Blog de Barney2011 Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El día que compré a mi Shar Pei



Hoy trataré un tema sobre el que llevaba varios días queriendo hablar pero que me he resistido a tocar hasta ahora un poco por pudor, un poco por mala conciencia: El día que compré a Barney.

Nunca olvidaré la primera vez que vi un Shar Pei. Se trataba de un macho color chocolate que, tranquilo, acompañaba a su amo mientras éste desayunaba en una cafetería. Quedé cautivada ante su porte atlético y su serena mirada. Me gustó tanto, que no pude resistirme a pedirle a su dueño que me dejara acariciarlo, cosa muy poco habitual en mi. Desde ese mismo momento supe que si alguna vez tenía un perro sería un Shar Pei y empecé a informarme sobre ellos. Cuantas más cosas descubría de esta raza más convencida estaba de que se trataba del compañero perfecto para mi. No obstante, pasaron varios años hasta que se dieron las circunstancias apropiadas para poder darle a un cachorro todas las atenciones que requiere.

Cuando a finales del año pasado, mi marido y yo nos decidimos definitivamente a adquirir un cachorro consultamos cientos de anuncios en Internet en los que se ofrecían camadas hasta dar con este:

SHARPEI machos en venta sharpei machos por 390, pueden venir a verlos personalmente,,,,,,,,,,,,,,,,, VALENCIA Publicado:21-12-2010 12:15:23. 

(Sí, si el de la foto es Barney!)



Nos llamaron la atención dos cosas que nos llevaron a contactar con el anunciante: El precio (prácticamente la mitad de lo que habíamos visto hasta el momento) y la localización (todos los criaderos que conocíamos estaban muy lejos de nuestra ciudad). Les enviamos un correo pidiéndoles información sobre las garantías de los cachorros y nos contestaron lo siguiente (copio y pego)



hola las garantias son 15 dias viricas y 6 meses congenitas , microchip,vacunas,cartilla,desparasitados,factura de compra estoy en la provincia de castellon si quieres venir a verlos llamame al xxxxxxxxx.saludos.

Así que llamé y me indicaron que eran criadores especializados. La chica que me atendió me transmitió total confianza y me invitó a ver a los cachorros sin compromiso. Tras consultarlo con mi marido nos decidimos a visitarlos. Llamé a la chica otra vez quién me dio las señas exactas del criadero que, para mi sorpresa, resultó estar situado en un pueblo de Tarragona. Increíble, en el anuncio estaba en Valencia, en el correo en Castellón y en el mapa en Tarragona...

Llegó la fecha acordada y mi marido y yo subimos al coche con el dinero preparado, una camita para nuestro nuevo compañero y un montón de ilusiones. Cuando llegamos, nos desconcertó un poco la imagen del sitio. Me recordó a la granja donde mi abuelo tenía al ganado cuando yo era pequeña pero como no había visto ningún otro criadero hasta entonces, pensé que sería lo normal. Llamamos a la puerta y no nos abrió nadie. Sabíamos que había gente porque se escuchaba música y voces así que llamamos de nuevo a la chica por teléfono. Nos dijo que ella no había podido ir pero que su jefe estaba limpiando por ahí, que insistiéramos y seguro que nos abría. Insistimos, insistimos e insistimos pero ahí no abría nadie. Estábamos ya apunto de volvernos a Valencia con nuestro dinero, nuestra camita y nuestras ilusiones cuando quiso el azar que el tal jefe, saliera a la calle a mear justo enfrente de nosotros. Ante nuestra presencia, se guardó la pinga y nos saludó con efusividad.

El chico resultó ser un muchacho del este que a penas hablaba castellano. Nos invitó a pasar a una salita destartalada con un par de sofás y un ordenador y le pidió a un compañero en un idioma inteligible que nos mostrara a los cachorros. Al poco apareció el otro muchacho con Barney en una mano y otro hermoso Shar Pei, mucho más gordito y arrugado en la otra. Me deshice. Empecé a abasallar al jefe con las típicas preguntas que se hacen en estos casos pero a penas me entendía. Por un instante la mirada de mi marido y la mía se cruzaron y estuvimos apunto de salir huyendo. Aquel ambiente tan rancio no era para nada lo que habíamos imaginado y excepto aquellos dos adorables cachorritos que metieron con nosotros en aquella sala no vimos ningún otro perro en ningún momento. El chaval debió adivinar nuestras intenciones y se apresuró a posar a Barney en los brazos de mi marido. Su mirada espantada se llenó de ternura cuando comenzó a lamerle la cara. “Nos lo llevamos, qué carajo”

Le entregué al muchacho el dinero y a cambio me dio a mi cachorro, un pasaporte de la República Eslovaca (que se afanó en explicarme que era totalmente válido) dónde se indicaba que tenía todas las vacunas, el certificado del microchip, un albarán de compra y un par de raciones de pienso. Me informó de que en un par de días recibiría el resto de documentación por correo y nos despidió sin ni siquiera darle una caricia de despedida a Barney.

La documentación nunca llegó. Llamé varias veces a la chica reclamándosela hasta darlo por una guerra perdida. Busqué información a cerca del criadero en Internet y no encontré nada más que anuncios similares al que os he mostrado y un comentario en un foro de una muchacha que había tenido problemas con ellos.

Cuando llevé a Barney al veterinario me hicieron hacerle un pasaporte español y no sólo eso, también tuve que cumplimentar un impreso específico para perros que vienen de países del este (casi 60€) y revacunarlo de la rabia. Desde luego lo que creí ahorrarme en un principio lo terminé pagando en trámites burocráticos.

Aunque en un inicio quise hacer una compra responsable, no tardé en darme cuenta de que había contribuido a alimentar a una mafia que trafica con animales indefensos. Con esta entrada, lo único que pretendo es recomendaros que no cometáis el mismo error que cometí yo. Jamás volvería a comprar un cachorro en un sitio que no me transmitiera absoluta confianza.

No me siento nada orgullosa de haber adquirido a mi cachorro en esas circunstancias pero mentiría si dijese que no me reconforta verlo tan feliz en casa. Ahora, cuando le riño suelo decirle “Barney, o te portas bien o te llevo con los eslovacos”



Fuente: este post proviene de Blog de Barney2011, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Mi experiencia con el collar Halti

Hacía ya algunos meses que Barney salía muy revolucionado a la calle. Siempre se había portado muy bien durante los paseos pero últimamente estaba indomable. No le importaba ahogarse con el collar, n ...

Cuidado con el dueño

Queridos amigos Tras varias semanas sin pasarme por aquí, me decido al fin a escribir un nuevo post. En esta ocasión os hablaré de algo que jamás había contemplado antes de decidirme a compartir mi v ...

Noticias de Barney

Sabía que tenía esto un poco desamparado pero... ¿Tres meses sin escribir? ¡Qué dejadez la mía! Casi me da un síncope cuando he visto que todavía salía en portada el macro papiloma de Barney. ¡Pero ...

La familia crece

?¡Ohhh! ¡Que monada!? Exclamaba esta mañana una chica al cruzarse con mi Shar Pei. Enternecida, se ha agachado para acariciarle. Barney todavía zarandeaba alegremente su rabo cuando un estremecedor ch ...

Etiquetas: razas sobre perros

Recomendamos

Relacionado

razas sobre perros perros raza shar pei ...

Los perros Shar Pei

El Shar Pei, ese gracioso perro que cuando se acuesta parece una toalla, tiene su origen en China, y se remonta a, por lo menos, el siglos II...¡Antes de Cristo! Entre sus ancestros se encuentran los antiquísimos Mastines Tibetanos e incluso el Chow Chow, con quien, por cierto, comparte peculiaridades como la lengua color azul. Durante mucho tiempo los perros de la raza Shar Pei fueron usados como ...

razas sobre perros adiestramiento shar pei raza shar pei ...

Los perros de la raza Shar Pei

El Shar Pei, también conocido como “perro toalla”, es originario de China, y se remonta por lo menos al siglo II AC. En sus ancestros está el inmenso Mastín Tibetano y también el Chow Chow, con quien comparte la lengua azul, por ejemplo. Durante siglos el Shar Pei fue utilizado como pastor, cazador de jabalíes y guardián por los campesinos chinos. Aunque fueron fieles y útiles a lo lar ...

adiestramiento de perros cachorro consejos ...

Pautas básicas para la educación del cachorro

Parece mentira que crezcan tan rápidoAntes de decidirse a comprar un Shar Pei es frecuente que uno se interese por las particularidades de la raza. Recuerdo que antes de que Barney pasase a formar parte de mi familia yo misma devoré tropecientos libros y otras tantas webs en busca información y experiencias de otros propietarios. Me resulta muy curioso que ahora otros futuros dueños y papás primer ...

general acne adolescencia ...

Viviendo con un adolescente

Recuerdo que cuándo estaba en plena edad del pavo mi madre solía decirme ?Cuando eras pequeñita me daban ganas de comerte y ahora me arrepiento de no haberlo hecho? La verdad es que le di unos cuantos quebraderos de cabeza a la pobre mujer durante aquellos años locos. Ahora que convivo con un Shar Pei en plena explosión hormonal, entiendo mucho mejor el significado de aquellas palabras. En la vid ...

razas sobre perros

El color de mi Shar Pei

A mucha gente le llama la atención el manto de mi Shar Pei y es que su tonalidad no es muy común. Hasta hace poco tiempo ni yo misma tenía muy claro cuál era el color del pelo de Barney así que lo consulté con una criadora. La señora, me confirmó que mi cachorro es de color sable, como los pastores alemanes. Si cuando llegue a adulto mantiene sus dos colores diluidos pero sin mezclarse, lo podr ...

general

Cuidado con el dueño

Queridos amigos Tras varias semanas sin pasarme por aquí, me decido al fin a escribir un nuevo post. En esta ocasión os hablaré de algo que jamás había contemplado antes de decidirme a compartir mi vida con un Shar Pei pero que, sin duda, tendré muy en cuenta si en un futuro vuelvo a plantearme ampliar la familia con otro perro. Tener un Shar Pei es una experiencia maravillosa. Alegran tus ...

razas de perros razas exóticas de perros shar pei

El Shar Pei

Un perro sereno y equilibrado

Te contamos todo sobre el Shar Pei. Piel arrugada, cuerpo rotundo y movimientos lentos. Estas son algunas de las características de este perro oriental procedente de la milenaria China que algunos identifican con un hipopótamo con pelo o con una mezcla entre cerdo y perro.

adiestramiento de perros perros educar shar pei

Educar a un Shar Pei

El Shar Pei, también conocido como “perro toalla”, tiene su origen en Oriente, más concretamente en China, y tiene sus inicios por lo menos en el siglo II AC. En sus ancestros está el inmenso Mastín Tibetano y también el Chow Chow, con quien comparte la lengua azul entre otras características. Durante siglos el Shar Pei fue utilizado como pastor, cazador de jabalíes y guardián por los ...

general ataque bocado ...

Cuestión de imagen

Petra y Barney separados por una línea imaginariaTal y como habíamos planeado, este domingo mi marido, Barney y yo subimos al coche rumbo al campo. Petra, de quien os hablaba en el post anterior, nos esperaba en el monte junto al resto de mi familia. Trotta, la Bichón de mi tía, no nos pudo acompañar ya que estaba un poco malita. Unas amigas que hicimos durante nuestro paseo silvestre En cuanto l ...

perros en adopción

DUNA EN ACOGIDA O ADOPCION

Duna vive con Pancho y no les gustaría separarse así que, buscan una adopción conjunta porque su familia no puede seguir ocupándose de ellos. Ambos son obedientes, tranquilos, cariñosos.. lo tienen todo. Duna es una Shar Pei chocolate que disfruta mucho en largos paseos y siempre esta dispuesta a recibir mimos. Fecha de nacimiento: 09.07.2014 Tamaño: 45-50 cm Aprox. Raza: Shar Pei Pelo: corto Fot ...