Mascotas

Blog de Gatos Felinus.cl Idea guardada 0 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

¿Cómo cuidar a un gatito recién nacido?

thumb

Si encuentras gatitos recién nacidos abandonados es natural sentir el impulso de levantarlos para brindarles protección y ayuda, pero ¡cuidado! Quizás esto no sea lo más adecuado, es necesario actuar con prudencia para el beneficio de los pequeños gatitos.

¿Qué hacer?
 
- No los toques: Si en un arranque de ternura los acaricias le impregnaras de tu olor, es muy probable que la madre los desconozca, rechace y abandone.
- Observa: Mira alrededor si la madre se encuentra cerca. Mantente a una distancia para no generar estrés en ella.
- Espera: Es probable que la madre regrese y se haga cargo.
- Cuida: Revisa que la madre y los bebés se encuentren a resguardo de la lluvia o de otros animales que los puedan lastimar.
 
Si después de un tiempo la madre no regresa, y los gatitos corren peligro de ser lastimados por depredadores, están a la intemperie expuestos a las condiciones climáticas, en riesgos de ser atropellados o en lugares peligrosos es hora de actuar inmediatamente.

Cuidar gatos recién nacidos es una labor de gran responsabilidad que requiere un trabajo intenso durante 24 horas hasta que los gatitos sean autosuficientes. Por lo que si no estás en posibilidades de cuidarlos es menester buscar una gata nodriza o buscar un albergue que pueda proporcionarle la ayuda adecuada.

Ahora bien, si la situación es que tú vas a proporcionarle los cuidados es apremiante tener en cuenta lo siguiente.

No regulan su temperatura. 
Los gatitos recién nacidos no tienen la capacidad de regular su temperatura por lo tanto se tiene que proporcionar los medios para que conserven el calor, de otro manera morirían de hipotermia.

¿Cómo lo ayudo?

Colócalos dentro de una caja cartón o de plástico de tamaño adecuado al número de gatitos que tengas, aproximadamente de 40 cm de alto para que los gatitos no escalen y corran peligro. Cubre el interior de la caja con trapos o cobijas limpias. Debajo de los trapos pon botellas de plástico llenas de agua caliente a no más de 38° C. Es importante cambiar las botellas que se van enfriando por otras calientes para mantener la temperatura.
Otra opción no muy favorable es colocar cerca de ellos un foco o bombilla, aunque esto puede deshidratarlos.

Alimentación
Los gatitos recién nacidos deben de comer cada dos horas. ¿Qué deben de comer? Lo mejor es la leche que la madre le proporciona pero ante la ausencia es necesario buscar la leche sustituta, y debe ser la leche especial para las gatitos recién nacidos. Existen en el mercado diferentes marcas en presentación en polvo o líquida. Es recomendable la presentación en polvo porque se prepara solo la necesaria, y la líquida tiene vigencia y en caso de no terminarse se echa a perder.

Ante lo imprevisto de la situación puede ser que de momento no se pueda adquirir la leche especial, lo que se puede hacer es hervir una taza de agua y agregarle una cucharada de azúcar, proporcionándole a los gatitos a cada uno el equivalente a media cucharada. Otra alternativa es hervir arroz blanco y darle únicamente el líquido. Se requiere darle de comer en un biberón, tetina o con una jeringa hipodérmica quitando la aguja.

La temperatura debe ser semejante a la corporal, 38° C. para que sea más agradable y facilite su ingesta. 

¿Cómo darle de comer?

Sea el tipo de alimentación que hayas conseguido,para darle de comer no lo coloques boca arriba como si fuera un bebé humano porque puede ahogarse

Toma al gatito, coloca una toalla sobre tu regazo o sobre una superficie plana, mantenlo en sus cuatro patas, y ofrécele el biberón o tetina, tratando que la postura sea la similar a la que tendría con la madre.
Al iniciar su toma de alimento el felino amasara, este es un mecanismo instintivo para estimular a la madre a que baje la leche, para que con sus uñas no te lastimen cúbrete con una toalla.
Cuida que durante el tiempo que lo estés alimentando el bebé no se enfríe, porque su digestión se hará más lenta.
                                                                                                        
Estimula esfínteres
En los gatitos recién nacidos sus esfínteres no han madurado y dependen del estímulo que la madre proporciona para que puedan defecar y orinar. Ante esto, después de alimentarlo toma un trapo humedecido en agua tibia y masajea sus genitales para que defeque y orine. Si el animalito no defeca ni orina considera llevarlo al médico veterinario para una revisión.
 
Da masajes
La madre proporciona un acicalamiento en el cuerpo del animalito, es recomendable que se le acaricie desde la cabeza hasta su cola. Este hará que el gatito camine más rápido.
 
Cuidar gatitos recién nacidos abandonados es una noble tarea, pero implica un arduo trabajo de tiempo completo, que te compensará la satisfacción de haber rescatado a estos animalitos de una muerte segura.
Fuente: este post proviene de Blog de Gatos Felinus.cl, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos