El loro, un exótico compañero

El carácter extrovertido y amigable de los loros hace que sean una de las mascotas que más se solicitan en las tiendas de animales. Además, pueden aprender a hablar y su reproducción no resulta complicada. Muchas son las especies que se encuentran disponibles en el mercado

 

Por esto, para saber cuál es la que más se adecua al tiempo, gustos y características del futuro propietario, es aconsejable consultar al especialista. Además, puedes averiguar cosas curiosas como por qué hablan los loros.

 

Antes de comprarlo...

 

Antes de decidir de forma definitiva que el loro va a ser nuestra mascota es imprescindible tener en cuenta que, a diferencia de otros animales de compañía como el perro o el gato, éste es un ave muy longeva. Su vida se prolonga alrededor de 50 ó 60 años, por lo que su dueño tendrá que estar en disposición de compartir gran parte de su tiempo con él. Así, se ha de desechar la creencia de que los loros son débiles y enfermizos.


 

 

Se trata de animales vivaces y activos que necesitan de la atención casi permanente de su propietario y de un entorno entretenido para poder desgastar su energía y satisfacer su curiosidad. De esta forma, si la mascota va a pasar sola la mayor parte del día es mejor sustituir el loro por otra que requiera menos atenciones. En caso contrario, se corre el riesgo de que éste desarrolle patologías como ansiedad, estrés o comportamiento destructivo.

 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que los loros que viven solos crean vínculos más fuertes con sus amos que los que están acompañados. Pero, sobre todo, se ha de evitar adquirir una de estas aves si presenta síntomas de poca salud como plumaje en mal estado, mirada perdida, pasividad, respiración entrecortada, delgadez, mucosidades, etc.

 

La jaula y su ubicación

 

Uno de los aspectos más importantes en el cuidado del loro lo constituye la elección de la jaula adecuada. La mayor parte de las que se venden en las tiendas son de tamaño demasiado reducido y, por lo tanto, incorrectas. El loro necesita un espacio amplio para poder moverse con cierta soltura. 

 

Por ello, la jaula ha de estar dotada de unas dimensiones que permitan al animal extender completamente las alas. Además, cuando éste se encuentre en el posadero, su cola no tiene que tocar el suelo. 

 

 

También se ha de procurar que esté elaborada con materiales resistentes y no tóxicos y no ha de tener ningún agujero o espacio abierto con el que el ave pueda dañarse. Es conveniente cubrir la parte inferior de la misma con papel para impedir que los parásitos se desarrollen y ha de estar diseñada de tal manera que el animal no sea capaz de acceder a sus propios excrementos.

 

Por otra parte, el hogar de esta mascota ha de contar con dos posaderos como mínimo cuyo diámetro tiene que corresponderse con el grosor de su pata. Los posaderos lisos de madera o plástico no son los mejores, puesto que originan la aparición de enfermedades en las patas e impiden el desgaste natural de las uñas. Se tienen que poner de tal forma que no hagan posible que el loro ensucie el comedero y el bebedero con sus excrementos.

 

En cuanto a su colocación, la jaula se debe situar en un lugar que disponga de luz y ventilación. Es preciso que el posadero quede a la altura de los ojos con el fin de evitar que el loro quede demasiado por debajo de las personas y genere tendencias agresivas al sentirse dominado.

 

 

Los juguetes

 

Como ya se ha señalado, los loros son animales muy intranquilos y necesitan juguetes para no aburrirse. Algunos de los más usuales son cascabeles, escaleras de madera, columpios o cuerdas. Para no ocupar la jaula con todos y dejar al animal sin espacio, lo ideal es ir cambiándolos temporalmente. Con esto, se conseguirá estimular la creatividad de esta divertida mascota.

 

 

 

Sin embargo, la mayor parte de los accesorios que se comercializan suponen un peligro considerable. Este es el caso de las cadenas con eslabones excesivamente grandes y las campanas con badajos que se pueden sacar, puesto que pueden ser tragados por estos pájaros.

 

 

El principal consejo a tener en cuenta es que los mejores juguetes son aquellos que están realizados con materiales naturales y cuyo tamaño está en relación con la edad del ave, así como aquellos de los que no se desprenden piezas que el loro pueda ingerir. También puedes encontrar accesorios tan curiosos como las mochilas para aves.

 

Atenciones principales

 

A la hora de brindar a un loro los cuidados que le son precisos, lo primero que hay que considerar es la limpieza. Ésta es fundamental para la buena salud del animal. Así, la jaula se ha de adecentar regularmente, al menos tres o cuatro veces a la semana. No obstante, los restos de excrementos y comida se tienen que eliminar diariamente. La desinfección con lejía o amoniaco se llevará acabo uno o dos veces al mes.

 


 

 

Para el buen mantenimiento del plumaje es imprescindible que el loro reciba directamente la luz solar pero, si el sol es muy fuerte, la jaula se ha de colocar a la sombra. Hay que seguir algunos consejos si se tiene como prioridad el bienestar de este animal de compañía. El primero de ellos, es el de no utilizar cadenas en el caso de que el loro esté fuera de la jaula. 

 

Además, no hay que  cortar las plumas en crecimiento, ya que esto produce dolor. Tampoco es recomendable no tener al ave lo suficientemente vigilado si no vive en cautividad, ya que los accidentes se producen muy fácilmente.

 

 

 

 

Imágenes/Flickr: Danny Chapman, Dtaylorcreative, Todd Ryburn, Kamil Porembinski, Karsun Designs Photography y Charles P

 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:

Relacionado

Muchas personas deciden tener un loro como mascota, estas aves son muy inteligentes y son especiales para las personas que pueden sufrir alguna alergia al pelo de perro o gato o que no cuenten con un espacio muy amplio para que los cuadrúpedos se ejerciten libremente. Cuidados para un loro Los loros son la mascota perfecta para las familias, esto se debe a que son excelentes compañeros y tambi ...

Te contamos que debes sopesar a la hora de elegir una jaula para tu loro. Dispón de un lugar cómodo, y con ello conseguirás un estado físico y emocinal óptimo para tu mascota.

Te contamos cómo conseguir adiestrar a tu loro de la mejor manera posible. Al contrario de lo que ocurre con el perro que lleva mas de 15.000 años entre nosotros. Un loro, aún siendo papillero, no está genéticamente preparado para ser una mascota.

El loro que mejor imita todos los sonidos, incluyendo la voz humana es el Gris Africano y por si no lo conocías, te lo presentamos a continuación. ¿Estás segura que podrías vivir con una mascota como él? ¿Y tus vecinos?

Los loros son aves exóticas y su tamaño puede variar mucho entre las diferentes especies. Los loros son animales domésticos y habituales en muchos hogares. Se trata de un ave muy sociable que si se entrena adecuadamente puede hablar. Quien tenga un loro en casa deberá utilizar una jaula o un espacio lo suficientemente grande para que se sienta cómodo. Nombre cientifico del loro: Psittacoidea Cara ...

Si te apetece enseñar a tu loro a decir algunas palabras, hay ciertas pautas que tienes que tener en cuenta. Es fundamental que sigas un cierto proceso cuando comiences a hacerlo para que los resultados sean positivos.Lo primero que tienes que saber es que hay ciertas razas de loros que son mejores habladores que otras, así que es importante saberlo. Las principales especies de loros que hablan El ...

Estas son las consultas más comunes que nos hacen llegar nuestros lectores sobre los canarios y otras aves domésticas. Necesitan vacunas? No hay vacunas que se den rutinariamente a los pajaritos domésticos. Pero aunque su ave puede no necesitar vacunaciones, si debería efectuarle exámenes veterinarios regulares para detectar parásitos, enfermedades, y deficiencias alimenticias, además de saber ...

Un loro que tiene todos los colores del Arco Iris en sus plumas. Efectivamente hablamos del loro Arco Iris, una especie exótica de lo más inquieta y más bella y colorida de nuestro mundo animal. ¿Quieres tenerla como mascota?

Te contamos todo sobre la psitacosis o fiebre del loro. Desde antaño, el ave ha estado siempre cerca del hombre. in embargo, el miedo a que las aves contagien enfermedades al ser humano, es cada vez mayor.