Blog de MarcosMendoza Idea guardada 12 veces
La valoración media de 45 personas es: Excelente

La orden de espera en el adiestramiento canino

Imagen 0


Es muy normal encontrarse en una situación en que tu perro obedece algunas de tus órdenes (ven, siéntate, dame la patita,…) pero se vuelve a ir tan buen punto lo hace, a veces sin siquiera recibir su premio. Eso es una falta de autocontrol, producto del estrés, el nerviosismo y la ansiedad. Puede parecer contento, pero si está hiperactivo y por tanto no puede parar quieto el tiempo suficiente para recibir una golosina…¡Es que necesita un poco más de autocontrol!

De por sí, enseñarle a tu perrito algunos trucos ya refuerza el dominio de sí mismo, enseñándole la disciplina necesaria para obedecer y ser dócil y diligente, pero hay perros a los que no les funciona, perros que son demasiado nerviosos y no logran aprender por los medios normales a ESPERAR.

Bien, pues de eso se trata esta orden. Puede parecerte una tontería, pero créeme…Lo necesitas. ¿Qué hay de visitar al veterinario y que tu perro no pare quieto? Bueno, le ordenas que espere y el profesional puede hacer lo que tenga que hacer. Suena mejor, ¿verdad?

Realmente no sólo te ayudará en el veterinario y la peluquería canina, enseñándole a esperar le indicas que las cosas suceden cuando tú quieres, haciendo que aguarde su recompensa hasta que decidas dársela, no antes. Esto refuerza tu postura como líder, ¿ves? Lo que consigue que tu perro sea un seguidor más dócil y anhelante de tu atención y tus elogios.

Así pues, enseñarle a un perro a esperar, especialmente a uno muy hiperactivo, puede parecer una odisea, pero en realidad sólo necesitas seguir unos pocos pasos para conseguirlo:

-          Coge unas golosinas y ponte una sobre la palma de la mano. Muéstrasela, pero cuando vaya a cogerla cierra la mano rápidamente, de modo que no la alcance. Pon mucha, mucha atención. Cuando deje de intentar coger la golosina lamiéndote, puede que tocándote con la patita e incluso lloriqueando, entonces le dices “espera” o la orden que quieras elegir, y le das la chuchería.

-          Repítelo varias veces, y después prolonga el tiempo de espera. Dale la orden y cuenta 1 segundo antes de darle la golosina. Si funciona varias veces, aumenta a 2 segundos. Luego a 3.

-          Llegados a este punto, no cierres la mano. Dile “espera” y enséñale la golosina. Es muy probable que quiera cogerla, así que cierra la mano, dile “espera” y vuelve a abrirla. Cuando intente alcanzar la chuchería impídeselo y dale la orden, hasta que no se lance a por la golosina sino que espere. Con que lo haga un solo momento es suficiente, puedes recompensarlo.

-          Empieza a prolongar el tiempo de nuevo, esta vez sin cerrar el puño a no ser que intente atrapar la golosina, hasta 5 segundos.

Y ya está, con esto verás que tu perro habrá aprendido a esperar. Llegados a este punto no necesitas enseñarle la chuchería, claro, ¡piénsalo! Llegas al veterinario, entonces le dices a tu perro que espere, y permanecerá quieto el tiempo al que lo hayas acostumbrado; cuanto más, mejor, ¡pero recompénsalo luego de su paciencia!

Por ahora esto es todo lo que tengo que decir sobre el tema, pero el adiestramiento canino está lleno de matices que pueden ser útiles para educar, controlar y mejorar el comportamiento de tu perro. ¿Quieres saber más? Suscríbete a mis consejos, son gratuitos y espero que muy útiles.

>>>Como Adiestrar a Tu Perro y Que OBEDEZCA<<<

Marcos Mendoza

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos