Blog de fígaro Idea guardada 1 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Parásitos internos en gatos

¡Miau, miau amigos! En este post voy a hablaros sobre la importancia de los parásitos internos en nuestros gatos. Estos afectan gravemente al aparato digestivo destuyéndolo y, por si fuera poco, son muy fáciles de transmitirse entre gatos y también entre personas. Este tipo de enfermedad degenera el intestino y el organismo hasta el punto en el que pueden provocar la muerte del animal.

Entre los principales tipos de párasitos podemos hablar de:

Áscaris: son gusanos redondos que se contagian por ingestión de huevos. Se multiplican en el intestino y van formando una especie de ovillos que destruyen el hígado y los pulmones.
Anquilostomas: están formados por una cabeza y numerosos segmentos. No se propagan de un gato a otro, sino que necesitan de un intermediario, por lo tanto, las pulgas juegan un papel fundamental.
Coccidios: se contagian a partir del contacto de un gato con los huevos del parásito, que están presentes en las heces de un animal enfermo.
Tricomoniasis: esta parasitología provoca un cuadro diarreico que afecta al intestino grueso de los gatos que puede tener una especie de moco o sangre.
Giardiasis: afecta tanto al intestino delgado como al intestino grueso. Se contagia por heces que están contagiadas o por nutrientes o agua contaminados.

Imagen 0

Como siempre, lo primero que debemos hacer cuando detectemos algún tipo de anomalía en nuestra mascota es acudir a un veterinario, para que ponga en tratamiento al animal y así poder evitar este tipo de enfermedades que incluso pueden acabar con nuestras vidas.

¿Vuestro gato ha tenido alguno de estos parásitos? ¿Ha habido solución para paliar su enfermedad?
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos