misma casa. Cuando los gatos dañan los muebles algunos dueños se sienten frustrados y prefieren quitarles las garras o deshacerse de ellos. El miedo de perder los muebles de la casa también es un factor que influye cuando una persona tiene la oportunidad de adoptar un gato, su mente inmediatamente se traslada al e ...

Consejos prácticos para adoptar un gato callejero al que quieres ofrecer una vida mejor con tus cuidados. Características de los gatos callejeros Los gatos callejeros viven en grupos en la calle, por ejemplo, en edificios abandonados. El destino de los gatos abandonados no es convertirse en callejeros ya que con mucha frecuencia, no se adaptan a estos grupos de gatos que viven en la calle. En ...

Te contamos todo sobre el sentido de independencia de los gatos y su por qué. El gato, como el resto de sus parientes salvajes, tuvo en el pasado una vida libre, sin condicionamientos ni obligaciones. Por eso, su comportamiento actual es el reflejo del instinto que todavía sigue muy vivo en él.