comunidades

Cuando le llamas y no te hace caso… o quizá sí

En demasiadas ocasiones, nos enfadamos a la primera con nuestro perro porque pensamos que no hace caso, se muestra desobediente y no atiende a aquello que le pedimos. Le tildamos de cabezota y testarudo pero, es posible que no toda la culpa sea suya.

En esos casos debemos pararnos un momento y pensar que quizá nuestro perro no entiende lo que le estamos diciendo o que lo estamos comunicando mal. Tenemos la costumbre de hablar y hablar, cometiendo el error de creer que comprende todo lo que les decimos.

Muchas veces, llamamos a nuestro perro en la distancia, para que vuelva a nuestro lado sin indicarle claramente qué esperamos de él. Solemos repetir su nombre y el perro, incluso nos mira esperando algo más… La respuesta lógica de todo perro al oír su nombre será girarse para averiguar qué queremos de él. La pena es que muchas veces se nos olvida decírselo y los perros, al igual que nos ocurre a nosotros, no saben leer nuestras mentes. No vale decir “Luna”, “Luna” diez veces si realmente no le estamos informando de lo que queremos, que en realidad es “Luna ven”.

Llámalo una vez y espera. Nos solemos impacientar en cuanto no acude inmediatamente. Cuenta hasta 10 antes de volver a llamarlo. En estos casos, es bueno acompañarse de una voz alegre y del lenguaje gestual pues los perros son mucho más visuales que nosotros. No pasa nada por agacharnos o movernos, animando al perro, cuando estamos empezando, para hacer aún más atractiva la actividad.

Otro error común es utilizar diferentes palabras para un mismo fin: Ven, vamos, aquí, que te he dicho que vengas…. Con lo que terminamos confundiendo cada vez más a nuestro perro al tiempo que nosotros nos vamos enfadando progresivamente ante su desobediencia. El resultado suele ser que el perro aún tarda más en venir porque nota que estamos alterados y cuando lo hace, lo suele hacer mostrando señales de calma para intentar tranquilizarnos (se lame, viene agachado y despacito, gira la cabeza….) señales que nosotros confundimos con arrepentimiento por parte del perro por haberse portado mal. La comunicación ente perro y propietario es vital y debemos cuidarla. Muchas veces se rompe por culpa nuestra por no haber puesto el empeño suficiente en ser concretos y coherentes.

Durante el paseo, llámalo varias veces (sin abusar) y prémialo cada vez que acuda. Cógele del collar de vez en cuando y vuelve a liberarlo inmediatamente para que siga jugando. Si solo lo llamamos cuando nos volvemos a casa, enseguida aprenderá que nuestra llamada significa fin de la diversión y cada vez remoloneará más ante nuestras demandas. Si cada vez que regresa a nuestro lado, dejamos que pase de largo sin que exista contacto físico, será difícil agarrarlo en caso necesario pues habrá aprendido a zafarse y lo considerará un juego más.

Dunia es una perrita especial. Tiene un algo que enternece pero aún le cuesta soltarse. Tímida y miedosa con las personas, va mejorando poco a poco con la ayuda y trabajo de su madrina y estamos seguros que con tiempo y paciencia logrará superar todas las dificultades dejando ver el podenco que lleva dentro. Es una perra muy sociable con otros perros, así que para su adopción sería genial una casa con otro perro/a, con ellos se muestra tal y como es. Alegre y Divertida!



Si quieres acoger o adoptar a Dunia escribe a dan.asociacion@gmail.com





Fuente: este post proviene de Perrygatos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La clave para que la relación entre perros y niños dentro y fuera de casa esté marcada por el respeto entre ambos, radica en la supervisión y la educación (nunca en el miedo ni las prohibiciones). Por ...

Recomendamos

Relacionado

adiestramiento por qué mi perro...

¿Llamas a tu perro y no te hace ni caso? En este artículo vas a conocer la causa de este problema, además aprenderás a solucionarlo usando métodos de adiestramiento en positivo. Materiales Para solucionar este problema vas a necesitar: -Correa corta -Collar: de nylon o algodón, nunca un collar de castigo o pinchos. -Clicker: Cajita que hace un sonido característico, se usa para marcar determinad ...

adiestramiento canino modificación de conducta disfrutar del perro ...

Y es verdad… hay cantidad de perros que únicamente hacen lo que se les pide porque tienen un trozo de salchicha delante y saben que sentarse o quedarse tumbados tiene premio… Cuando enseñamos a un perro con comida no pretendemos que éste sea nuestro final. La comida es únicamente un medio para conseguir la educación del perro. La comida es la motivación para captar atención, para ayu ...

consejos

Escucha y serás escuchado, observa y aprenderás. Resulta irónico que muchos dueños piensen que sus perros los ignoran, cuando son los dueños quieres no están escuchando. Cuantas veces nos han dicho eso de “es que mi perro no me hace caso, no me escucha”. ¿Os habéis parado a pensar si vosotros escucháis a vuestro perro? En este post os traemos un par de recomendaciones muy sencillas pa ...

perros entrenamiento adiestramiento ...

Todos sabemos que enseñarle trucos o ejercicios de obediencia hace que estar cerca de ellos sea bastante divertido, pero lo que muchos no sabemos es que hay otros beneficios menos obvios. El entrenamiento en obediencia hace que nuestro perro nos vea como el líder además de ponerlo a trabajar mentalmente. Quizás muchos de ustedes se preguntarán cómo enseñarle trucos a un perro, así que hemos traído ...

dormir perro perro tranquilo dejar perro solo ...

¡Hola! Hoy os vamos a enseñar un pequeño truco para que nuestra mascota se quede tranquila cuando no estamos en casa. Muchas veces siendo cachorros o incluso mayores, al no estar nosotros se ponen inquietos y nerviosos, así vamos a ayudarles a pasar el rato que no estamos en casa. Lo primero: vamos a utilizar una prenda y un reloj. El reloj simulará el corazón de su madre o, incluso, nuestros prop ...

perros salud pasear ...

Lamentablemente, muchos propietarios que tienen la fortuna de tener una casa con jardín e incluso una gran extensión de terreno vallado, piensan en la posibilidad de adoptar a un perro porque “qué bien se lo pasaría un perro aquí, con el sitio que hay“, así que adoptan a un perro, le plantan una caseta de madera muy cuca y ya tenemos perro para toda la vida viviendo en el jardín. Pues ...

Consejos educación para adoptar

Nunca se debería molestar a un perro que está comiendo pero, puestos a trabajar con perros que protegen en exceso su cuenco, es importante recordar que es más fácil enseñarle a ser respetuoso con la comida, si nuestra mano, en vez de restar, suma. Si en vez de andar quitándole el cuenco cuando está en plena ingestión, generando tensión y conflicto, vamos haciendo pequeñas paradas, añadiendo el pie ...

perros alimentación salud ...

A medida que pasa el tiempo, hay más adeptos al veganismo o al vegetarianismo. Y entre estos adeptos, hay propietarios que obligan a sus perros a ser vegetarianos o veganos también. Pero esta radical decisión, ¿es acertada? Hay varias razones que llevan a una persona a ser vegetariana, pero la principal razón que lleva a este cambio de hábito es por moralidad (no comer animales), sin embargo, no s ...

mascotas tiempo libre

A veces me gusta salirme de mi temática de decoración o jardinería. Unas veces con las recetas (lo siento) y otras con post más personales como el de hoy. Muchos ya sabréis, no hay más que fijarse en la foto de perfil, que desde hace dos años hay un miembro más en la familia. Nuestra otra rubia favorita (la primera por supuesto es mi hija) Luna una golden retriever de más de 30 kilos que nos ha ro ...

Consejos educación Hoy os cuento

Una situación que se repite frecuentemente se da cuando llamamos a nuestro perro en la distancia, para que vuelva a nuestro lado, sin indicar claramente qué esperamos de él. Solemos repetir su nombre muchas veces y el perro incluso nos mira esperando algo más La respuesta lógica de todo perro al oír su nombre será girarse para averiguar qué queremos de él. La pena es que muchas veces se nos olvida ...