comunidades

Los perros también sienten emociones humanas

Los perros también sienten emociones humanas …

Imagen 0


Que pasaría si la sociedad empieza a saber que los animales SI tienen sentimientos ? en qué se traduciría ?   este estudio del neurólogo Gregory Bern , profesor de la neuroeconomía en la Universidad Emory de Atlanta ( USA ) aclara lo que muchos ya creíamos…

 

 

Los perros también sienten emociones humanas …

Durante los últimos dos años, mis colegas y yo hemos estado entrenando a varios perros para poder hacerles una resonancia magnética ,completamente despiertos y sin restricciones.

Nuestro objetivo ha sido determinar cómo funcionan el cerebro de los perros y , algo aún más importante , lo que piensan de nosotros ? los seres humanos ?

Ahora, después del estudio de una docena de perros, mi única conclusión ineludible es la siguiente: los perros son humanos ! también sienten.

Dado que los perros no pueden hablar, los científicos se han basado en observaciones de comportamiento para inferir lo que los perros piensan, es un tema difícil, no se puede preguntar a un perro el por qué hace algo, y tampoco se le puede preguntar cómo se siente.

 

La posibilidad de descubrir las emociones animales asusta a muchos científicos, después de todo, la investigación con animales es un gran negocio, siempre ha sido lo mas fácil eludir las preguntas difíciles sobre sensibilidad animal y sus emociones , ya que han sido incontestables .

Hasta ahora.

Al mirar directamente a sus cerebros , escaneándolo y sin las limitaciones del conductismo canino , la resonancia magnética puede decirnos acerca de estados internos, las resonancias se realizan en espacios cerrados, con ruidos molestos. A la gente no les gusta, además hay que mantenerse absolutamente inmóvil durante el procedimiento que suele durar un buen rato, En la práctica veterinaria convencional hay que anestesiar a los animales para que no se muevan durante un análisis, Pero, no se puede estudiar la función cerebral en un animal anestesiado, por lo menos no algo tan interesante como la percepción o las emociones.

Desde el principio, hemos tratado a los perros como a personas , tuvimos un formulario de consentimiento , que fue el modelo de formulario de consentimiento de un niño , pero firmado por el propietario del perro, hemos hecho hincapié en que la participación es voluntaria , y que el perro tenía el derecho de abandonar el estudio si quería, utilizamos sólo los métodos de entrenamiento positivos. Sin sedación , sin restricciones, si los perros no quieren estar en el escáner , podían irse. Igual que cualquier voluntario humano .

Mi perro Callie, rescatado de un refugio ,fue el primero , Callie era una mezcla de terrier negro , lo que se llama un ?Feist ? en los Apalaches del sur, de donde vino . Fiel a sus raíces ,prefería cazar ardillas y conejos en el patio trasero , Tenía una curiosidad natural, que probablemente le hizo acabar en un refugio.

Con la ayuda de mi amigo Mark Spivak , un educador de perros , empezamos a enseñar a Callie a entrar en un simulador de resonancia magnética que he construido en mi sala de estar, Callie prendió a caminar por las escaleras en un tubo , colocar la cabeza en una mentonera hecha a la medida , y mantenerse inmóvil durante períodos de hasta 30 segundos. Oh , y ella tuvo que aprender a llevar orejeras para proteger su sensibilidad auditiva de los 95 decibelios de ruido del escáner ?.

Después de meses de entrenamiento y un poco de ensayo en un escáner autentico, mi perra Calli nos premió con los primeros mapas de la actividad cerebral , durante nuestros primeros ensayos , se midió la respuesta cerebral de Callie a dos señales con la mano en el escáner.

En experimentos posteriores , pendiente de publicación , se determinó qué partes de su cerebro distingue los olores de los perros y los humanos.

Al poco tiempo, la comunidad local canina aprendió de nuestra búsqueda para determinar lo que los perros piensan y un año después , habíamos reunido un equipo de una docena de perros todos certificados para superar la prueba de RM .

A pesar de que estamos empezando a responder a las preguntas básicas sobre el cerebro canino, no podemos ignorar la sorprendente similitud entre los perros y los seres humanos , en la estructura y función de una región clave del cerebro : el núcleo caudado.

Rico en receptores de dopamina ,el caudado se encuentra entre el tronco cerebral y la corteza craneal, en los humanos, el caudado juega un papel clave en la anticipación de las cosas que nos gustan , como la comida , el amor y el dinero, pero, ¿podemos cambiar esta asociación y deducir lo que una persona está pensando simplemente midiendo la actividad caudado ?

 

Debido a la gran complejidad de la forma en que están conectadas entre si las diferentes partes del cerebro , no es generalmente posible fijar una sola función cognitiva o la emoción a una sola región del cerebro .

Pero el caudado podría ser una excepción, algunas partes específicas del caudado se destacan por su activación constante de muchas cosas que los humanos disfrutan, la activación del caudado es tan consistente que en las circunstancias adecuadas , puede predecir nuestras preferencias por la comida la música e incluso la belleza.
En perros , se encontró que la actividad en el caudado aumentó en respuesta a las señales con la mano que indican que tenemos alimentos , el caudado también se activa a los olores de los humanos conocidos , y en las pruebas preliminares, se activa para el regreso de un propietario que se había ausentado momentaneamente .

¿Estos hallazgos demuestran que los perros nos aman ? No del todo , pero muchas de las mismas cosas que activan el núcleo caudado humana se asocian con emociones positivas , también se activa el caudado del perro.

 

Los neurocientíficos llaman a esto una homología funcional , y puede ser un indicio de las emociones humanas caninas.

La capacidad de experimentar emociones positivas , como el amor y el apego, significaría que los perros tienen un nivel de sensibilidad comparable a la de un niño humano , y esta capacidad sugiere un replanteamiento de la forma en que tratamos a los perros.

Los perros han sido siempre considerados como una propiedad, aunque la Ley de Bienestar Animal de 1966 y las leyes estatales han elevado el listón para el tratamiento de los animales en USA , la opinión de que los animales son las cosas es bastante solida, se perciben como objetos que pueden ser eliminados , siempre y cuando se tomen las precauciones razonables para reducir al mínimo su sufrimiento.

Pero ahora , mediante el uso de la M.R.I.y alejados de las limitaciones del conductismo , ya no podemos ocultar la evidencia, los perros , y probablemente muchos otros animales ( especialmente nuestros parientes primates más cercanos ) , parecen tener emociones como nosotros , y esto significa que tenemos que reconsiderar el manejo y el uso que hacemos de ellos .

Una alternativa es reconocer una especie de personalidad limitada para los animales ya que muestran evidencia neurobiológica de sentir emociones.

La mayoría de refugios ya utilizan la etiqueta de “guía o tutor” para describir a los cuidadores humanos , la unión del ser humano a su pupilo el perro con la responsabilidad implícita para cuidar de el .

El resultado de no actuar como un buen guía es tener que separarse del perro .

Sin embargo, no existen leyes que cubren los derechos de los animales como pupilos , por lo cual el modelo de tutela que están usando los refugios tiene poco fundamento legal para proteger los intereses de los animales.

Sospecho que la sociedad actual está años luz de considerar a los perros como personas, sin embargo , las recientes sentencias del Tribunal Supremo han incluido hallazgos científicos que abren la puerta a esa posibilidad, en dos casos , el tribunal dictaminó que los delincuentes juveniles no pueden ser condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional, como parte de las sentencias , el tribunal citó pruebas de imágenes cerebrales que el cerebro humano no era maduro en la adolescencia, aunque este caso no tiene nada que ver con la sensibilidad del perro , los jueces abrieron la puerta a la neurociencia en la sala.

Tal vez algún día veamos un caso argumentando a favor de los derechos de un perro sobre la base de los hallazgos de imagen cerebral .
Artículo de Gregory Bern

Gregory Berns es un neurólogo profesor de la neuroeconomía en la Universidad Emory y autor de ” Cómo nos aman los Perros ?

La entrada Los perros también sienten emociones humanas … aparece primero en Alimentación Canina.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos