Todo Sobre mi Gato Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

Introducción a las dietas naturales

En los últimos años, están surgiendo con fuerza personas, ya sean particulares o veterinarios, favorables a la idea de alimentar a nuestros gatos con comida realizada por uno mismo, en vez de comprarla en la tienda (comida comercial). Exite una gran cantidad de información en Internet acerca de este tema, tanto que uno puede sentirse abrumado: ¿que es la dieta natural? ¿como se prepara? ¿es segura para mi gato?... en este post, que pretende ser un resumen de algunos principios fundamentales, espero que se despejen algunas dudas.


¿Que son las dietas naturales?
Las dietas naturales, de las que existen diverdad vertientes y formas, son aquellas que se preparan con alimentos no procesados industrialmente, o al menos una gran parte de ellos. Algunas dietas naturales usan animales enteros (pollitos, ratones, conejo...), otras solo trozos seleccionados con hueso (los llamados "huesos carnosos"), otras tan solo carne sin hueso (ya sea picada o no) añadiendole suplementos... La mayoria usan carne cruda, ya que de cocinarla se pierden algunos nutrientes que habria que añadir después (algunas personas prefieren esta opción).



Estas dietas se basan en el principio de alimentar al gato con lo que más se parezca a lo que comería en su estado salvaje, ya que los alimentos comerciales habitualmente se alejan de esta premisa.

Algunas empresas comercializan dietas naturales basándose en estos principios. En España aun son relativamente raras, sobre todo para gatos. Una excepción es la dieta Yum.

¿Que NO son las dietas naturales?

No son las "sobras" de nuestro plato, aunque si que es cierto que algunas personas aprovechan trozos no demasiado apetecibles para el paladar humano para enriquecer la dieta de su felino. Por ejemplo, si compras un pollo o pavo, el cuello puede ser un apetitoso manjar para tu gato.

Tampoco es alimentar solo con carne a los gatos. Solo alimentar con carne magra provoca enromes carecias a los gatos. Las dietas naturales incluyen carne, huesos, cartílago, vísceras, y pequeñas cantidades de otros elementos, como vegetales. Si no se les ofrece esta variedad, los suplementos se hacen necesarios.

En todo caso, es comida preparada y pensada especialmente para ellos.

¿Que ventajas e incovenientes tienen este tipo de dietas?

Ventajas:

- La mayor ventaja es la "trazabilidad": lo que come nuestro gato es lo que ves, comida de calidad humana.

- Poco procesamiento: al igual que en el caso humano, el alimentarse continuamente de comida procesada no es algo óptimo (aunque claro que se puede vivir comiendo de latas). El procesamiento suele suponer pérdida de valor nutricional, que habitualmente se intenta paliar añadiendo aditivos, pero existen indicios de que el aprovechamiento de un alimento suplementado procesado no es igual que la del alimento original. Además, solo se suplementan con los aditivos que son conocidos o más importantes, perdiéndose así otras sustancias que pueden tener un valor biológico (por ejemplo enzimas, cofactores... etc). Por otra parte, el alto procesamiento genera algunas sustancias no deseables.



- Si nuestro gato come trozos con hueso, se mantiene en perfecto estado la dentadura de nuestro gato y se favorece un estado mental más activo por ser uns diversión para el.

- Al ser comida húmeda, la hidratación de nuestro gato está asegurada.
- Adaptabilidad: rápidamente podemos cambiar la receta para adaptarnos a las necesidadesde nuestra mascota.

Inconvenientes:

- Tiempo de preparación: y no me refiero solo a preparar la comida, sino a informarse un poco del tema, ya que hay que informarse adecuadamente. Preparar la comida una vez nos organizamos es relativamente sencillo.

- Balance nutricional: a diferencia de las dietas comerciales, el balance nutricional de la comida depende de nosotros. Hay que seguir unas reglas básicas para no quedarnos cortos, ni pasarnos de determinados nutrientes esenciales. Los desbalances nutricionales son peligrosos, aunque tardan en aparecer, y por ello es necesario realizar chequeos al principio del cambio de dieta.

- Contaminación: la carne cruda contiene bacterias, aunque los gatos están mucho más preparados que nosotros para lidiar con ellas, hay que tener unas cuantas precauciones.

- Caducidad: por su propia naturaleza, la comida natural no aguanta todo el dia en el comedero. Esto supone que si no estas en casa, no puedes dejarsela sin mas.
- Cambios de dieta: los felinos son muy suyos para cambiar lo que comen. Algunos requieren un tiempo largo de adaptación.



Algunas personas incluyen entre los inconvenientes el dinero. Se dice habitualmente que estas dietas salen más caras que la comida para mascotas comercial. Esto es relativo. Si damos de comer a nuestro gato la comida que encontramos en el supermercado (baja calidad), si. Pero si alimentamos a nuestro gato con marcas de más alta calidad, probablemente la cosa esté equilibrada.
¿Como se preparan las dietas naturales?
 Bueno, hay diversas maneras, tal y como apuntábamos antes. El modelo de dieta más "salvaje" consiste en darle las presas tal cual. Existen empresas que se encargan de abastecer de ratones o pollitos pequeños congelados a cetreros, gente con serpientes o zoológicos, que nos podrian servir para dar de comer a nuestro gato. Sin embargo mucha gente encuentra repulsiva esta forma de dar de comer al gato, además de que no todos saben "que eso es comida" y en el caso de que lo sepan, al despiezar y comer la presa montan una pequeña sangría y manchan todo. Si te decides por esta opción, o quieres darla como complemento, compra en lugares de confianza, y con una tijera o cuchillo puedes abrir la tripa de las presas para facilitar que el gato se las coma y sepa que es alimento. Asegurate de limpiar muy bien el lugar donde coma el gato.
Normalmente la gente elige dar de comer otros animales a su gato, por ser más fácil de encontrar en un supermercado normal y ser menos "gore". Si damos trozos de animales (tales como cuellos de pollo, patas de pavo, conejo...etc) hay que seguir unas proporciones básicas:
- Entre un 80-85% de carne cruda, que puede incluir cartilagos, grasa y tendones
- Aproximadamente un 10% de hueso (NUNCA COCINADO)
- Entre un 5-10% de órganos crudos (de los cuales la mitad ha de ser hígado, no más, el resto pueden ser riñones, corazón, tripas, pulmones o lo que sea)


No hace falta darle estos procentajes "en cada comida" sino que se pueden ir dando a lo largo del dia o de la semana. Lo más importante en este tipo de dietas es la variedad: no siempre dar el mismo tipo de carne. Podemos elegir entre pollo, pavo, codorniz, conejo, ternera, cerdo, caballo, avestruz, canguro, cordero, cabra... y todo lo que se nos ocurra. Los animales pequeños, con trozos de carne que tienen huesos y cartílagos masticables, son ideales para los gatos.
Podemos incluir pescado en el menu, aunque en este caso debe ser siempre cocinado (contiene tiaminasa, que destruye la vitamina B, y es necesario destruirla con el calor) y en mucha menor cantidad que la carne. Podemos dar pescados blancos y azules. Si no los damos, podemos incluir aceite de salmón en la comida, para proveer de ácidos grasos omega 3 y 6 en suficiente cantidad. Un poco de marisco cocido de vez en cuando tambien se puede añadir a la dieta.
Tambien se pueden incluir huevos y derivados lácteos como el queso o el yogur, así como pequeñas cantidades de algunos vegetales cocidos (recomendamos una visita a nuestro post de Alimentos peligrosos para saber cuales NO debemos dar a los gatos) o frutas, que son fuente de fibra. La leche es mejor no añadirla, pues hay gatos intolerantes a la lactosa. El queso y el yogur tienen menos proporcion de lactosa.
Fuentes de hidratos de carbono prácticamente deberían ser desechadas, excepto en el caso de gatas lactantes o gatitos en crecimiento, que requieren grandes cantidades de energía. En estos casos puede añadirse una pequeña ración de arroz cocido, patata o boniato cocidos o calabaza cocida.
Si damos piezas de carne, con su hueso y cartílagos (lo que hemos denominado "huesos carnosos"), se facilita una correcta masticación y se mantienen los dientes limpios y la mandíbula sana del gato. Algunas personas prefieren dar la carne picada porque les resulta más cómodo de almacenar o mezclar. En este caso puede mezclarse la carne con la cantidad adecuada de huesos triturados o polvo de hueso y las vísceras... o bien darlos en comidas separadas o en forma de suplementos comerciales. La desventaja de este método es que se pierde el proceso de masticación, muy beneficioso para la salud dental.
Como habreis leido, se recomienda dar la carne cruda para preservar todos los nutrientes posibles. No obstante, algunas personas sienten aversión por la carne cruda o bien no se fían por el tema de las bacterias, y prefieren cocinar la carne. Los huesos NUNCA se deben cocinar. Si no te sientes seguro dando huesos crudos enteros, se debe usar un suplemento comercial para añadir a la comida de tu gato para proveerle de calcio o bien triturarlos, aunque en este caso deberas comprarte una buena picadora.
El hecho de cocinar la carne hace que se pierdan algunos nutrientes esenciales para los gatos, en especial la taurina y el aminoácido lisina (tambien la cistina y la leucina) . Las vitaminas también disminuyen, así como las enzimas que ayudan al proceso de digestión. La mejor forma de cocinar la carne es estofarla a fuego bajo, ya que la pérdida nutricional es menor. Aun asi, deberás añadir algun complemento a esta comida cocinada, porque no tiene los mismos nutrientes que la cruda. La comida cocinada es más dificil de equilibrar, aunque puedes usarla para complementar la dieta.
Puntos clave a tener en cuenta
- La taurina es un nutriente esencial para los gatos, causa muchos problemas si no la tienen en suficiente cantidad. Se encuentra en la carne y vísceras, pero al cocinar se pierde rápidamente. Si alimentas con carne cocinada, necesitarás aportar la taurina con un suplemento.


