comunidades

Vigila la salud de tu gato

¡Miau! Aunque yo soy un gato muy listo que sabe escribir, los felinos somos animales incapaces de avisar a nuestros dueños cuando nos sentimos enfermos. Por eso, podéis realizar más o menos a menudo un chequeo en casa, y si notáis algo raro, llevarnos al veterinario.

Os cuento en qué tenéis que fijaros: nuestro pelo tiene que estar suave, y nuestra piel no debe tener sarpullidos, manchas ni eccemas. Para comprobarlo, levanta el manto en varias partes de nuestro cuerpo, y comprobar que todo esté en perfecto estado. Comprueba también las patas, ya que pueden clavarse cosas o irritarse por otros motivos.

Imagen 0


Los síntomas de que algo va mal en nuestro organismo son las heridas abiertas, la infestación de parásitos, la piel seca o sin brillo, la caída de pelo, las calvas o los bultos. Puede tratarse de esos problemas en sí, o ser una manifestación de algo más grave.

También hay que fijarse en el peso: el aumento o la bajada de peso repentinas, sin motivo aparente, pueden estar causadas por otras afecciones. También el sobrepeso puede provocar problemas de hígado, cardíacos u óseos.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos