Blog de fidel Idea guardada 0 veces
Valoración de esta idea: 1 votos Muy buena

Características del semental

Debe ser verdaderamente adulto

perro negro
El semental canino ideal es aquel que transmite a su descendencia el tipo de la raza y sus cualidades físicas y psíquicas. Se trata de un macho fuerte, atrevido y sano. Debe ser verdaderamente adulto y, aunque el perro puede reproducirse desde la pubertad (siete meses), la edad ideal es desde los dos hasta los ocho años.

 

La elección del macho no debe dejarse para última hora. Hay muchos perros de raza, pero pocos verdaderamente dignos de reproducirse para mejorar la raza. Si la hembra se va a aparear por primera vez, sería aconsejable un macho con experiencia, pues facilita mucho las cosas.

 

rottweiler adulto


También es aconsejable acordar las condiciones de la monta con el propietario (distribución de los cachorros, gastos, repetición de la monta, si sólo sobrevive un cachorro, edad con la que el propietario del macho escogerá al cachorro, etc.). Un criador nos pedirá una cantidad de dinero que dependerá de la calidad del perro, así como de sus premios obtenidos. El particular, normalmente, escogerá un cachorro entre los nacidos. En caso de que la camada sea mayor de seis se quedará con dos cachorros, uno elegido por él y otro por el propietario.

 

¿Es necesario cruzar a los perros?

La mayoría de los canes que viven en las ciudades no han mantenido relaciones sexuales nunca, aunque no les afecta especialmente, pues el comportamiento sexual del perro obedece a su instinto, no a los sentimientos. Lo ideal sería que toda hembra criase una vez en su vida, y que todo macho también tuviese oportunidad de aparearse, pero desde luego no es imprescindible.  

pastor alemán
Son muy pocos los machos que desarrollan conductas anormales por la carencia de relaciones sexuales y, cuando esto sucede, suele ser consecuencia de una escasa liberación de tensión a través del ejercicio físico. Cuando un can vive encerrado en un piso y no lo sacamos a la calle habitualmente, no le quedará más remedio que proyectar su sexualidad hacia los humanos, simulando el coito frotándose contra las piernas o intentando montar a niños pequeños.

Debemos desterrar la idea de que estas conductas se deben a que tenemos un 'perro vicioso'. En realidad, simplemente está demostrando que su sexualidad se ha desplazado al no encontrar un cauce normal, sufriendo por ello. La solución pasará por incrementar la cantidad de ejercicio físico y aumentar el tiempo de relación con otros congéneres y, a poder ser, cruzarlo con una perra. Si eso no fuese suficiente, convendría instaurar un tratamiento hormonal.

 

Fuente de información: Perros Aragoneses

¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Comentarios