Mascoweb Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Introducir un gato nuevo en casa

Cómo introducir un nuevo gato en casa A veces introducir a un nuevo gato en una casa en la que ya viven uno o más gatos, puede ser una tarea delicada. Los gatos conviven mejor cuando son parientes o se han criado juntos, por eso lo recomendable, si piensas adoptar varios gatos, es que sean de la misma camada.

En la mayor parte de los casos, planificar esta adopción es una misión imposible, ya que las adopciones se producen en momentos diferentes de nuestra vida. Cuando adoptamos un gato por primera vez no tenemos por qué tener claro que adoptaremos otro en un futuro y además no siempre adoptamos gatitos de primera edad.

Lo más frecuente cuando vamos a adoptar un nuevo gato es que ya contemos con un gato adulto, que tiene su espacio y que nada tendrá que ver con el nuevo gato que vamos a incorporar a la familia. 

Si este es tu caso, estás en el lugar indicado así que sigue leyendo.

Convivencia entre gatos dentro de la misma casa Aunque muchos gatos disfrutarán de la compañía de un nuevo amigo gatuno, otros se sentirán incomodados por la presencia de otro gato y lo considerarán un intruso.

Descubrir cuál de las reacciones tendrá tu gato al conocer al nuevo será cuestión de tiempo y deberás hacerlo bien para garantizar la buena convivencia.

Lo mejor que puedes hacer es reproducir la situación que se daría si los gatos estuviesen en libertad. ¿Y cómo hago eso?, te preguntarás, pues muy fácil:

Introduce al nuevo gato en casa de forma gradual y manteniéndolo aislado un tiempo prudencial. Los gatos que viven en libertad sólo aceptan a un nuevo miembro en su grupo después de que éste haya pasado un tiempo rondando por la periferia del grupo. Primero deben reconocerlo como un congénere y no como un extraño.
Cuando el nuevo gato se haya acostumbrado a la habitación en la que se encuentra aislado de forma temporal, permítele salir y explorar el resto de la casa, mientras mantienes tu gato encerrado.
Inicia la presentación de ambos gatos por tu cuenta: Lo mejor es que hagas tu la primera presentación sin necesidad ponerlos cara a cara.

Cómo presentar a dos gatos sin ponerlos cara a cara Para que tus dos gatos se conozcan sin necesidad de haberse visto puedes utilizar un par de toallas. Asigna a cada gato una toalla diferente y guárdalas por separado. Frota con la toalla la cara y los laterales de cada gato para que sus olores y feromonas se impregnen en ellas.

Una vez tengas una toalla con el olor de cada gato debes ponerla a disposición del otro gato mientras lo premias con caricias, juegos o la asocias a caricias.

Deja que el gato explore la toalla del otro y haz que la asocie a estímulos positivos.

Leer todo en el blog de mascotas

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos