comunidades

Bóxer: características y temperamento



El bóxer es una de las razas más famosas no solo por su tamaño o su carácter, sino porque es un perro muy cariñoso, amable y divertido.

¡Por eso todos lo quieren como un miembro más de la familia!

Son muy inteligentes, leales, fieles y guardianes con su familia.

Les encanta jugar con los niños y por eso muchos lo describen como un cachorro, sin importar la edad que tenga.

Se trata de una raza de origen alemán, el cual en sus inicios era empleado para trabajo y compañía.

Pero también para la lucha con toros. Se dio a conocer por primera vez en el año 1850.

 

Conociendo al bóxer

Estos perritos suelen tener gran energía que emplean en juegos.

También son muy inteligentes, razón por la cual son activos y necesitan estar en constante actividad.

Son animales muy apegados a su familia y por eso los protegen siempre que es necesario, con gran lealtad.

Normalmente conviven muy bien con otros animales que habitan en la casa, pero para ello hay que criarlos teniendo en cuenta el ambiente en el que se desenvolverán.

Sin embargo, tienen cierta inclinación a atacar a otros perros y gatos por instinto si se dejan a su cuenta sin supervisión.

En ese sentido, es recomendable que los adoptantes los observen y vigilen en todo momento, o que preferiblemente siempre estén solos sin otros perros o mascotas.

Por lo tanto, si decides adoptar a un bóxer, lo mejor es que sea a un solo perro. 

No son animales que ladren a menudo, por lo que, si esto llega a suceder con insistencia, deben tener una buena razón para intentar comunicarse.

Por lo general, emplean gruñidos como parte de su lenguaje, aunque no necesariamente implica algo negativo, debido a que su manera de comunicarse es amplia.

 

Comportamiento del bóxer

El objetivo inicial en el desarrollo y la crianza de esta raza estaba dirigida a convertirlos en perros de pelea.

Sin embargo, resultó una raza bastante tranquila y amable con un comportamiento muy equilibrado, que lo hace sobresalir entre todas las demás razas.

Muy a menudo es un perro empleado en trabajos de servicios como, por ejemplo, de bombero, para ayudar en la búsqueda y rescate de víctimas de catástrofes.

Ellos se encargan de guiar para encontrar a los desaparecidos.

Es bastante leal e inofensivo con las personas, es decir, que son incapaces de dañar o lastimar.

Aunque es importante mencionar que son una raza un poco territorial, por lo que se recomienda mantener una vigilancia cuando tenga personas extrañas a su entorno, para evitar que se sienta incómodo o amenazado sin ningún sentido.

Esta característica lo convierte en un perro guardián ideal. 

Al ser juguetón, es un perro perfecto para los núcleos familiares que tienen niños, puesto a que tienen bastante paciencia como para convivir con ellos.

Además, les agrada su compañía y por eso siempre buscan atraer su atención.

Aunque son cariñosos y aman jugar, a veces pueden resultar un tanto ariscos en su trato, pero esto no significa que lo haga con malas intenciones ni que esté buscando agredir.

Se debe a su entusiasmo al compartir con la familia.

Es por ello que hay que entrenarlo para que aprenda a conocer su fuerza y controlarla.

Su carácter es muy alegre y sociable, pero el adoptante debe enseñarle a canalizarlo para que no se exceda.

Al ser un perro tan inteligente, muy pronto comprenderá la magnitud de su fuerza y será capaz de manejarla con cuidado cuando se encuentre con su familia.

Por esa misma inteligencia podrá seguir órdenes con facilidad y eso le permitirá compenetrarse con su familia de una manera íntima y muy funcional. 

 

Características físicas del bóxer

Pelaje

Este tipo de perros es ideal para personas que sufren alergias debido a que su pelaje es corto, lo que hace que no se le caiga con frecuencia.

Es muy suave al tacto y agradable.

Su color varía en cada ejemplar, llegando a verse en tonalidades marrones claras, negras y en algunos casos incluso atigrado.

Se han presentado ejemplares manchados de blanco por todo el cuerpo y con motas negras alrededor del hocico.

Son raros los casos, pero también hay perros albinos, aunque estos ejemplares no entran en los estándares de raza de la FCI, al ser casos específicos y poco comunes. 

 

Físico


Son perros medianos, pero según en el país que se encuentran pueden variar en talla y peso.

De cabeza pesada y fuerte.

Nariz pequeña de color negro. Está doblada, lo cual es una característica típica del bóxer.

Cuello musculoso y mandíbula potente. 

Patas fuertes y rectas.

Es braquiocefálico

De pelo brillante y muy corto.

El color de su manto es comúnmente leonado. También es común que tengan en su hocico una máscara negra.

Sus labios son gruesos, con el inferior con una caída suave.

De pecho amplio.

En cuanto a las patas, estas son amplias y con dedos fuertes.   

bóxer


Nota: Los machos miden entre 58 y 63 cm. En cuanto a las hembras son un poco más pequeñas.

Su peso está alrededor de 30 kilos en los perros machos y las hembras 25 kilos.

Ambos son robustos y altos.  

 

Consejos generales para cuidar a un perro de la raza bóxer


Ejercicios: Al tener una contextura vigorosa, debe someterse a ejercicios diariamente para mantener su salud. Además de practicar juegos que sean demandantes.

Espacio grande: No es aconsejable para personas que vivan en apartamentos pequeños, debido a que requiere espacios grandes. 

Clima: Es un perro que se desempeña mucho mejor en temperaturas cálidas y tropicales, por lo que el frío no le resulta favorable.

Pelaje: Al ser un perro de pelaje corto, resulta de fácil mantenimiento ya que no requiere grandes cantidades de champú o de tiempo para su cuidado.

Educación:  Aunque se trate de un perro muy cariñoso y de trato afable, no hay que caer en el error de consentirlo demasiado y descuidar su educación. Es imprescindible educarlo en la obediencia, así como la forma de socializar, de manera de evitar accidentes involuntarios en el trato con niños y otras personas. 

Esta educación hará más fácil su control, tanto por parte del perro como de parte del adoptante.

 

Problemas de salud del bóxer

Estos perros son propensos a sufrir de problemas de tipo cardíaco.

Y una de las afecciones más comunes que los aqueja es la miocardiopatía dilatada.

Suelen afectarle también tumores de la piel, entre otros que mencionaremos a continuación: 

Alimentación: Normalmente el bóxer consume grandes cantidades de alimento por lo que es imprescindible mantener una estricta vigilancia de su dieta para evitar la obesidad, sobrepeso y todos los problemas derivados. 

Problemas respiratorios: Son perros braquicéfalos, por lo que suelen tener problemas de tipo respiratorios, por ejemplo, el golpe de calor.

Comportamiento: Al ser tan apegado sentimentalmente a sus seres queridos y familia pasan un muy mal rato cuando se les deja solos durante demasiado tiempo, trayendo como consecuencia problemas de comportamiento que le llevan a destrozar las cosas que tenga a su alrededor. Esto lo hacen con el objetivo de drenar la ansiedad que les genera la soledad.

Genética: Hay algunos ejemplares que, por propensión genética, pueden llegar a sufrir de displasia de cadera y/o ataques epilépticos, por lo que debe vigilarse la posible aparición de esta patología. De antemano podría conocerse la tendencia si se tiene el antecedente familiar del ejemplar al momento de su adopción. La raza también tiene tendencia a desarrollar cáncer y torsión gástrica, siendo esta última prevenible al tener especial cuidado con los alimentos que se le proporcionan.

Por ello requieren de una dieta balanceada y de calidad y cumplir los horarios para comer de forma estricta.

 

Curiosidades del bóxer

Revista exclusiva

¿Sabías que el Bóxer disfrutó de una revista exclusivamente dedicada a esa raza?

Pues sí, en Alemania fue lanzada la revista “Der bóxer Blaster” en el año de 1904, la cual tuvo un gran éxito entre los amantes y admiradores de estos perros.

 

Escapistas por naturaleza

A los perros de esta raza no les gusta estar solos.

Por lo tanto, si el adoptante debe dejarlo en casa mientras va a trabajar por varias horas, debes asegurarte de que no tenga manera de escapar.

Es importante que tenga una valla alta que no puedan saltar con facilidad ni tener nada cerca que los ayude a pasarla.

Esta raza es muy atleta y si se siente solo no dudará en intentar salir en busca de compañía. 
 

bóxer
 

 

Descienden de perros que cazan osos

El bóxer fue desarrollado en Alemania y entre sus ancestros está el perro germano Bullenbeisser, que eran especialistas en la caza de osos.

También de jabalíes y ciervos.

A pesar de esta dependencia, el bóxer es un perro totalmente doméstico.

Además, sus rastros agresivos se fueron perdiendo con cada generación. 

 

Su nombre

El origen de la raza es poco claro, pero se presume que su nombre se debe a su semejanza cuando pelea.

Se dice que emula la manera en la que lo hace un boxeador humano al utilizar en preferencia sus patas delanteras cual si fueran los puños del deportista. 

Sin embargo, esta especulación se ve invalidada por el hecho que parece poco probable que, un país que era fuertemente nacionalista, colocara un nombre derivado de un lenguaje foráneo, sobre todo, cuando se trataba de un país rival como lo era Inglaterra.

También otra posibilidad del origen del nombre sea que derive del apelativo Boxl.

 

Tienen una leyenda relacionada a su hocico chato

La leyenda cuenta que Dios creó a los perros, pero durante el proceso pensó que hacia falta una raza con ciertas características.

Mientras moldeaba la arcilla para su creación, pensó que necesitaba un perro con potencia, velocidad, valor, y con gran nobleza.

Entonces fue en ese momento cuando se creó el bóxer.

Sin embargo, la arcilla se ablandó y Dios la apartó, pero el bóxer ya había escuchado todo, se sentía mejor que los demás y su comportamiento se tornó altivo. 

Entonces, ante esa actitud, las otras razas manifestaron su molestia y se lo hicieron saber al bóxer con muchas ofensas.

En ese instante, el bóxer de arcilla, aún blanda, se enfrentó al resto, pero, al golpearles, su hocico se acható.

Pero Dios, en vez de repararlo, lo dejó así con la intención de que aprendiera la lección. 

 

Para terapias

Este perro, a pesar de que algunos creen que puede llegar a ser peligroso, ha sido empleado en múltiples ocasiones como un animal de terapias, para que las personas puedan afrontar de mejor manera ciertas situaciones.

Su espíritu tan cariñoso y empático son excelente compañía en personas que sufren de depresión y otros trastornos.

Les gusta estar con humanos y no con otros perros:

Son una raza con gran sensibilidad a las emociones de las personas y por eso ocurre entre ellos y su adoptante un vínculo fuerte y muy cercano.

Por lo tanto, prefieren estar a su lado y no estar con otros perros jugando o simplemente conviviendo, sino que se mantendrán al lado de su humano en todo momento.

Esto sobre todo si su adoptante está triste o deprimido. 

 

Breve conclusión

Una vez que haya decidido tener como compañero un perro de la raza Bóxer, es sumamente importante que tomes tiempo para estudiar, analizar y comparar los diferentes criadores profesionales, y los métodos que utilizan para su reproducción.

Esto con el objeto de poder tener las mejores garantías de que se contará con un compañero que gozará de muy buena salud y que su procedencia sea de una línea alta de pureza.

De forma adicional, este criador profesional estará capacitado y dispondrá de toda la información básica necesaria que debe tener para comenzar a convivir con el animal, además de todos los detalles del historial de procedencia y familia del animal, lo que resultará de gran utilidad en caso de presentarse algunas de las complicaciones de salud mencionadas anteriormente.

De igual manera, permitirá programar estilos de vida que ayuden a prevenirlas o afrontarlas correctamente. 

Adoptar va mas allá de tener un nuevo compañero de vida, sino que un perro es una gran responsabilidad que debe enfrentarse con amor, cariño, para que el perro pueda tener una vida feliz a su lado como se la merece.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Fuente: este post proviene de Como educar a un cachorro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La ansiedad en perros es un problema muy común y que debemos saber identificar como adoptantes para evitar problemas emocionales en el animal. Los perros y los seres humanos pueden tener sensaciones m ...

Etiquetas: elección

Recomendamos