comunidades

Duecy, el gato con dos cabezas

Imagen 1


La naturaleza nunca deja de sorprendernos. Esta vez se trata de un pequeño gato con una anomalía muy poco frecuente. Fue rechazado al nacer por su madre y unos niños llegaron hasta él. Para su sorpresa, no era un gato normal, y fueron corriendo a enseñárselo a su madre.

Imagen 0


"Mamá, ¡hay un gatito con dos cabezas!", Stephanie Durkee no se lo podía creer. El síndrome se conoce como Diprosopus y es una enfermedad congénita que se da en muy remotos casos. No solo puede afectar a animales si no que hay casos de seres humanos que también la padecen. 

Imagen 2


El animal en este caso nació en Oregón, Estados Unidos. Ha sido adoptado por la familia que lo encontró y está siendo atendido con todo el amor que se merece a pesar de su malformación. Tiene dos caras, tres ojos, dos narices y dos bocas. Se alimenta por medio de una jeringuilla y de momento el veterinario afirma que goza de buena salud.

Imagen 3


Pocos gatos que se enfrentan a este tipo de anomalía llegan satisfactoriamente a la edad adulta. Los problemas en los pulmones suelen ser muy habituales, aunque hasta ahora, parece ser que tiene todos sus órganos vitales funcionando correctamente. Tenemos el ejemplo de otro felino que con este mismo problema alcanzó los 12 años de vida. 



¿Sabías que esto podía pasarle a un gatito?

__________________
Imágenes: Dotpod.com.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos