Blog de fidel Idea guardada 0 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

Consejos para ir al campo y a la playa con el perro

¡Nos vamos de excursión!

Dobermanns


Las vacaciones en el campo ofrecen la posibilidad de dar largos paesos en parajes tranquilos y amplios, donde los animales pueden pasear sueltos, sin peligro. 

Al principio hay que estar muy atentos para que no se despisten y se pierdan, y estar pendientes y llamarles si se alejan demasiado, ya sea por su nombre o mediante un silbido que reconozcan. Deberemos actuar así hasta que aprendan a regresar usando el sentido del olfato y de la orientación. Este entrenamiento puede constituir un juego tanto para ellos como para nosotros.

Acampar en una zona de acampada libre conlleva ciertos riesgos. Los erizos, los alacranes, las serpientes y otros animales pueden lastimar a nuestro perro. Hay que mantenerle siempre a la vista y atarle con una correa durante la noche. Sobre todo, hay que ser considerado con los demás campistas.

Perros en campo


Si el animal no quiere pasear y hace mucho calor, no le fuerces, dale abundante agua para beber y si puedes mójalo para refrescarle. Igualmente, evita las horas de máximo calor para hacer excursiones, ya que tu animal puede sufrir un golpe de calor

Si vas a pasar varios días en el campo, podrías aplicarle algún producto para endurecerle las almohadillas de las patas. 

También debemos ser respetuosos con las otras especies animales que encontremos durante nuestras excursiones, como vacas, ovejas, gallinas... Mantengamos a nuestro perro sujeto hasta que nos alejemos lo suficiente, de manera que no pueda asustarles ni molestarles. 

Perro nadando


En la playa



En la mayoría de las playas españolas está prohibido el acceso de animales durante la temporada de baño (de junio a septiembre). Esta información se muestra en las vallas informativas que se encuentran en los accesos a las playas, junto con el resto de las normas y servicios disponibles. 

En caso de que en una playa se admitan animales, debemos evitar que el nuestro moleste al resto de los bañistas. Y es que el comportamiento de nuestra mascota representa a los ojos de los demás el comportamiento de todos los animales de compañía. Si no es posible evitar las deposiciones en la arena o en el agua, el propietario de la mascota deberá recogerles en una bolsa y tirarlas a un contenedor de basura. 

perro playa


Si tienes la suerte de encontrar una playa desierta y quieres permanecer en ella por algunas horas a pleno sol, busca una sombra para tu perro y llévale agua fresca para que pueda beber. Y muy importante: no le dejes beber agua de mar ya que le provocaría diarreas. 

Recuerda que los perros saben nadar y, aunque al principio el mar les suele inspirar recelo, el ejemplo de su amo bañándose o el hecho de lanzarle su pelota al agua son alicientes suficientes para que se bañe. Si se resiste, no le fuerces. 

Después de una excursión a la playa, con o sin baño, es recomendable un baño de agua dulce para eliminar la arena y la sal del agua de mar. 

Fuente: Fundación Affinity.
Imágenes: Izazpi Dobermanns + Flickr (por orden de aparición):  dani0010, Greg Balzer, Matheus Lotero.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos