Mascotas

Perros Pequeños Idea guardada 3 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

El transtorno agresivo en el perro


 


El perro doméstico, también conocido por Canis lupus familiaris, es una subespecie del lobo, pero que ha sido domesticado y en la actualidad habita con los humanos sin ningún problema, sin embargo, los especialistas en esta área han observado que algunos animales se deprimen, sufren de ansiedad, tienen problemas de conductas o sufren algunas fobias, algo muy difícil de detectar ya que la comunicación con ellos es solo la observación que diariamente se les preste.
 
La familia humana para los perros, sustituye la jauría que antiguamente pertenecía, por esa razón, el cariño atención y cuidado que le de la familia humana estando cachorro, será un factor determinante para el desarrollo de su vida futura y el comportamiento que muestre con ellos, sobre todo
La etapa inicial de la socialización entre especies debe ser mientras el perro este cachorro, si solo socializa con humanos rechazará a los de su especie, lo que originará problemas en la adultez para su reproducción en el momento de su apareamiento, la jerarquización y la lucha por alimento y territorio, de igual forma, la socialización con los humanos debe ser tanto con niños, adultos y ancianos, de otra forma, el perro presenta problemas de conductas y en muchos casos agresividad contra estos miembros de la familia, desarrollándose el trastorno agresivo en el perro.
 
El trastorno agresivo en el perro, es uno de los principales problemas que afectan la convivencia entre los humanos y perros, siendo una consulta repetitiva en la consulta con el veterinario, las señales emitidas por estas mascotas se incluyen las siguientes:
Vocalizaciones, gruñidos, ladridos.
Piloerección, leve elevación del labio superior, mirada transversal, mostrando los dientes, elevación de la postura corporal.
Ataque.
Mordida.
 
De acuerdo a los especialistas, estas manifestaciones ocurren en la etapa adulta, pocas veces cuando son cachorros, igualmente, Borchelt (1983) dividió las categorías son ocho subtipos: inducida por miedo, dominancia, intraespecífica, por castigo, por dolor, posesiva, protectiva y predatoria
 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos