Ayuda Felina Idea guardada 32 veces
La valoración media de 37 personas es: Muy buena

Conformación del gato: todo sobre la anatomía felina

Los términos tipo o conformación de un gato se refieren a las características morfológicas y a la estructura del felino. En general, se toma en cuenta la forma y el tamaño del cuerpo y de la cabeza, las características de los ojos y de las orejas, el grosor y el largo de los miembros y de la cola, así como el grosor de los huesos y las características de la musculatura. De acuerdo a esto, se pueden agrupar o clasificar a las distintas razas de gatos en algunos tipos o esquemas de conformación, especialmente si están emparentadas entre sí.

Por un lado se tiene a los gatos de tipo “rechoncho” (tipo “cobby”), que regularmente tienen cabezas grandes, redondeadas y cortas, cuyas orejas suelen ser pequeñas. Son robustos, fuertes, grandes, pesados, anchos, de huesos gruesos y musculatura bien desarrollada. Tienen los miembros y la cola relativamente cortos y gruesos. Ejemplos típicos de razas con este tipo son el Persa, el Himalayo y el Pelicorto Exótico. En estas razas la modificación del cráneo ha sido importante al hacerlos completamente chatos, gracias a la crianza selectiva.

Por otro lado, se cuenta con los gatos de tipo “oriental” o "exótico”, en los que la cabeza es larga y estrecha, en forma de triángulo (cuyos vértices son la punta de la nariz y la punta de las orejas), con orejas grandes, puntiagudas y con la depresión fronto-nasal casi imperceptible. El cuerpo es delgado, ligero, estilizado y de forma tubular. Los miembros son largos y delgados, con huesos finos, al igual que la cola que es muy larga y delgada. La musculatura, aunque de buena consistencia, no es muy desarrollada y se encuentra pegada al hueso subyacente. Algunos buenos ejemplos de razas con este tipo son el Siamés, el Balinés, el Pelicorto Punto de Color y el Javanés. También en estas razas la crianza selectiva ha modificado su estructura, haciéndolas con cabezas y cuerpos muy estilizados y de huesos finos.

También se tiene a los gatos de tipo “intermedio” o también llamados “musculosos”, cuyas características no caen en los extremos del tipo del rechoncho y del tipo oriental. Su cabeza es redondeada y de longitud media, no muy corta, aunque en algunas ocasiones la cabeza tiene forma de “cuña modificada", es decir, con los vértices y los lados redondeados. El tamaño y por lo tanto su peso, son por lo regular medianos. Presentan cuerpos moderadamente anchos, fuertes, compactos y con músculos de buen desarrollo y excelente consistencia, con huesos de moderado grosor. Los miembros son proporcionados al cuerpo y robustos. La cola, al igual que el resto del cuerpo, es de buen grosor y por lo regular de longitud media. Algunos ejemplos de este tipo o conformación son el Europeo Doméstico, el Manx, el Burmés, el Bobtail Japonés, etc. y aquellas razas a las que en ocasiones se les llama “moderadamente exóticas” (Abisinio, Azul Ruso, Angora, etc.) o “moderadamente rechonchas” (Turco Van, Chartreux, etc).
 

Los ojos del gato

Forma y colores de los ojos

Existen básicamente tres formas o tipos de ojos en esta especie: redondos, almendrados (ovalados) y orientales (rasgados).


Algunas razas de ojos redondos son el Persa, el Himalayo, el Pelicorto Americano y el Pelicorto Británico. El Abisinio presenta los típicos ojos almendrados, mientras que el Siamés y la mayoría de las razas que se derivan de él, conservan los ojos orientales.

Asimismo, los gatos presentan una gran variedad de colores de ojos y estos colores, la mayoría de las veces, se heredan de forma independiente al color del pelaje. Se pueden encontrar ojos en distintos tonos de anaranjado (cobre y cobre brillante), amarillo (ámbar, oro y oro brillante), amarillo-verde, avellana, verde, verde-avellana, azul claro, azul intenso y azul-verde (aguamarina).

Algunas razas presentan exclusivamente un color de ojos, mientras que otras pueden tener una gran variedad de colores, que se combinan a su vez con distintos patrones y colores del pelaje. Estas combinaciones están bien estipuladas para la mayoría de las razas, pero existen diferencias entre asociaciones.

¿Por qué brillan los ojos de los gatos?

Por supuesto que no tiene que ver con aspectos sobrenaturales, sino que los gatos tienen una lente y una especie de espejo curvo situado detrás de la retina llamado "tapetum lucidum", que refleja un cono de luz hacia la fuente que lo ilumina.

Sus ojos "iluminados" los usa para persuadir depredadores, amedrentar presas y aumentar considerablemente la visión, ya que el tapetum lucidum aumenta entre 30 a 50 veces cualquier rastro de luz.

Los gatos no pueden ver en la oscuridad absoluta, pero gracias a lo anteriormente mencionado su visión es seis veces mayor a la del hombre. Para moverse en la oscuridad absoluta se ayuda del tacto y el oído.

¿Qué colores distinguen los gatos?


Parece ser que los gatos tienen visión dicromática, o sea que sólo distinguen dos colores, que serían verde y azul o rojo y azul.

En la oscuridad (no total) verían en tono de grises, aunque con mejor nitidez en cuanto a contorno y distancia.

Tal vez la única manera en que lo sabremos es cuando nos podamos comunicar con ellos de una forma entendible para ambas partes. O bien, cuando cambiemos genéticamente nuestros ojos y tener los de un gato.

El pelo del gato

Una de las principales características que tienen los gatos es el pelo, siendo ésta una de las bases más importantes para la identificación de las razas.

El color del pelaje depende del contenido en pigmento, los pelos que carecen de pigmento son blancos y los que cuentan con gran pigmento son de color negro. Los rojos, pardos, etc, resultan de cantidades intermedias de pigmento.


Los gatos pasan 1/3 de parte del tiempo en que permanecen despiertos lamiéndose el pelo, con ello logran permanecer limpios del polvo, dando como resultado un pelo suave y brillante, además de que eliminan el pelo muerto y las escamas de la piel, así como a los parásitos; estimulan la circulación sanguínea y el crecimiento de nuevo pelo.

El pelo además de dar un aspecto de belleza, también tiene otras funciones vitales como ser una barrera física entre el gato y el medio ambiente, protegiéndolo de heridas durante las peleas o accidentes, calor, frio, viento y la lluvia; ayuda a la realización de hazañas acrobáticas de salto y de caídas; además es un indicador de que el gato cuenta con buena o mala salud.

La mayoría de las razas de gatos tienen un aproximado de 200 pelos por centímetro cuadrado (si no me crees, atrévete a contarlos previo consentimiento de tu gato).

La primera capa del pelo yendo del exterior al interior es de una forma áspera, son los pelos más gruesos que tienen. En la espalda y los costados son dos veces más numerosas las capas de pelo, mientras que en el abdomen y el pecho no lo son. Otra capa es más lanosa pero corta y además tienen pelos un poco más cortos y no tan algodonosos que son el tercer tipo de pelo.

Las raíces de los pelos del gato están conectadas con su sistema nervioso a través de los folículos pilosos; cada pelo en la raíz cuenta con su folículo piloso. El que cada uno de los pelos estén conectados al sistema nervioso es muy importante, ya que cuando responden a alguna emoción o sensación tales como enojo, miedo, frío o excitación, los pelos de su cuerpo se erizan dando un aspecto áspero indicándonos que son parte de la primera capa de protección que tiene el cuerpo, además de que forman parte del Sistema Sensorial del gato.

Cuando un gato se esponja (eriza) se forman diferentes capas de pelo, una de ellas son las aristas del pelo, las cuales son un vello muy suave que está abajo del pelo, que les sirve de protección como si fuera una capa aislante y crecen en los folículos en grupo. La protección de la erección del pelo en tiempos de frío proporciona un aislamiento extra; a diferencia de los perros, a los gatos no los protege su capa de grasa, porque esta se acumula en su abdomen.

Los folículos pilosos tienen una glándula que secreta una sustancia llamada sebo o grasa, la cual se distribuye a todo lo largo del pelo dándole brillo, además el sebo contiene hormonas y colesterol; y cuando está en contacto con la luz solar, se convierte en vitamina D.

Los gatos obtienen parte del sebo por las grasas de los alimentos que ingieren, pero la acción adicional que hace la luz solar con el pelo es una fuente muy importante de vitamina D.

Otras importantes glándulas que tienen los folículos pilosos son las glándulas sudoríparas, las cuales producen un olor muy especial e individual, el cual es usado para marcar su territorio. Estas glándulas se localizan principalmente en el mentón, en las orejas y en la base de la cola (por eso los gatos frotan sus mejillas y cuerpo contra las personas y las cosas, no es realmente amor apasionado, sino marcar lo que considera de su pertenencia).

El crecimiento del pelo es constante, ya que tiene que irse renovando. Los gatos de pelo largo tienen un proceso de muda contínuo durante todo el año, mientras que en los gatos de pelo corto es más evidente en primavera, ya que mudan el pelo grueso que mantuvieron en invierno. Este patrón es menos obvio cuando el gato permanece en una casa que es muy caliente en su interior. Por eso muchos gatos caseros sueltan mucho pelo todo el año.

El pelo de los gatos impide que puedan eliminar efectivamente el calor por sudoración, por esto los gatos no sudan como nosotros; normalmente ellos regulan su temperatura por la evaporación de la saliva en el acicalamiento. Un signo de recalentamiento es que el gato se encuentra tirado o sus pisadas son húmedas, esto lo puedes solucionar colocándolo en un lugar fresco.

Existen partes del cuerpo del gato que modifican su aspecto debido al pelo, los más obvios son por ejemplo los bigotes de la cara, los cuales son ultrasensitivos además de ser más anchos que el gato. Los bigotes toman diferentes posiciones para expresar las emociones felinas.

Es muy probable que los pelos del lomo y de las patas delanteras sean igualmente sensitivos que los de la nariz y ayuden a que los movimientos del gato sean silenciosos en un territorio desconocido.

¿Cómo está conformada la piel en el gato?

La piel es la principal barrera física de protección contra el medio ambiente, además cuenta con otras funciones como sentir la sensación de dolor y presión. Es el órgano más extenso que posee el felino y cuenta con la mayor cantidad de receptores nerviosos por centímetro cuadrado.

La piel está formada por dos capas, las cuales son la dermis y la epidermis; en la dermis encontramos las raíces del pelo de los gatos y es la capa interior, mientras que la epidermis es la capa exterior y la principal protectora del cuerpo felino.

Las células que se encuentran en la epidermis están constantemente muriendo, por lo tanto tienen que ser renovadas continuamente. Las células muertas caen a través del pelo o son removidas durante el acicalamiento. Las personas alérgicas a los gatos realmente son alérgicas a esta descamación normal de la piel felina, no al pelo.

En la nariz y en los cojinetes de las patas, la epidermis es un 75% más gruesa que en el resto del cuerpo, por lo que esta parte no es extremadamente sensible a la presión ni a la temperatura. A diferencia de los perros, un gato no puede perder calor a través de la nariz.

El cuidado de la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo, tiene gran demanda de proteínas y nutrientes para mantener sus funciones. También actúa como depósito de agua, vitaminas, grasa, carbohidratos y proteínas. Por lo mismo, la piel es muy sensible a cualquier alteración de nutrientes.

La piel del gato es un órgano sensitivo primario para el tacto, la temperatura, dolor y comezón, además de proteger al cuerpo contra muchas influencias externas como bacterias, virus, sustancias dañinas y radiaciones UV.

El mantenimiento de una piel y pelo sanos no es sólo de interés estético, sino que es de extrema importancia para el bienestar general y salud de nuestro gato.

Los nutrientes más importantes para que la piel tenga una función normal son las proteínas, ácidos grasos esenciales (Omega-3 y Omega-6), zinc, vitamina A, vitamina E y complejo B.

Un alimento balanceado debe incluir los nutrientes necesarios para que nuestra mascota tenga una piel sana. Como en cada país hay distintas marcas y precios, no podría decirles cuáles son las que cubren las necesidades básicas, pero el médico veterinario de tu gato te podrá asesorar mejor.

Dentición felina

Como todos los felinos, los gatos son carnívoros, y como todos los carnívoros, los dientes están adaptados a su papel natural de desgarrar en trozos la carne de su presa y deglutirlos enteros sin masticarlos, pues sus dientes no están diseñados para un molido eficiente, por lo que la digestión se lleva totalmente en el estómago. Por eso, cuando vomitan su comida, lo hacen entera.

A los pocos días de vida, los gatitos no tienen dientes, les empiezan a salir entre la tercera y sexta semana de vida y hacia los dos meses de edad empiezan a mudarlos y salen los dientes permanentes. La sustitución es completa por lo regular hasta los siete meses de edad.

El total de dientes con los que cuenta un gato cuando es cachorro es de 28 y cuando es adulto es de 30. Cada diente tiene su nombre:

Caninos que los puedes identificar porque están debajo de la naríz y encima del mentón. Estos dientes son usados principalmente para matar a su presa y desgarrar la carne.

Siguen los molares los cuales se encuentran atrás de los caninos, en la mandíbula superior cuenta con ocho dientes mientras que en la inferior son seis, dando un total de catorce morales. Su función es cortar la carne en piezas más pequeñas para ser deglutidas.

Por último los incisivos, los cuales se encuentran entre los caninos, siendo doce, seis en cada mandíbula. Su papel es rasgar y desgarrar la comida.

Cuando los gatos comen comida enlatada no tienen la necesidad de usar los caninos, por lo que tragan directamente la comida. Cuando la comida es dura y seca (croquetas) suelen pasarla a los dientes molares para después deglutirla.

Un músculo importante que ayuda a los dientes es la lengua, la cual es áspera y abrasiva en la superficie. Su función es suavizar la comida y lamer la carne de los huesos.

Las uñas de los gatos

Los movimientos de los gatos son muy rápidos y ágiles para atrapar a su presa o para jugar, estos movimientos se deben al tipo de dedos que tienen, ya que cuenta con cinco dedos en las patas delanteras y cuatro en las traseras, los cuales estan muy bien equipados por uñas o garras las cuales únicamente en los felinos (menos los guepardos) son retráctiles a voluntad: normalmente cuando los gatos estan caminando las uñas permanecen ocultas, pero durante el acechamiento en la caza las utilizan como armas para detener o agarrar a su presa.

El gato es digitígrado, esto quiere decir que usan sus dedos en el momento que camina o corre sin apoyarse en el cojinete plantar, esto hace que sus movimientos sean silenciosos.

Las uñas son unas excelentes herramientas para escalar, pero son menos útiles para bajar, ya que están en forma de curva, por lo que es típico de que el gato al querer bajarse en vez de usar las uñas prefiera saltar; muchos dueños se preocupan al ver a su gato desesperado al no poder descender, pero los gatos aprenden a bajar como si estuvieran escalando pero en forma descendente.

Cómo trabajan las uñas

Cada dedo felino tiene en la parte inferior un cojinete, el cual está rodeado de pelo, este les da mayor sensibilidad y protección a sus dedos; cada dedo cuenta con una uña o garra retráctil a voluntad, esto se debe a un mecanismo de un ligamento elástico (tejido fibroso que une a un hueso con otro hueso), que se conecta al segundo hueso del dedo y están conectados por tendones (tejido fibroso que une a un músculo con un hueso) que se conectan a músculos de la pata. Cuando los gatos sacan las uñas se les puede observar una capa de piel (como una funda) por debajo, esto es porque están apretando el ligamento.

Hay ciertos estímulos que causan que los músculos jalen los tendones traseros, extendiendo los extremos del dedo y empujando las garras hacia adelante y hacia atrás. Al mismo tiempo, los tendones aseguran los dos extremos del hueso de manera que la articulación se haga rígida.

Únicamente en los gatos siamés las uñas no son completamente retráctiles, mientras que en las demás razas el gato puede hacer que en fracciones de segundo salgan o entren de su funda. El siamés tiene ligeramente salidas las uñas, lo que causa muchas veces que se atoren en la ropa, pero siguen teniendo el mismo mecanismo para sacar o meter sus garras.

El afilarse las uñas es un comportamiento instintivo de cuidado. Los gatos suelen afilarse las uñas en los árboles, postes y acostumbran regresar al mismo lugar donde se las afilaron. Cuando los gatos se mantienen en casa, buscan instintivamente un objeto para este propósito. Si no quieres que dañen los muebles por estarlos arañando, cómprale o fabrícale un rascador.

La oniquectomía

Existe una operación que realizan algunos veterinarios llamada oniquectomía, que consiste en extirparles las uñas a los gatos. Esta operación es muy cruel, ya que en primer lugar el quitarles las uñas les resulta muy doloroso durante la cicatrización. En segunda, si no se realiza adecuadamente es probable que las uñas vuelvan a crecer y se les entierren impidiéndoles caminar. En tercero, se encontrará incapacitado para defenderse de sus enemigos y no podrá cazar.

El aparato digestivo del gato

Como en todos los felinos, el tracto digestivo es pequeño pero eficiente, ya que permite que la digestión de la comida sea rápida y evita que se lleve un peso extra, otra razón más por la cual nuestro gato resulta ser muy hábil.


¿Cómo está formado el aparato digestivo?

El aparato digestivo del gato está formado por varios órganos:

Lengua.- Es el primer órgano que tiene contacto con el alimento. En su parte superior se encuentran las papilas gustativas, las cuales en el caso de los gatos son muy largas y un poco puntiagudas y hacia atrás. Cuando las usan con fuerza resultan ser muy rasposas, llegando a remover la carne de los huesos, pero si las usan gentilmente pueden servir para acicalarse. Al igual que los perros, los gato lengüetean los líquidos curveando la lengua, dándole forma de cucharón, sacando y metiendo rápidamente la lengua, con ello son capaces de meter el líquido a su boca. Si alguna vez te ha lamido un gato te habrás dado cuenta que su lengua es rasposa. Pues bien, es así porque tienen unos ganchos diminutos llamados "papilas abrasiva", que le permiten ya sea sujetar mejor una presa, desgarrar su comida, eliminar piel muerta cuando se asean y evitar tragarse sus propios pelos cuando se acicalan.

Dientes.- Se utilizan como herramientas. El colmillo es utilizado para sostener la presa por el cuello con su eficiente mordedura; los incisivos son utilizados para mordisquear y retirar las plumas, pelo o piel de la presa y separar la carne de los huesos. Los diez premolares y cuatro molares incluyendo los cuatro largos y puntiagudos colmillos, se mueven cortando como si fueran tijeras, de esta manera trocean la carne.

Esófago, estómago, intestinos y recto.- Una vez masticado, el alimento pasa directamente al esófago, que está conectado al estómago y este a su vez con los intestinos delgado y grueso (siendo parte de éste último el colon) y al final del sistema digestivo se encuentra el recto. Todos estos órganos forman una larga "manguera" dentro del cuerpo del gato.

Además, el sistema digestivo cuenta con unos "órganos accesorios" los cuales son el hígado y el páncreas, que ayudan enormemente a la digestión.

¿Cómo realiza la digestión el gato?

El bocado entra y es recibido por la lengua la cual degusta los alimentos, después es frenado por las piezas dentales, las cuales empiezan a moler y desgarrar la comida, mientras se humedece con la saliva para luego ser pasado al esófago, tubo por el cual el alimento viaja hacia el estómago, en donde es recibido por ácidos y enzimas digestivas, los cuales rompen el alimento en partículas más pequeñas. Estas partículas pasan a través del intestino delgado en donde el agua y los nutrientes son absorbidos pasando a la corriente sanguínea.

Los materiales de desecho son pasados al intestino grueso en donde se termina de absorver el resto del agua, de aquí pasan al colon y de ahí al recto, el cual se conecta con el ano, por donde los desechos salen en forma de heces.

Otros órganos importantes de la digestión son el hígado, asistiendo en la digestión de la grasa y el páncreas, que produce jugos gástricos y algunas hormonas como la insulina.

El hígado es un órgano asombroso, tiene muchos roles en varios sistemas: Reserva vitaminas y nutrientes, disminuye los azúcares y elimina toxinas, además de producir bilis (sustancia que ayuda a la digestión) y asiste a la absorción de grasas.

Otro importante sistema que ayuda a la digestión es el Sistema Urinario. Su función es vital, ya que ayuda a mantener la adecuada cantidad de agua en el organismo y mantenerlo en un balance químico. Los riñones filtran varios productos de desecho en la orina, que es llevado a lo largo de los uréteres a la vejiga y fuera del organismo del gato por la vía uretral.

El sistema circulatorio del gato

Para que nuestro gato cuente con su resistencia, agilidad y velocidad, es necesario que oxigene todas las células de su organismo, todo ello se logra por medio de la circulación sanguínea, la cual consta de una bomba (corazón), que está dividida en cuatro compartimientos: dos Aurículas y dos Ventrículos, además de dos válvulas que permiten el paso de la sangre y el no retorno de ella en la parte interna del corazón.

También están los pulmones, el izquierdo se divide en dos lóbulos y el derecho que se divide en cuatro. Dentro de los pulmones encontramos capilares pulmonares y alvéolos, los cuales se encargan del intercambio de dióxido de carbono por oxígeno.

La sangre circula por tres tipos de vasos sanguíneos: Arterias, venas y capilares:

Por las arterias circula la sangre que sale del corazón, es decir, la sangre oxigenada.

Las venas conducen la sangre hacia el corazón, por lo tanto, no está oxigenada.

Un capilar es el tipo más pequeño de vaso sanguíneo. En ellos tiene lugar el intercambio de sustancias entre la sangre y las células del cuerpo. Los capilares son tan pequeños que solo se pueden ver con microscopio.

La conexión entre el corazón y los pulmones es por medio de la vena y arteria pulmonares. Este es el único caso que sucede lo contrario, la vena pulmonar lleva sangre oxigenada y la arteria pulmonar lleva sangre no oxigenada. Aunque parezca que tienen los nombre invertidos, en la vida intrauterina no tienen los nombres al revés y por eso se quedan con sus nombres originales.

La sangre que entra al corazón por la Vena Cava procede de la circulación general, es lo que se llama "sangre venosa" (sangre con poco oxígeno ya que lo ha dejado a su paso en diferentes órganos), entra a la Aurícula Derecha, abre la Válvula Derecha, pasa por el Ventrículo Derecho y es bombeada a la Arteria Pulmonar, la cual también cuenta con una válvula llamada Válvula Pulmonar, pasa por esa válvula y llega a los pulmones.

En los pulmones, la arteria se va dividiendo en pequeños tubos llamados Capilares Pulmonares, los cuales están estrechamente relacionados con los Alvéolos; ahí se encargan de intercambiar el dióxido de carbono por oxígeno.

Una vez oxigenada la sangre, regresa por la Vena Pulmonar (la única que lleva sangre oxigenada) hacia la Aurícula Izquierda, se abre la Válvula Izquierda para dejar pasar la sangre, llena el Ventrículo Izquierdo y es bombeada hacia la Arteria Aorta, la cual también cuenta con una válvula llamada Válvula Aórtica. Por la Aorta sale la sangre oxigenada, siguiendo el curso de la circulación sanguínea al resto del organismo.

El tiempo que tarda un glóbulo rojo en salir del corazón, recorrer todo el organismo y regresar al corazón es de 7 segundos. Sumamente rápido en comparación con otros animales, como en los perros donde tarda 16 segundos. Es así porque el gato es un animal pequeño y su metabolismo es mucho más rápido. Esta velocidad le permite ser un atleta explosivo y veloz.

El encéfalo del gato

El encéfalo es la masa nerviosa contenida dentro del cráneo, y en el caso del gato comprende:

Cerebro.- De 20 a 28 grs de peso, es compacto y redondeado en la parte posterior, con un polo anterior trunco. Mide 35 mm de largo, 37 mm de ancho y 26 mm de alto. El contenido de agua del cerebro alcanza el 80%, las proteínas representan del 9 al 11% y la grasa el 6%. En la parte mediana profunda del cerebro se encuentra el hipotálamo, que controla el sistema endócrino.

Cerebelo.- Se encuentra en la parte trasera del cerebro, interviene en la actividad postural. Su superficie está está dividida en láminas anchas y pesa entre 3 y 5 grs.

Médula espinal.- Es un cordón blancuzco y cilíndrico, que se encuentra en el interior de la columna vertebral y pesa entre 7 y 9 grs. De cada costado de la médula espinal emergen las raíces de los nervios raquídeos. En el interior, corren las vías sensitivas motoras y de asociación.

Musculatura y desplazamiento del gato

Al igual que todos los felinos, el gato es carnívoro. Su dieta es más estrictamente carnívora que la del perro. Para cazar sus presas, el gato es capaz de movilizar sus 279 huesos y 30 dientes con fuerza, velocidad y precisión. Ha desarrollado una musculatura muy potente, que se apoya sobre un esqueleto bien adaptado al salto, a la escalada y al combate.

El gato desarrolla una fuerza considerable con respecto a su peso, en un lapso muy breve. En cambio, no puede mantener este esfuerzo durante demasiado tiempo dado que, como todos los felinos, el gato tiene poca resistencia.

De un salto, puede alcanzar alturas impresionantes con respecto a su talla y, ayudándose de las uñas, puede trepar a lo largo de un tronco vertical. Sin embargo, el camino contrario le plantea una dificultad que a veces no puede vencer. Por ejemplo, un gato asustado que ha trepado a la copa de un árbol puede ser totalmente incapaz de descender.

La coordinación de la contracción de los diferentes grupos musculares es una condición importante del éxito de un combate. En el gato, esta orquestación llevada a cabo por el cerebro y cerebelo es muy eficaz, y permite movimientos de gran precisión, incluso a alta velocidad, y cambios rápidos de dirección de un movimiento.

Aparato locomotor del gato

El aparato locomotor está constituído por el esqueleto, las articulaciones y los músculos, que hacen que las piezas óseas se muevan unas con respecto a otras.

Esqueleto y huesos:

El tejido ósea (tejido conjuntivo cuya sustancia fundamental está calcificada) tiene una función de sostén, dado que constituye la casi totalidad del esqueleto, y una función de protección, particularmente del sistema nervioso central y de los órganos torácicos. Por otra parte, participa en la regulación del metabolismo fosfocálcico. Además, en el interior de los huesos se encuentra la médula ósea, que origina las células sanguíneas.

El esqueleto del gato comprende entre 279 y 282 huesos, los cuales son generalmente alargados y delgados, pero de gran resistencia.

Articulaciones:

Flexibilidad y amplitud de movimientos excepcionales. Las patas pueden efectuar una rotación completa sin riesgo de dislocación. Esqueleto muy flexible, con una cola que puede adoptar cualquier posición. Por lo general, los gatos tienen cinco dedos en cada pata delantera y cuatro en las traseras, lo que da un total de 18 dedos. Pero por una condición genética llamada polidactilia, algunos mininos tienen dedos de más. La cantidad extra varía, pero se estima que pueden tener de uno a tres en las patas delanteras y uno en las traseras.

Los gatos caminan apoyados en sus dedos, poniendo sus patas traseras exactamente donde pusieron primero las del frente, esto con el fin de dejar menos huellas al andar. La sensibilidad en sus almohadillas, sobre todo en temperaturas extremas, se conjuga a la perfección con la resistencia que generan en terrenos punzantes. Por esta razón, debes cuidarlos de pisos particularmente calientes o de la nieve.

En sus almohadillas tienen glándulas que segregan una especie de aceite con un aroma único que solo sus pares pueden detectar. También cabe mencionar que los gatos sudan a través de sus patas, no solo para estabilizar su temperatura corporal, sino en situaciones de ansiedad, como las visitas al veterinario o para marcar territorio.

Los colores de sus almohadillas corresponden con el de su cuerpo y reflejan la tonalidad de su piel. Los gatos negros tienen almohadillas negras, los blancos las tienen rosadas, y por ejemplo, los atigrados, suelen tenerlas combinadas entre sí.

El principal cuidado debe ser con sus uñas uñas. Ten presente que los gatos necesitan afilar sus uñas de manera natural, a él no se le gastan cuando camina, a diferencia de lo que pasa con los perros, así que los rascadores son de gran ayuda para que él se entretenga con sus uñas y no utilice tus muebles y/o cortinas.

La limpieza de sus patas debe ser primordial. Aunque es menos frecuente que los gatitos caseros salgan de su hogar para dar paseos, puede ocurrir. Los gatos de pelo largo también necesitan que sus dedos y sus almohadillas estén totalmente despejadas para que puedan caminar. Es importante revisar con detenimiento si no presentan heridas o cortadas que se les puedan infectar.

En tiendas especializadas en pequeñas especies es posible adquirir protectores de almohadillas que previenen la irritación en casos de mayor actividad o si presentan sensibilidad. También que les ayuden en la cicatrización de posibles heridas.

Músculos:

Organos activos del movimiento: Son contráctiles, es decir, capaces de acortarse temporalmente bajo la influencia de un estímulo. De esta manera, pueden movilizar los elementos anatómicos de los huesos sobre los que están insertados. Además, son elásticos y provistos de tonicidad; contribuyen a dar al gato su conformación y sus actitudes características.

El olfato del gato

El olfato es el sentido más desarrollado de los gatos gracias a sus cerca de 200 millones de células olfatorias (los humanos tenemos la mitad). Se sienten atraídos por ciertos olores como puede ser clavel, valeriana, lavanda y por supuesto catnip (hierba gatera). En cambio odian los olores a alcohol (perfumes, bebidas alcohólicas).

Desde su nacimiento el gato empieza a desarrollar su olfato, conociendo el olor de su madre y hermanos. Una vez que el gatito sale de su caja empieza a asimilar los nuevos olores, tanto de las cosas, otras mascotas, personas, etc.

Cuando los gatos captan un olor hace ciertos movimientos, llamados de Flehmen: Estira el cuello, entre abre la boca, echa las orejas hacia atrás, arruga la nariz y frunce el labio superior. Los olores que vaya almacenando los recordará toda su vida. Eso los ayuda a regresar a su casa aún cuando se alejan por varios kilómetros.

Las huellas digitales de los gatos

Las personas tenemos huellas digitales que son únicas, no hay dos personas con las mismas huellas (ni siquiera entre gemelos), ¿pero los gatos tienen algo similar que los haga únicos?


Pues la respuesta es: Sí. El diseño del cojín de su naríz es único, no hay dos gatos con el mismo diseño. Ya lo he comprobado con mis gatos, ¿y tú?

Afortunadamente ellos no necesitan tramitar identificaciones como nosotros, sino pobres, habría que entintarles la naríz para plasmar su huella en la credencial.

Los bigotes del gato

Los gatos tienen un aproximado de 24 bigotes divididos en cuatro partes de su cara. Ningún gato tiene la misma forma de bigotes de otro. Es otra forma de huella digital, al igual que el cojín de su nariz. Son sensitivos a las corrientes de aire y los ayuda a sentir la presencia de objetos, presas o depredadores cercanos.

La distancia de una punta de un bigote a la punta de su contraparte es casi del ancho del gato. Por lo mismo les ayuda a saber si cabrán por un hueco: "Si cabe la cabeza, cabe el gato".

Si un gato cuando se encuentra con otro mueve hacia adelante sus bigotes, significa simpatía o curiosidad. Si por el contrario los mueve hacia atrás es signo de agresión.

Si se les corta les vuelven a crecer, pero no lo hagas porque como habrás leído es parte importante de su cuerpo.
 
Fuente: este post proviene de Ayuda Felina, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Tipos de saltos que dan los gatos

La agilidad y elasticidad de los gatos les permiten dar diferentes tipos de saltos de acuerdo a la situación que se presente: Brinco.- Cuando un gato va a hacer un brinco, utiliza los músculos de las ...

La sexualidad en los gatos

¿Cómo saber si es gatita o gatito? La pubertad en los gatos. El apareamiento. ¿Cómo saber si es gatita o gatito? Cuando tienen poco tiempo de nacidos es muy difícil distinguir el sexo de los gatitos, ...

Leyendas felinas

La Casona de los Gatos (leyenda mexicana). El Rei dels Gats (leyenda catalana). El Rey de los Gatos (leyenda inglesa). Ngariman (leyenda australiana). El gato y el Arca de Noé (leyenda bíblica). L ...

Recomendamos

Relacionado

gatos cambio de dientes en gatos salud en gatos ...

Cómo saber si mi gato está cambiando de dientes: todo sobre la dentición felina

Es importante saber sobre el cambio de dientes en gatos, muchos consideran que los animales no cambian de dientes, sin embargo esto es totalmente falso, los perros y los gatos al igual que el hombre nacen sin dientes, la diferencia es que en estos animales les salen mucho más rápido que en el ser humano, los gatos nacen con un conjunto de dientes de leche que se les cae a los meses, aunque este ti ...

consejos de salud gatos diabetes ...

Salud y Mascotas: diabetes felina

Diabetes Felina

La diabetes es un trastorno que se da muy frecuentemente en los gatos. A igual que ocurre en los humanos hay dos tipos de diabetes felina: Diabetes Tipo 1 en este caso el páncreas no produce insulina suficiente Diabetes Tipo 2 en este caso las células no responden de manera adecuada a la insulina. Esta es la diabetes felina que se da con mayor frecuencia.Diabetes felina El páncreas produce una hor ...

leucemia felina salud y alimentación de gatos

Gatos positivos a leucemia felina

¿Qué es la Leucemia Felina? Es una enfermedad infecciosa del gato, que produce inmunodeficiencia y algunas neoplasias. Es contagiosa entre gatos (no se transmite a otras especies). La leucemia felina, está producida por un retrovirus. Los retrovirus son un tipo especial de virus que tienen la capacidad de "esconderse" dentro de las células, integrando su material genético con el de la cé ...

Gatos Anatomía Felina gatos ...

Conoce La Anatomía De Tu Gato – ¿Cuantos Huesos Poseen Estos Adorables Felinos?

Los gatos despiertan en nosotros los humanos una curiosidad muy particular, queremos saber todo acerca de ellos, sobre todo de su tan única anatomía, saber si los gatos tienen más huesos que los humanos, cual es la magia tras su flexibilidad y arte en el contorsionismo. Una de las particularidades de estos animales es su agilidad en la vida diaria, quienes tenemos gatos como mascotas podemos dar f ...

Razas

El gato Balinés

Historia Se sabe poco de la historia del Balinés. Algunos dicen que en al menos un tapiz chino se muestran gatos de pelo semilargo y con puntos de color. La Cat Fanciers Federation reconoció en 1928 una raza llamada Siamés de Pelo Largo, que en realidad es Balinés y es como antes se les llamaba. Sin embargo, la historia de estos gatos comienza un poco más tarde, en la década de los 50s del siglo p ...

general gatos abisinios ...

El gato abisinio

Gato abisinio

El gato que hoy te presentamos, es un gato que tiene un aspecto parecido al de los gatos que podemos encontrar en la calle, ya que son famosos por tener un aspecto muy salvaje y una mirada penetrante, por lo que son gatos que recuerdan mucho a animales como el puma. Sin embargo, a diferencia de su aspecto, son gatos extremadamente cariñosos y muy sociales a los cuáles les encanta estar rodeados de ...

gatos leucemia felina leucemia gatos ...

Todo lo que necesitas saber sobre la Leucemia felina

El virus de la leucemia felina (que se suele transcribir como FELV, por sus siglas en inglés) es una enfermedad grave que puede incluso provocar la muerte del gato. El virus provoca una deficiencia del sistema inmune (inmunosupresión), éste afecta destruyendo y/o dañando las células del sistema inmunitario (glóbulos rojos y glóbulos blancos) y al sistema linfático. De ahí que los gatos infectados ...

rabia felina rabia gatos prevención rabia gatos ...

¡Impide que la rabia felina se haga viral!

El gato es, sin lugar a dudas, el animal más viral de Internet. La mayoría de nosotros, en algún momento, hemos pasado horas frente al ordenador admirando la elegancia, sutileza y particular comportamiento de nuestros amigos felinos. Queremos que la viralidad de los gatos siga quedando en Internet, y por ello, desde Boehringer Ingelheim lanzamos la campaña "GatoViral" que, con el lema & ...

gato oriental gato siamés gato exótico ...

El gato Oriental

Desde Tailandia y el antiguo reino de Siam, nos llega esta espectacular raza de gato, pariente del gato siamés, pero con algunas peculiaridades que le hacen si cabe más exótico. Caracterizado por unos rasgos afilados y muy esbeltos, este gato llego a Europa a finales del siglo XIX, aunque no fue hasta los años 70 cuando empezó a popularizarse la cría del Oriental en el viejo continente. Aunque su ...