comunidades

Todo lo que necesitas saber sobre la Leucemia felina

El virus de la leucemia felina  (que se suele transcribir como FELV, por sus siglas en inglés) es una enfermedad grave que puede incluso provocar la muerte del gato. El virus provoca una deficiencia del sistema inmune (inmunosupresión), éste afecta destruyendo y/o dañando las células del sistema inmunitario (glóbulos rojos y glóbulos blancos) y al sistema linfático. De ahí que los gatos infectados corran riesgo de desarrollar patologías como cáncer, anemia no regenerativa, etc.



Al tener un sistema inmunitario deficiente, si el gato tuviera otra enfermedad leve ( una rinotraqueitis leve), puede ser incapaz de luchar contra esta nueva dolencia y ésta complicarse en exceso.

El virus se afecta con mayor frecuencia a colectividades, grupos felinos (colonias, criaderos…), donde la infección es endémica (entre un 30-40%); siendo más alta la prevalencia en ciudad que en el medio rural.

El contagio de la leucemia felina

El virus no sobrevive mucho en el medio ambiente, el problema que se nos presenta  es un contacto directo y prolongado entre gato y gato. Gato infectado en contacto con gato sano.

Las fuentes de contagio del virus FELV son:

- La saliva: es una de las mayores fuentes de contagio de la leucemia felina (dado que es donde mayor concentración de virus hay). Durante el acicalamiento del gato hacia otros gatos o simplemente los restos que pueden dejar al compartir el mismo comedero o bebedero (cosas cotidianas), pero que suponen un riesgo alto para el contagio.

- Mordeduras: En peleas, el gato al morder puede inocular el virus en el torrente sanguíneo pudiendo llegar éste a la médula ósea.

- Secreciones nasales/oculares: como hemos dicho antes, so situaciones cotidianas en el día a día de los gatos (acicalamiento...).

- Deyecciones (orina y heces): pueden excretar virus en estas vías.

-Infección Intrauterina: Otra forma de contagio, una gata preñada (infectada por FELV), puede contagiar a sus crías cuando está gestando. También puede contagiar posteriormente durante el periodo de lactancia. 

Como pasa también con otros virus como el PIF, si la gata gestante tiene el virus de la leucemia felina se podrán provocar abortos o muertes neonatales.

Una vez que el virus se acantona en médula ósea el gato estará infectado de por vida, por lo que su sistema inmune puede quedar muy debilitado.

Como hemos dicho anteriormente, el virus al entrar en contacto con el torrente sanguíneo, afecta a la sangre, el sistema inmunitario queda muy debilitado, por esta razón permanece expuesto a infecciones oportunistas y a desarrollar enfermedades con un altísimo índice de mortalidad como son la leucemia (cáncer) y linfosarcomas. Por desgracia estas enfermedades tiene una esperanza de vida con tratamiento entre los 4 meses a los 3 años aproximadamente.

Por el contrario existen gatos que han estado en contacto con el virus y pueden desarrollar anticuerpos y hacerse inmune. Son gatos con un sistema inmunitario competente.



Síntomas de la leucemia felina

El virus de la leucemia felina puede afectar de diversas maneras. Hay una etapa inicial en la cual no se observan síntomas. Esto es entre las 2 semanas y los 3 meses pos-contagio.

- Pérdida de apetito
- Inflamación de ganglios linfáticos
- Signos gastrointestinales
- Anemia (se calcula que un 25%de gatos la desarrollan)
- Infecciones respiratorias
- Letargia
- Fiebre

La aparición del cáncer es gatos es de un 15% aproximadamente. El más común es el linfoma que puede provocar leucemia o tumores en:

- Intestino
- Riñones
- Ojos/ nariz
- Hígado
- Ganglios linfáticos.



Diagnóstico de la leucemia felina

En centros veterinarios se realizan habitualmente:

- Test (ELISA) que detectan las proteínas virales presentes en sangre. Se recomienda realizar el test a los 40 días después de que el gato esté fuera de la zona de riesgo (criadero, colonia, calle…). Según los últimos estudios se recomienda volver a realizar el test a los 4 meses después de realizar el primer test, aún siendo el resultado negativo.

- IFA (inmunofluorescencia): Un test que se realiza en laboratorios externos que detecta los antígenos virales (proteínas glóbulos blancos). La prueba se suele realizar cuando el test ELISA da como resultado positivo.

- PCR: Detecta el SDN infectado en las células del gato.

NOTA: 

- Si en el primer test ELISA, el gato da como resultado negativo, el gatito tiene un alto índice de ser negativo.

- Si el ELISA es positivo podemos hacer dos cosas:

. Realizar un contra-análisis en un laboratorio externo (IFA)
. Realizar un test ELISA a los dos meses

- Muchas veces no podemos confirmar el diagnóstico por análisis de sangre, dado que el virus se puede acantonar el algún órgano o médula. En estos casos (en algún órgano) se recomienda biopsia.

Tratamiento de la leucemia felina

Desgraciadamente no existe ningún tratamiento que pueda curar el virus de la leucemia. De hecho solo puede aplicarse un tratamiento de soporte para mantener la calidad de vida y los efectos que produce.

- Mantenimiento general:

. El mantenimiento de gatos con infecciones secundarias son importantes para el gato, de hecho muchas veces se necesitan tratamiento antibióticos más largos dado que la respuesta al tratamiento es más lento.
. Una dieta sana y equilibrada
. Evitar cualquier fuente de estrés.
. Evitar el contacto con enfermedades contagiosas (con gatos son vacunar).
. Tratamientos paliativos /inmunoreguladores/estimuladores de    defensas.
. Controles analíticos (revisiones anemias)
. Tratamiento parásitos (pulgas) por transmisión de enfermedades.
. Vacunación trivalente (rinotraqueitis, Panleucopenia, Calicivirus)

- Tumores:

.Quimioterapia: aunque en algunos casos tiene éxito, en gatos con FELV tienen un tiempo limitado.



Prevención de la leucemia felina

La vacunación:

Puede evitar la infección y la enfermedad. Actualmente en el plan de vacunación de las clínicas veterinarias está incluida.

Si el gatito está infectado, ya tiene anticuerpos de la enfermedad, en ese caso no servirá de nada la vacunación. De ahí la importancia de realizar los test diagnósticos.

- Si vamos adoptar un gatito:

Es importante seguir las indicaciones del veterinario y cumplir los períodos de cuarentena (separar al gatito nuevo hasta realizar el test)

- Casas de acogida:

Es importante asegurarse de que no vamos a meter ningún gato que no haya pasado la cuarentena y no se le hayan realizado los test pertinentes. ¡Muy importante el cuarentena!

Alternativas: ¿qué pasa si tenemos un gato leucémico?

- Si tenemos gatos negativos en casa y el gato que hemos acogido tiene leucemia, hay casas de acogida y asociaciones que pueden acoger y tratar a gatos leucémicos.

- Si no tenemos gatos y el gato que acogemos es positivo a leucemia felina, deberemos escuchar atentamente al veterinario y seguir sus indicaciones en cuanto a medicaciones, revisiones, controles analíticos periódicos.
 
Es un artículo del CENTRO VETERINARIO REYES MAGOS
Centro quirúrgico especializado AHC
Contacto: c.v.reyesmagos@hotmail.com  -   918835039 
Av. Daganzo, 4. Alcalá de Henares, 28806 (Madrid)
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos