Mascotas

Gato Viral Idea guardada 18 veces
La valoración media de 183 personas es: Excelente

Enteritis infecciosa felina, una enfermedad poco conocida

¿Sabías que muchas personas aún no vacunan a sus gatos, o al menos no todo lo que deberían? De hecho, se calcula que la mitad de los felinos no han sido vacunados en este último año, lo que supone cerca de un 1 millón de animales en peligro. Uno de esos riesgos para su salud es la enteritis infecciosa felina (también conocida como Panleucopenia felina), una enfermedad de pronóstico suficientemente grave como para informarse y gestionarla con la importancia que merece.

Aunque su incidencia y peligrosidad es mayor en gatitos pequeños, puede ser contraída a cualquier edad. Resistente a muchos desinfectantes es, además, capaz de sobrevivir en el ambiente durante varios meses. De tal forma que la vacuna se convierte en la herramienta clave para protegerlos.

Vamos a hablar un poco más sobre esta enfermedad y sus síntomas.

Fuente: Pixabay

 

¿Cómo se contagia la enteritis infecciosa felina?

Desgraciadamente, estamos ante una patología que puede contagiarse tanto de forma directa como indirecta. Esto quiere decir que, aunque tu gato nunca salga a la calle, también está en peligro. Por otro lado, la ropa o el calzado son potenciales focos de infección, de la misma forma que el contacto con otros felinos que padezcan la enteritis infecciosa.  

Podemos afirmar que las mejores tasas de vacunación registradas en los últimos años han conseguido que la incidencia descienda notablemente. No obstante, debemos seguir insistiendo en la concienciación, pues la vacuna es el único método de prevención eficaz y contrastado a nuestro alcance.

Fuente: Pixabay/Sonorax

 

¿Qué síntomas deben ponerte en alerta?

El principal síntoma de esta infección es la diarrea sanguinolenta, aunque las heces también pueden presentar un olor muy fuerte. Signos que deben hacer que acudas con tu gato de inmediato al veterinario.

Estos síntomas suelen estar acompañados de un cuadro de deshidratación grave y, al mismo tiempo, se desencadena la depresión del sistema inmunitario. Este hecho se traduce en un aumento del riesgo de desarrollar otras complicaciones e infecciones bacterianas.

A veces el proceso de la enfermedad es muy rápido y letal, llegando a producirse el triste desenlace, incluso antes de detectar los primeros síntomas.

Como hemos apuntado, se trata de una enfermedad muy grave, la suerte es que contamos con vacunas que le ponen freno y hacen que nuestra mascota pueda evitar sus consecuencias.

Fuente: PIxabay/Inekedietz

 

Recuerda que en la web www.gatoviral.es  dispones de toda la información necesaria sobre vacunación y enfermedades que pueden afectar a tu mascota. Apúntate y divulga nuestro lema ‘¡No dejes que tu gato se vuelva viral!’ Porque solo la vacunación garantiza la calidad de vida a tu gato y consigue que no pierdas ni un solo minuto de felicidad junto a él.

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos