Mascotas

Blog de Barney2011 Idea guardada 3 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Alien, el octavo pasajero



A veces pienso que si un estudiante de veterinaria dedicase su proyecto de fin de carrera a Barney, podría licenciarse con matrícula de honor. La última sorpresita que me ha dado mi cachorro ha sido estremecedora. 


Todo sucedió el lunes por la tarde. Cuando me dispuse a ponerle las gotas con las que estamos tratando sus ojos me di cuenta de que el moflete izquierdo de Barney estaba muy hinchado. Parecía que tuviera paperas. Le rocé con suavidad la mejilla y me asombré al descubrir que estaba dura como una piedra. Debía dolerle muchísimo porque ante la caricia huyó despavorido hacia el recibidor. Salí en su búsqueda para observar qué le ocurría. Tras arduas negociaciones, mi cachorro accedió a dejarme examinar su moflete a cambio de un trozo de jamón york.



Explorando su mejilla descubrí con estupor que sólo se trataba de un grano, pero no de un grano cualquiera sino del padre de todos los granos de la galaxia. Era impresionante. Ni en todos mis años de instituto había visto algo así. Lo normal hubiera sido dejar pasar el tiempo hasta que la espinilla se hubiese secado por si sola pero aquel grano era de todo menos normal. Había reventado por tres puntos diferentes y supuraba pus a borbotones. Si da repelús leerlo ni os imagináis la aprensión que sentí yo al verlo y sobre todo, al olerlo. Ante tal panorama, me hubiera encantado volatilizarme pero hay veces en las que una mujer tiene que hacer lo que tiene que hacer y en esta ocasión me tocó tragarme los escrúpulos en favor de mi cachorro.

Apreté ese enorme grano para que saliera toda la pus. Barney presentaba una resistencia impropia en él. Yo intentaba tranquilizarlo mientras procuraba vaciar el grano completamente. La pus no dejaba de emanar por más y más que presionaba. Era repugnante pero finalmente, cuando mi estómago ya estaba del revés, cesó de fluir aquel líquido pestilente. Barney suspiró y yo suspiré. Limpié la herida con agua oxigenada y gasas estériles hasta que ésta dejó de espumear y para terminar le puse un poco de yodo.

Concluída la operación confirmé dos cosas: Que su cara seguía igual de hinchada y que la sanidad no es mi vocación. Afortunadamente y pese al hinchazón, Barney ya no se quejaba cuando le tocaba la mejilla por lo que supuse que después de todo no había ido tan mal. Pasadas un par de horas la inflamación bajó casi por completo. Barney se pasó todo el resto de la tarde durmiendo a pierna suelta.  Después de una maniobra de tal calibre cualquiera hubiera terminado agotado.

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

perro casa descansando ...

Alien en casa

Diviértete con este video en el que un perro de raza Bull terrier muy cómodamente se encuentra descansando después de muchas travesuras en el sofá favorito de su dueño, y al llegar este lo sorprende infraganti descansando quitado de la pena muy bien sentadito.

general

Cuidado con el dueño

Queridos amigos Tras varias semanas sin pasarme por aquí, me decido al fin a escribir un nuevo post. En esta ocasión os hablaré de algo que jamás había contemplado antes de decidirme a compartir mi vida con un Shar Pei pero que, sin duda, tendré muy en cuenta si en un futuro vuelvo a plantearme ampliar la familia con otro perro. Tener un Shar Pei es una experiencia maravillosa. Alegran tus ...

accesorios para perros bozal collar ...

Mi experiencia con el collar Halti

Hacía ya algunos meses que Barney salía muy revolucionado a la calle. Siempre se había portado muy bien durante los paseos pero últimamente estaba indomable. No le importaba ahogarse con el collar, ni que le interrumpiera la caminata cada dos por tres, ni que le corrigiera a base de golpecitos, ni nada de nada. En cuanto salíamos de casa, su única obsesión era echar a correr con todas sus fuerza ...

razas sobre perros

El día que compré a mi Shar Pei

p { margin-bottom: 0.21cm; } Hoy trataré un tema sobre el que llevaba varios días queriendo hablar pero que me he resistido a tocar hasta ahora un poco por pudor, un poco por mala conciencia: El día que compré a Barney. Nunca olvidaré la primera vez que vi un Shar Pei. Se trataba de un macho color chocolate que, tranquilo, acompañaba a su amo mientras éste desayunaba en una cafetería. Quedé cauti ...

general

El baño y otros secretos de belleza

Esta mañana, Barney ha hecho en el parque muy buenas migas con una Yorkshire la cual iba ataviada con un chubasquero rosa y un lacito en la cabeza. Mientras los dos disfrutaban revolcándose por el cesped, su dueña y yo manteníamos una efímera charla acerca de nuestras mascotas. Ella se lamentaba de lo que se estaba ensuciando su perrita y me explicaba el ritual de belleza al que iba a someterla cu ...

razas sobre perros

El color de mi Shar Pei

A mucha gente le llama la atención el manto de mi Shar Pei y es que su tonalidad no es muy común. Hasta hace poco tiempo ni yo misma tenía muy claro cuál era el color del pelo de Barney así que lo consulté con una criadora. La señora, me confirmó que mi cachorro es de color sable, como los pastores alemanes. Si cuando llegue a adulto mantiene sus dos colores diluidos pero sin mezclarse, lo podr ...

adiestramiento de perros cachorros perro en casa ...

El cachorro

¿A quién no le enternece un cachorro? Si eres una persona enamorada de estos peludos simpáticos, por lo general llenos de energía y siempre dispuestos a sacarte una sonrisa, con seguridad dejarás caer algún “ayyyy” cada vez que ves un peludo canijo, tambaleante y decidido a la vez. Y es que los cachorros tienen algo especial, que incluso hace que tener fotos de animales recién nacidos ...

salud cachorros espigas ...

El peligro de las espigas para el perro

¿Cuántas veces no has jugado a tirarte espigas cuando eras pequeño? Las que se quedaban pegadas en la camiseta era el número de novios que ibas a tener de mayor. Pues las aparentes inofensivas espigas, no lo son tanto. Por lo menos para nuestros perros, ya que pueden derivar en consecuencias preocupantes para su salud. No caí en su peligrosidad hasta que un día estaba esperando en el veterinario m ...

general

Cuidado que vienen curvas: Mareos del cachorro en el coche

Este fin de semana hemos estado fuera y nos ha sido imposible pasarnos por aquí hasta ahora. Los primeros viajes que hice con Barney fueron un suplicio porque solía marearse como un chiquillo pero esta vez vuelvo muy contenta. Los mareos en los cachorros son algo muy habitual y suelen resultar de la suma de factores como el estrés, la incomodidad y el desequilibrio entre lo que ven y lo que escuc ...