Mascotas

Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

¡Esta gata es una auténtica niñera!

Amor a raudales. En este caso, una gata adora a un niño, tanto que ella decide que la hora del baño ha llegado para él, lamiendo toda su cabeza. Bonito gesto, ¿no?


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos