Mascotas

Blog de Gatos Felinus.cl Idea guardada 13 veces
La valoración media de 97 personas es: Excelente

¿Cómo bañar a un gato con pulgas?

thumb
¿Cómo bañar a un gato con pulgas?
Aunque los gatos son muy limpios pueden infectarse de pulgas. Para combatirlas es necesario conocer el ciclo de vida del insecto para poder eliminarlas eficazmente.
Las pulgas no tienen alas, son muy pequeñas y bastantes ágiles. Son parásitos externos que viven de la sangre de los mamíferos y pueden ejecutar saltos largos en proporción a su tamaño. En los gatos, tienen un color rojo parduzco.
Existen muchas variedades que pueden transmitir enfermedades como el tifus o la peste negra.

Ciclo vital:
Las pulgas pasan por un ciclo consistente en huevo, larva, pupa y adulto. La hembra deposita entre 15 y 20 huevos por día y hasta 600 en toda su vida. Los huevos depositados en el pelaje caen por todos los sitios donde el gato descansa, bajo el rodapié, los bordes de las alfombras, en muebles o en camas, dentro de los edificios; si se desarrollan al exterior  se refugian en grietas y hendiduras del suelo. De esta manera las pulgas estarán en aquellos lugares donde el gato deambule.

Para combatir las pulgas no solo hay que aplicar aceites, talcos o shampoos especiales, también es necesario limpiar y desinfectar las áreas donde camina el animal. Y complementar estos métodos con un buen baño antipulgas.

¿Cómo dar un baño antipulgas?
 
Por naturaleza el gato rechaza el agua y bañarlo suele convertirse en un verdadero problema sino se utiliza un método adecuado.
 
Antes del baño
Adquirir el shampoo especial o jabón antipulgas para gatos, que te recete el veterinario.
Cortar las uñas para que no hiera a la persona que lo bañe.
Comprar un peine de dientes finos especial para pulgas o piojos.
Conseguir algodón en pequeñas torundas para taparle sus oídos, a fin de que no le entre agua.

Preparación del lugar
 
Es recomendable usar tu cuarto de baño y cerrar la puerta para evitar que el felino pueda escapar.
Después, reúne lo siguiente:Una tina o bañera, con agua tibia, donde estará gato.
Dos trapos o toallas, una para secarlo y otra para poner en el fondo de la bañera.
Dos bandejas, una con agua tibia para enjuagar al gato y otra pequeña con agua caliente para depositar las pulgas que le hayas quitado.

Durante el baño
Conserva la calma.
Al iniciar, acaricia al animal en su lomo y detrás de sus orejas, para disminuir el estrés que le pueda ocasionar aplicarle el shampo.
Sumerge sus patitas en la bañera para que se acostumbre poco a poco al agua.
Aplica shampoo en el cuello del gato para evitar que las pulgas corran hacia la cabeza y continúa mojando las demás partes. Auxíliate con el recipiente que contiene agua tibia.
Da masaje con el shampoo en el resto del cuerpo y pon atención en la cabeza, cuello y rabo, pues las pulgas tratarán de esconderse en esos lugares.
Espulga con el peine especial, o con tus dedos, y arroja a los pequeños insectos en la vasija que contiene el agua caliente.
Después, enjuaga con abundante agua y seca muy bien al felino con la otra toalla que reservaste.
Por último, gratifica al gato con una caricia, un juguete o una galleta, para que su experiencia sea lo más agradable posible.

Si realizaste los pasos necesarios, el baño en futuras ocasiones podrá representar una experiencia de juego y relajación para tu mascota.

 
Fuente: este post proviene de Blog de Gatos Felinus.cl, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos