Blog de Juan Sainz Idea guardada 0 veces
Valoración de esta idea: 0 votos No valorada

Cocker Spaniel Inglés: del campo a casa

Conoce sus características

cachorro

El Cocker Spaniel Inglés, cuyo nombre proviene de la palabra inglesa woodcock, que significa becada (un tipo de ave que cazaba con frecuencia), fue en el pasado un perro excelente para la caza, por su tenacidad y su habilidad para desenvolverse en ambientes difíciles, así como por su destreza a la hora de atrapar la pieza sin provocarle ningún daño.

 

Actualmente, el Cocker ha pasado al ámbito familiar, convirtiéndose en un perro de compañía por su carácter sensible, emotivo y educado. Así, en el hogar, el perro no tardará en acomodarse y convertirse en compañero inseparable de sus dueños, a quienes seguirá a todas partes. Esta raza tiene la característica de ser tranquilo en la convivencia y de mantener una buena relación con el hombre, siempre y cuando éste le proporcione el cariño y el mimo que requiere.

 

Buscando los orígenes de la raza

cocker blanco y negro
Las primeras noticias sobre el Spaniel se remontan al año 1300, descritas por Gaston Phebus. 500 años más tarde se produjo la diferenciación en siete razas: el Clumber, el Sussex, el Springer de Gales, el Springer inglés, el Field, el Irish Water Spaniel y el Cocker. Inglaterra reclama el origen de estos perros, sin embargo, parece ser que el término Spanyell se le dio en el año 1100 a un perro que fue importado de España al Reino Unido.

 

Asimismo, se pueden encontrar menciones a los spaniels en el siglo XIV, época en la que estos perros ya eran utilizados para labores de caza, en las cuales mostraban excepcionales características, con la cualidad de no separarse mucho de su dueño y de ser lento durante las batidas. Por esto, a los primeros ejemplares se les denominó perros del Medievo, de ballesta y halcón.

coker marrón

Fue a principios del siglo XIX cuando se le aplicó en Inglaterra el nombre de Cocker Spaniel o Cocker. Estos perros fueron muy apreciados en Devon y Gales por su pequeño tamaño, que favorecía su movilidad por la baja vegetación de estas áreas.

 

En 1892, el Kennel Club reconoció al Cocker Spaniel bajo esa denominación, apareciendo en el Stud Book. Aunque en sus orígenes el peso límite de estos perros era de 11,34 kg., en la actualidad se encuentra entre los 11 y 13 kg. La raza ha ido aumentando su estatura con el objetivo de cubrir mejor su trabajo y aumentar su fuerza y peso. No obstante, se le sigue clasificando como el enano fisiológico del gran epagneul, del cual conserva la forma encefálica y psicológica.

 

Conoce sus características

coker tumbado
Estamos ante un perro deportivo, fuerte, bien equilibrado y compacto. En ellos, la medida del suelo a la cruz y de ésta a la cola es igual, aproximadamente. Su cola se encuentra siempre en animado movimiento, sobre todo cuando sigue un rastro o no siente miedo ante las circunstancias.

 

En cuanto a su cabeza, es necesario explicar que posee un hocico cuadrado, situado a media distancia entre la nariz y el occipital y con el stop bien marcado. Sus pómulos no son muy desarrollados y la trufa es ancha para poder desarrollar bien el olfato. Su cráneo está bien desarrollado, no pecando de fino ni de tosco.

 

Esta raza suele tener los ojos grandes, brillantes y expresivos de color marrón o marrón oscuro con el fin de armonizar con el pelaje, por lo que nunca serán claros. El borde de los párpados se encuentra bien pegado.

Las orejas del Cocker Spaniel Inglés son de forma lobular y de inserción baja, a la altura de los ojos. Sus mandíbulas han de ser fuertes, sanas y completas. La mordida debe ser en tijera, es decir, que la cara interna de los incisivos superiores esté en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores, colocados en ángulo recto con los maxilares.

coker marrón
Su cuello suele ser moderadamente largo, colocado sobre sus hombros bien inclinados. Además, el cuello es sin papada y musculoso. Tras esos hombros oblicuos es posible ver sus extremidades anteriores con la principal característica de la rectitud. Las extremidades posteriores, también muy musculosas, serán redondeadas y tendrán una buena angulación en la rodilla. El corvejón, bien descendido, le permitirá un fuerte impulso. Sus pies contarán con almohadillas plantares gruesas, similares a las del gato.

 

En cuanto a su cuerpo fuerte y compacto, hay que decir que poseerá un torax bien desarrollado y un esternón profundo. Asimismo, las costillas serán bien arqueadas y el dorso corto, amplio y firme. La línea dorsal es descendiente levemente, desde el final del lomo hasta el inicio de la cola. La cola del perro, implantada ligeramente debajo de la línea dorsal, siempre estará recta, continuando con la línea dorsal, nunca en alto. Generalmente, ésta se encuentra amputada a una medida conveniente, ni demasiado corta, ni demasiado larga.

 

Su pelo es liso, sedoso y a veces ondulado. Posee flecos en las extremidades anteriores, en el cuerpo y en las extremidades posteriores por encima de los corvejones. Se puede ver a este perro en múltiples colores. En los ejemplares de color sólido sólo se permite una mancha blanca en el pecho. Su altura es de entre 39 y 41 cm., en los machos, y entre 38 y 39 cm., en las hembras. Su peso se debe encontrar entre los 13 y 15 kg.

 

Un gran corazón

coker negro
Su comportamiento, determinado genéticamente y por las actitudes adquiridas desde sus orígenes, es el de un perro no conflictivo sino bueno, dulce y afectuoso. Además, se caracteriza por ser un gran amigo de los hombres en general, y de los niños en particular. Asimismo, se observa en su comportamiento la cualidad de la obediencia y el respeto hacia las órdenes recibidas.

 

Por el hecho de haber sido educado para la caza, si se observa su comportamiento en el campo se percibe como fija su atención en toda especie de animales, debido a su inquietud y su instinto.

 

Esta raza tiene una gran facilidad para adaptarse al entorno, ya sea en el hogar o en el campo. Su carácter no es agresivo, por lo que es habitual ver esta raza de perro, una de las más vendidas tanto en España como en resto de Europa, en nuestra vida cotidiana.

 

Notas sobre su salud y mantenimiento

coker marrón
Por las características del pelo de esta raza, es conveniente peinarlo diariamente con el fin de evitar los nudos. Asimismo, se aconseja una sesión de peluquería cada dos meses como mínimo.

 

Sus orejas, especialmente delicadas, deben ser examinadas con frecuencia para detectar una posible otitis a tiempo, sobre todo en la época veraniega por el peligro que entrañan las espigas y las garrapatas. Asimismo, conviene limpiarles los ojos habitualmente.

 

En cuanto a la higiene, no se recomienda bañarle con demasiada frecuencia para no perjudicar la protección natural que le proporciona su pelo ante la suciedad y la humedad. Además, cuando se proceda a efectuar los baños se debe tener suma precaución para evitar que el jabón entre en sus ojos u orejas.

cachorro negro

A menudo, también hay que controlar su dentadura, evitando caries o el exceso de sarro. Para ello, se le pueden dar, de vez en cuando, cortezas de pan o galletas para perros. Con ello se conseguirá evitar, además, el mal aliento.

 

La actividad física es un aspecto de gran importancia en esta raza, por lo que se recomienda hacerle practicar ejercicio, mediante paseos realizados varias veces al día. La falta de ejercicio puede traerle graves consecuencias de salud al perro, como la obesidad.

 

En cuanto a su alimentación, es necesario tener en cuenta la tendencia a engordar de esta raza, por lo que la comida se debe administrar en su justa medida: de 200 a 250 grs. de carne y de 60 a 80 grs. de arroz o verduras cocidas.

¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Comentarios