Practicas ilegales y peligrosas para nuestras mascotas

Aunque tenemos la costumbre de decir que nuestra mascota es nuestro mejor amigo, en algunas ocasiones olvidamos tratarlos como amigos y los tratamos como objetos que deberían hacer exactamente lo que quisiéramos. Una mascota nos acompaña incondicionalmente sin pedir nada a cambio, es por eso que deberíamos cuidarlo y no caer en prácticas, que aunque parezcan comunes, pueden causar graves y terribles lesiones. A continuación mencionaremos prácticas que deberían estar prohibidas y debes evitar a toda costa.
 

 

Desungulación

 
Algunos dueños de gatos optan por remover las garras de sus animalitos para evitar que destruyan sus cosas. Sin embargo, la desungulación no solo implica remover las garras de los gatos, es una cirugía que implica la amputación de la última falange de cada dedo de las patas, no solo la uña. Este proceso somete al gato a un trauma físico al pasar por la operación y al quedar amputado con lo que utiliza para agarrarse de la superficie cuando camina.
  

 

Collares de castigo

 
Los collares de castigo parecen un collar inofensivo como cualquier otro, pero la realidad es peor de lo que imaginamos. Estas cadenas estrangulan al perro, al ajustarse alrededor del cuello del perro lo asfixia cada vez que tira de la correa.
 
Al no tener un mecanismo para controlar la presión que ejercen sobre el cuello del animal, este puede causar un gran daño si el perro pierde el control. Una buena educación puede resolver más problemas que los que genera un collar de castigo.


 

Criadero de perros y gatos

 
La mayoría de los criaderos de mascotas han tenido problemas por los maltratos a las madres y crías que tienen en sus instalaciones. Estos criaderos buscan mantener la pureza de las razas y venderlas a quienes buscan pedigree en sus mascotas.

Pero en algunos criaderos de animales estos terminan confinados a espacios reducidos y a menudo cubiertos de orina y heces. Cuando cachorros y gatitos son transportados a las tiendas en las que estarán en venta. Durante el transporte los animalitos deben soportar largas horas de viaje en las que algunos no sobreviven.
 



Transportarlos como carga


Cuando viajamos es normal que queramos que nuestras mascotas nos acompañen así poder compartir esas divertidas experiencias con ellos. Sin embargo, si se va a viajar en avión, no es una buena idea transportarlo en la sección de carga. Lo peor de que una mascota viaje en avión en la zona de carga es que esas zonas no tienen control de temperatura, por lo que pasarán frío o calor extremo, pasan largas horas sin comida ni agua. Lo mejor sería investigar en la aerolínea si es posible que vaya con nosotros o si puede tenerse cuidados extras.


 

Encadenar a las mascotas por largos periodos de tiempo

 
Encadenar es muy común en los dueños que tienen perros y que acuden a esto para cuidar y mantener en control al animal. Esta práctica no es del todo mala si es por pequeños periodos de tiempo, cuando entramos a una tienda por un minuto, o estamos a su lado. Si se exagera con el tiempo en el que el perro pasa encadenado, puede desarrollar una personalidad agresiva.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: