comunidades

¿Cómo ayuda nuestro perro durante el embarazo?


Cuando una mujer tiene una mascota y se queda embarazada, es lógico que le surjan ciertas dudas. ¿Tengo que alejarme de mi perro? ¿Será malo para el bebé
La respuesta es no. Por mucho que sorprenda, los animales son beneficiosos durante el embarazo para las futuras mamás. Eso, siempre y cuando se tomen medidas para evitar unos riesgos, que son mínimos. Las mascotas se convierten en un miembro más de la familia cuando llegan a nuestras vidas. No sería justo apartarlas de nuestro futuro hijo, después de todo el cariño y compañía que nos dan ¿Verdad?


 

Beneficios de tener un perro durante el embarazo

1. Te ayudará a mantener un equilibrio emocional. Algo que es totalmente necesario para evitar estrés y otros cambios de ánimo durante la gestación. 

2. Nunca te dejará sola. Tu mascota notará que hay alguien más ahí dentro y estará siempre a tu lado, cuidándote. Así, su compañía reducirá el riesgo de padecer depresión, gracias a la liberación de 'hormonas de la felicidad' o endorfinas.

3. Te beneficiará gracias a sus paseos diarios. Harás ejercicio a la vez que cubres sus necesidades básicas. Caminar diariamente y tener tu peso controlado es necesario para evitar complicaciones en el parto y reducir daños en bebés prematuros.

4. Inconscientemente, tener un perro te dará sensación de seguridad. Él siempre tendrá controlado quién entra y sale de casa, o quién es bienvenido y quién no.

5. Hará que tu hijo sea más fuerte de forma natural. Al exponerse a otro tipo de bacterias, tu bebé desarrollará mucho más su sistema inmunológico.

6. Te servirá de 'bebé piloto'. Un perro, al igual que un bebé, es totalmente dependiente. Estar con él será una buena una forma de prepararte para la personita que esta por venir al mundo.

7. Actuará como el guardaespaldas de tu bebé. Una vez que nazca, verás como tu mascota no permite que ninguna persona extraña se acerque al bebé.



 

Precauciones al tener un perro y un futuro bebé en casa

1. Tendrás que estar más atenta con los hábitos de limpieza de tu perro. Tan básico como importante.

2. Deberás llevarlo al veterinario para comprobar sus vacunas

3. Mantén sus 'besos' alejados. La saliva del perro contiene una gran cantidad de bacterias que hasta que nazca el bebé, es mejor evitar.

bblandia_retail Instagram ver



Como puedes comprobar, los beneficios de vivir con una mascota en casa durante el periodo de gestación, son mucho mayores que los riesgos. Así que, no te preocupes por nada más allá de su higiene y vacunas, y disfruta de tu embarazo. ¡Tu amigo de cuatro patas ya se encargará de cuidarte como el que más!
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos