Blog de fidel Idea guardada 72 veces
La valoración media de 241 personas es: Excelente

Descubre todo sobre el Pastor alemán

Hay quien piensa que la raza Pastor alemán es de carácter duro  y que no es adecuada para tenerla en casa con nuestra familia. Algunos piensan que son perros agresivos, poco sociables y que pueden generar problemas de comportamiento. Pero os aseguro que eso no es verdad.

Hoy os voy a hablar sobre los Pastores alemanes en profundidad, así podréis conocer mejor a esta maravillosa raza y saber que no son unos perros problemáticos y agresivos, sino todo lo contrario.


Origen 

El Pastor Alemán es una raza que proviene de Alemania. Su origen se remonta a 1899 y eran unos perros de morfologías muy diferentes según la región. Su principal función era reunir y vigilar ovejas, gracias a su inteligencia y buen comportamiento, actualmente son la raza preferida para otros tipos de trabajo como son perro guardián, salvamento, guía o policía. Hoy en día, esta raza es una de las más queridas por los amantes de los perros, los servicios prestados durante las dos guerras mundiales le han otorgado un gran respeto y admiración.

Comportamiento

Esta raza es viva, atenta, cariñosa, obediente y segura de sí misma. Los Pastores alemanes son inteligentes, nada miedosos y equilibrados. Es un perro vigilante y se lleva muy bien con los niños.

Características

Es largo, fuerte y robusto. Tiene unas orejas de tamaño mediano, rectas, y acaban en punta y su cola es gruesa y peluda. La característica más destacada del Pastor alemán es su pelaje negro con manchas marrones, amarillas y gris claro.

Cuidados

Es muy importante que el Pastor alemán pueda hacer ejercicio al menos dos veces al día. Requiere largos paseos diarios para quemar toda su energía y es esencial que se sienta útil por lo que es recomendable jugar con él, enseñarle trucos y órdenes de obediencia. A los tres meses de vida es bueno darle su primer baño en un lugar cálido utilizando jabón o champú neutro. 

El pienso con el que se alimente que sea de buena calidad y es importante que se tenga precaución para evitar la sobrealimentación, ya que puede desarrollar problemas gástricos que deriven en diarrea crónica.

Salud

El problema más grave que se ha detectado es la displasia de cadera y de codo, problemas óseos/articulares, oculares, torsión de estómago y epilepsia.





Como podéis leer, el Pastor alemán no es un perro problemático, es cariñoso, obediente y juguetón. ¡Es un miembro más de la familia!

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos