comunidades

Yoga para perros

¡Guau! ¿Cómo estáis amigos? Yo muy relajado porque estoy empezando a hacer yoga con mi dueño… sí, como lo oís. Gracias al yoga me relajo por completo, mejoro mi respiración y soy más dócil y obediente con mi dueño, además que estoy menos nervioso. Los perros no estamos exentos de sufrir problemas psicológicos como hipersensibilidad, hiperactividad, fobias postraumáticas, hiperapego, depresión, ansiedad de separación o conflictos jerárquicos, entre otros. Lo que os cuento es una adaptación del milenario yoga que ha propuesto la instructora de perros estadounidense Suzi Teitelman, que descubrió que a su perrito spaniel le gustaba seguirla durante los ejercicios que hacía.

Imagen 0


Este yoga se hace con la participación de los dueños. Entre las posiciones más comunes se encuentra la pose del perro: es una ‘V’ invertida. Luego, el dueño se flexiona sobre el perro y ambos realizan la ‘postura del niño’ que es sobre las rodillas y los codos. Se estiran hacia la izquierda, a la derecha y se levantan los brazos. Al finalizar, perro y dueño, se dan un pequeño 'achuchón' cariñoso.

Gracias a estos ejercicios el perro se relaja; las respiraciones del perro y el dueño se sincronizan; se mejora la relación; ayuda a la circulación, flexibilidad y movimiento; mejora la concentración y la obediencia del canino, etc.

Nunca olvidéis que no debeis forzar a vuetsros perros a que hagan cosas que no quieran. Os dejo un vídeo que quizás os inspire   

Y yo ahora me voy a hacer yoga… Ommmmh



¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos