Blog de fígaro Idea guardada 2 veces
La valoración media de 3 personas es: Excelente

Los peligros de los arañazos del gato: la Bartonella

Imagen 0

joxin / Flickr

Igual que con los perros, los propietarios de gatos debemos tener ciertas precauciones, especialmente cuando jugamos con ellos. Lo que siempre debemos tener en cuenta es no molestarles porque pueden sentirse atacados y podrían arañarnos como mecanismo de defensa.

A la hora del baño, es importante poner especial cuidado en las patas, garras y uñas, pero con mucho cariño. Y esto es porque ahí es donde se aloja una bacteria llamada Bartonella. Cuando nos araña, pero un arañazo profundo, la bacteria puede entrar en nuestra piel y contagiarnos. Si es así, los ganglios de la axila o cuello se inflaman, y podemos presentar malestar, dolor de cabeza, fiebre y falta de apetito. Esto puede llegar a durar hasta dos meses, por lo que se recomienda una visita inmediata al médico para que nos recete antibióticos.

Esta bacteria también es transmitida por insectos como las garrapatas, las pulgas, las moscas de la arena y los mosquitos. A día de hoy se conocen nueve especies que infectan a los seres humanos. 

Nuestro gato no nos arañará fuerte cuando jugamos con él, simplemente si se siente atacado y es molestado en exceso. Así que, te aconsejamos que no le hagas rabiar porque las consecuencias no son tan divertidas.
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos