Yolo Mascotas Idea guardada 2 veces
La valoración media de 25 personas es: Excelente

Cada cuánto tiempo debo llevar a mi perro al veterinario

La salud de nuestras mascotas es muy importante para nosotros, y así como nosotros necesitamos ir al médico, ellos también.

Una visita al veterinario asegurará que la salud de nuestra mascota se encuentre en niveles óptimos y que reciba las vacunas y los cuidados necesarios para su edad.

¿Cada cuánto tiempo se debe llevar una mascota al veterinario?

Todo dependerá de la edad y raza de tu mascota. Recuerda que no todos los animales son iguales y que algunos requieren cuidados más estrictos que otros. Sin embargo, hay una cantidad mínima de visitas al veterinario que un animal debe recibir por año o mes.

A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre este tema:

Cachorros

¿A qué edad se lleva un cachorro al veterinario?

Nuestras mascotas se consideran cachorros desde que nacen hasta el primer año de edad.La primera revisión de un cachorro debería realizarse aproximadamente a los 2 meses de edad.

Posteriormente, durante esa etapa, lo ideal sería que hasta los 6 meses de edad la revisión fuera una vez al mes. De esta manera, te asegurarás de que tu mascota recibe las vacunas necesarias y podrás prevenir o controlar cualquier enfermedad.

Adultos entre 1 y 10 años de edad

Todo va a depender mucho de la raza de la que se trate en cuestión, pero lo ideal es hacer una visita anual al veterinario a excepción de que sea necesario, por otras razones, alguna más. Si deseas llevar un control más pautado, puedes hacer dos visitas al veterinario cada año.

Adultos mayores de 10 años

Una vez que nuestras mascotas han alcanzado cierta edad son mucho más propensos a las enfermedades y otras afecciones. Así que, lo más recomendable es que la visita al veterinario se lleve a cabo al menos 2 veces al año.

Razones para llevar a tu mascota al veterinario: importancia

Cada mascota tiene necesidades diferentes respecto al cuidado de su salud, pero hay que tener en cuenta que, por lo general, son muy necesarias y de suma importancia las revisiones de un especialista.

Las visitas al veterinario se hacen con el fin de evitar futuras enfermedades o el desarrollo de infecciones que, a primera vista, puedan parecer inofensivas. Así que, ante cualquier sospecha, es mejor que llevemos a nuestra mascota a la consulta de un veterinario.

Revisión inicial


Cuando tu mascota sea un cachorro, tendrás que llevarlo frecuentemente al veterinario para que complete su ciclo necesario de vacunas (estas revisiones pueden variar según el profesional que atienda).

Si tu mascota ha sido adoptada, lo mejor es que cuanto antes vayas al veterinario para que realice una revisión en la que pueda descartar cualquier posible complicación de salud.

Vacunación anual

Conforme pasan los años, tu mascota deberá visitar al veterinario para los refuerzos de ciertas vacunas como la rabia, hepatitis, moquillo, parvovirus, leptospirosis y otras vacunas combinadas con las que protegerse de múltiples enfermedades.

Además, las visitas anuales al veterinario garantizarán que tu perro sea desparasitado y controlarás cualquier refuerzo que necesite. De esta forma, la salud de tu mascota estará garantizada.

Si no quiere comer

El apetito de nuestras mascotas suele ser voraz, por lo que si menguan sus ganas de ingerir alimento, será el indicador de que algo no anda bien.

Si observas que tu mascota tiene menos energía o que ha pasado más de un día sin comer, es mejor que acudas al veterinario.

Cuando ha sido mordido

Si tu mascota es mordida por otro animal, lo mejor es que te asegures de que no contraerá alguna infección por la mordedura y si necesita una inyección contra la rabia (recuerda que muchos otros animales puedan no estar vacunados contra la rabia).

Otros signos de alerta: ¿cuándo llevar a un perro al veterinario?

Cualquier cambio de conducta respecto al comportamiento de nuestra mascota puede ser indicativo de que algo no anda bien. Aquí mencionamos algunos síntomas de alerta a los que debes estar atento.

Cambios de conducta: agresión, nerviosismo o depresión.

Aullidos o gemidos.

Pupilas dilatadas.

Cambios drásticos de peso: aumento o disminución.

Aumento de salivación.

Diarrea o vómitos.

Dificultad para respirar.

Tos.
Fuente: este post proviene de Yolo Mascotas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Raza de perro Chihuahua

Origen del perro Chihuahua Originario de México, el Chihuahua es el perro más pequeño del mundo y una de las razas más antiguas. Puede que esté presente desde la civilización maya porque se han encont ...

Raza de perro Samoyedo

Origen del perro Samoyedo El Samoyedo es una de las razas de perro más antigua. El nombre de Samoyedo proviene de los pueblos samoyedos del norte de Rusia que fueron quienes criaron a estos perros. Lo ...

Raza de perro Bulldog inglés

Origen del perro Bulldog inglés El Bulldog inglés es un perro originario de las islas británicas desde antes del siglo XIII. Fue utilizado para pelear contra los toros hasta que esa práctica se prohib ...

Raza de perro Rottweiler

Origen del Perro Rottweiler Aunque su origen se encuentra en el imperio romano, la raza  Rottwailer proviene de Alemania. El nombre de Rotwailer proviene de la ciudad alemana de Rottweil. Desde el pri ...

Recomendamos