Idea guardada 36 veces
La valoración media de 174 personas es: Excelente

Volver a casa y que te reciban así, no tiene precio...

Mirad la emoción con la que recibe este perro a su dueño, un soldado. El animalito no deja de llorar de la alegría de volverlo a ver, nadie como ellos nos ofrece esta fidelidad y amor. Eso sí, la pelota no la suelta :D


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos