Ayuda Felina Idea guardada 41 veces
La valoración media de 342 personas es: Muy buena

Cómo cuidar las patas de tu gato

Por lo general, los gatos tienen cinco dedos en cada pata delantera y cuatro en las traseras, lo que da un total de 18 dedos. Pero por una condición genética llamada polidactilia, algunos mininos tienen dedos de más. La cantidad extra varía, pero se estima que pueden tener de uno a tres en las patas delanteras y uno en las traseras.

Los gatos caminan apoyados en sus dedos, poniendo sus patas traseras exactamente donde pusieron primero las del frente, esto con el fin de dejar menos huellas al andar. La sensibilidad en sus almohadillas, sobre todo en temperaturas extremas, se conjuga a la perfección con la resistencia que generan en terrenos punzantes. Por esta razón, debes cuidarlos de pisos particularmente calientes o de la nieve.

En sus almohadillas tienen glándulas que segregan una especie de aceite con un aroma único que solo sus pares pueden detectar. También cabe mencionar que los gatos sudan a través de sus patas, no solo para estabilizar su temperatura corporal, sino en situaciones de ansiedad, como las visitas al veterinario o para marcar territorio.

Pata de un gato y sus almohadillas

Almohadillas de gato
Los colores de sus almohadillas corresponden con el de su cuerpo y reflejan la tonalidad de su piel. Los gatos negros tienen almohadillas negras, los blancos las tienen rosadas, y por ejemplo, los atigrados, suelen tenerlas combinadas entre sí.

El principal cuidado debe ser con sus uñas uñas. Ten presente que los gatos necesitan afilar sus uñas de manera natural, a él no se le gastan cuando camina, a diferencia de lo que pasa con los perros, así que los rascadores son de gran ayuda para que él se entretenga con sus uñas y no utilice tus muebles y/o cortinas.

La limpieza de sus patas debe ser primordial. Aunque es menos frecuente que los gatitos caseros salgan de su hogar para dar paseos, puede ocurrir. Los gatos de pelo largo también necesitan que sus dedos y sus almohadillas estén totalmente despejadas para que puedan caminar. Es importante revisar con detenimiento si no presentan heridas o cortadas que se les puedan infectar.

En tiendas especializadas en pequeñas especies es posible adquirir protectores de almohadillas que previenen la irritación en casos de mayor actividad o si presentan sensibilidad. También que les ayuden en la cicatrización de posibles heridas.

Fuente: este post proviene de Ayuda Felina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tipos de saltos que dan los gatos

La agilidad y elasticidad de los gatos les permiten dar diferentes tipos de saltos de acuerdo a la situación que se presente: Brinco.- Cuando un gato va a hacer un brinco, utiliza los músculos de las ...

La sexualidad en los gatos

¿Cómo saber si es gatita o gatito? La pubertad en los gatos. El apareamiento. ¿Cómo saber si es gatita o gatito? Cuando tienen poco tiempo de nacidos es muy difícil distinguir el sexo de los gatitos, ...

Leyendas felinas

La Casona de los Gatos (leyenda mexicana). El Rei dels Gats (leyenda catalana). El Rey de los Gatos (leyenda inglesa). Ngariman (leyenda australiana). El gato y el Arca de Noé (leyenda bíblica). L ...

Etiquetas: Consejos

Recomendamos