- Vitamina A: aunque es una vitamina necesaria, es liposoluble, es decir, se acumula en la grasa del gato, pudiendo ocasionar problemas si se da en exceso. Se encuentra de forma abundante en el hígado, y por ello se recomendaba más arriba el porcentaje máximo de hígado que puede darse en la dieta.
- Vitamina B: es una vitamina esencial, el pescado crudo en altas cantidades la destruye. Por ello, limita el uso de pescado crudo, o cocinalo. Un buen suplemento de vitamina B lo tienes añadiendo levadura de cerveza a la comida.
- Vitamina E: su defecto también provoca problemas y si lo unimos a una gran ingesta de ácidos grasos insaturados, podemos provocar esteatitis. Esto suele ocurrir cuando nos pasamos de dar atún al gato, porque les suele encantar. Limita el uso de atún.

- Relación calcio/fósforo: regular esta relación es vital para la formación del esqueleto. El calcio proviene de los huesos y el fósforo de la carne. Las presas enteras como pollitos o ratones tienen un ratio calcio/fósforo adecuado y no hace falta pensar nada más. En dietas crudas o cocinadas, al menos un 10% del total de comida serian huesos crudos. Si no nos sentimos cómodos dando huesos enteros, podemos triturarlos y mezclarlos con la comida. Es la mejor fuente de calcio de la que podemos proveernos, ya que estimar la cantidad de calcio que necesitamos con complementos artificiales es bastante complejo. De hecho, la absorción de este calcio artificial es más dificil, ya que para el metabolismo del calcio se necesitan diversos componentes (un ejemplo muy conocido es la vitamina D, pero hay más) que no están disponibles en los suplementos artificiales. En algunas tiendas se vende polvo de hueso liofilizado, pero siempre será mejor el casero. Tambien hay suplementos de cáscara de huevo (hay recetas en internet para hacerla casera) o de algas, aunque siempre sera mejor el hueso.
- Nunca dar huesos cocinados, se astillan y son peligrosos.
- Si cocinamos la carne, se debera prestar atencion sobre todo a la taurina, pero otros nutrientes podrían estar siendo destruidos. Se recomienda añadir a la comida un suplemento vitamínico (que recomendamos que tenga tambien lisina, cistina...etc.) siguiendo las instrucciones del fabricante. Asi mismo, se recomienda añadir un probiotico y prebiotico (ver post sobre ellos).
- Si el gato presentase estreñimiento, añadir una fuente de fibra (vegetales cocinados, por ejemplo la calabaza). Las dietas naturales tienden a estreñir a los gatos y a provocar heces mas pequeñas y compactas. No pasa nada si al gato no le da problemas, pero si hay dificultad en defecar, añadir la fuente de fibra.
Contaminación
Uno de los grandes "peros" que ponen los dueños y veterinarios anti-dieta natural es el tema de la contaminación en la carne cruda.
Es muy cierto que la carne contiene bacterias y parásitos, que se eliminan normalmente mediante el cocinado a alta temperatura.
Sin embargo, los gatos sanos están mejor equipados que nosotros para combatir estos microorganismos, debido a su estómago ácido y aparato digestivo corto, que impide a las bacterias proliferar rápidamente. No obstante, no olvidemos que la idiosincrasia del gato doméstico, lo hace más vulnerable que un gato salvaje a estos microorganismos:
- Los microorganismos que tiene la carne que consumimos no son iguales que los que ocurren en estado salvaje. Las condiciones de cría de los animales de granja, en espacios pequeños, y a los que a menudo se les administran antibioticos, provoca poblaciones bacterianas resistentes a antibióticos, por ejemplo E. coli, una bacteria muy común y normalmente inofensiva, pero de la que se han encontrado ya cepas peligrosas resistentes. Además, estas cepas son más resistentes a ambientes ácidos (estómago) debido a que el tipo de dietas que se dan a estos animales de granja tienden a acidificar su sistema digestivo, provocando que las bacterias se adapten y toleren mejor este ambiente.

Los animales de granjas extensivas tienen más poblaciones de Staphylococos, E. coli y Campylobacter. Aunque en los mataderos se suele cuidar la higiene y se hacen controles, es difícil que en un ambiente lleno de restos fecales y de tripas se pueda asegurar la contención de estas bacterias.
- Los gatos que habitan nuestras casas habitualmente siguen una dieta basada en pienso seco y latas. Esto hace que su sistema digestivo sea más lento y menos ácido, provocando un mayor riesgo de proliferación bacteriana.
No obstante, podemos seguir unas reglas que controlan este peligro de contaminación:
- Comprar la carne mas "natural" y fiable posible: esto quiere decir que si nos podemos permitir pollo criado en libertad, mejor. Si podemos comprar el conejo al del pueblo que los cria a pequeña escala, mejor. Si esto no es posible (habitualmente estas carnes son caras o difíciles de encontrar), evitar las carnes envasadas, mucho más si están despiezadas o picadas (la carne picada envasada debe evitarse totalmente). Es preferible comprarla entera y despiezarla en casa con un buen cuchillo, hacha o maza. Si queremos picarla, comprarnos una picadora. Comprar la carne en un sitio de confianza, que renueve el género y sea fresco y de origen conocido.


- Ser muy escrupuloso en la manipulación: lavarnos bien las manos y todo el instrumental, asi como la superficie de trabajo. Después de la manipulación, lavar todo concienzudamente. Atención a la esponja o estropajo. Cambiarlo cada poco tiempo porque acumulan guarreria con mucha facilidad.
- Congelar rápidamente la carne ya preparada, en pequeñas dosis adecuadas para nuestro gato. Sirven muy bien los envases de cubitos de hielo con tapa o pequeños tupper. Dejarla al menos tres días congelada. Esto mata a bastantes parásitos y mantiene las bacterias sin crecimiento (pero no las mata, ojo!).
- Descongelar siempre en nevera. Esto permite la descongelación a temperatura de 5ºC, una temperatura donde las bacterias prácticamente no crecen.
- Saca la porción unos minutos fuera antes de servir para que se atempere. Los gatos odian la comida fria.
- No mezcles la carne cruda con pienso. El pienso seco ralentiza el paso de la carne cruda y baja la acidez del aparato digestivo, aumentando las posibilidades de proliferación bacteriana. Da de comer a tu gato la carne cruda  cuando tenga el estomago vacío o "casi vacio" (hace unas horas que no come). Espera unas tres horas antes de volver a ponerle pienso en el cuenco.
- Puedes mezclar la carne cruda con un poco de lata si el gato se está habituando a la carne. Pero la carne cocinada se contamina más rápidamente que la cruda, y en contacto con ésta hay que tener cuidado. Desechar estas mezclas a la media hora.
- Puede añadirse probioticos y prebioticos a la carne, para favorecer el crecimiento de microorganismos buenos protectores, frente a organismos patógenos.
- Tanto si el gato se la come como si no, retira la carne después de media hora. Procura que no le de el sol.
- Lava adecuadamente el cuenco o el lugar donde haya comido el gato.
Empezando con la dieta natural
Todos sabemos lo especialitos que son nuestros gatos, y si siempre han comido pienso o latas, es muy posible que digan "ni de broma" a la nueva comida. Es normal, los gatos odian los cambios de rutina y lo desconocido, aunque hay gatos que se habitúan más rápidamente que otros. En general, los gatitos aceptan mucho mejor las nuevas dietas que gatos más mayores.
El primer paso para un cambio de dieta tan radical es asegurarnos que nuestro gato está perfecto de salud. Revisaremos su pelaje, encias, dientes, ojos, lo pesaremos y haremos un pequeño chequeo.
El siguiente paso será habituarlo, en el caso de que no lo esté, a comer en tomas separadas y no con pienso todo el tiempo en el cuenco. Dividiremos la cantidad total en tres o cuatro tomas. Si el gato muestra síntomas de ansiedad por la comida, utilizar un comedero antivoracidad o interactivo.
Sustituiremos, progresivamente, una a una las tomas de pienso por comida húmeda. Empezaremos por una que le guste, mejor si es bastante natural. Cuando el gato esté habituado a comer tomas húmedas, mezclaremos un poco de comida natural casera con la comercial húmeda. Recuerda desechar esta mezcla a la media hora.
No te desanimes a la primera de cambio. A veces no comeran la primera vez, pero la tercera o cuarta probarán el alimento. No le alimentes con chucherias entre tomas.


Si quieres forzar un poco al gato, puedes sustituir una de las tomas por un caldo de pollo casero o líquido de una lata que le guste. Al no ser sólido, no "llena" al gato pero tampoco lo dejas sin comer. Nunca hagas un ayuno prolongado al gato, puede ser peligroso y provocar lipidosis.
Si el gato es muy reacio, podemos triturar un poco de pienso (unas bolitas) y mezclarlas con el alimento. Tambien podemos poner un poquito de carne en su patita para que la lama y la pruebe.
Lo más sencillo es comenzar a darles carne triturada, ya que se parece más a lo que suelen comer comercialmente. Una vez habituados a la carne picada podemos empezar a incluir trocitos mas gruesos, con tendones y cartílagos que les habituen a masticar. Poco a poco podemos aumentar el tamaño de la comida, hasta darles, por ejemplo alas de pollo, patas de conejo, carcasas, codorcines enteras..etc.
Recuerda que cuando tu gato comience a comer la comida natural, sera necesario que vayas pesándolo. Estos cambios a dietas naturales suelen provocar una cierta pérdida de peso, sobre todo en gatos que estaban gorditos, pero procura que la pérdida sea muy gradual, porque si es muy rápida puede ser peligroso. Si el gato baja de peso muy rápidamente (más del 2% semanalmente), incrementar la cantidad de comida. Además, cuando lleves unos meses con el cambio de dieta un chequeo veterinario no vendrá mal.
Aun haciendo el cambio con cuidado, los gatos necesitarán tiempo. Hay gatos que se han habituado a este cambio tras 2 años de intentos. Asi que ármate de paciencia.


Algunos trucos adicionales para facilitar la transición:
- Al principio pon dosis pequeñas de comida natural y retira a la media hora. Si no ha comido, repite la operación a las dos horas.
- Ejercita al gato para estimular su apetito, sobre todo antes de darle de comer.
- Elimina el pienso completamente de casa. Su olor en el paquete o alacena puede hacer que le recuerde ese tipo de comida y rechazar cualquier otra.
- Mantente cerca cuando el gato prueba su comida o incluso acariciale. Mi gata solo comida la comida natural si yo estaba presente y le hablaba con cariño.
- Coloca un poco de atun encima de la comida natural. Poco a poco disminuye el atun de la dieta. Puedes probar también con queso, carne deshidratada (chuches naturales), Fortiflora,  levadura de cerveza...
- Alimentalo en un ambiente tranquilo.
 Otras cuestiones prácticas
Habitualmente los gatos deben ser alimentados con un 3% de su peso corporal, que puede ser aumentado para gatitos o gatas lactantes y disminuido para gatos obesos o muy inactivos. Divide esta cantidad en tres tomas, aunque pueden ser mas en el caso de gatitos.
La planificación del menú simplificará mucho nuestra rutina. Comprar un pollo, pavo, conejo, pato o codorcines y trocearlos en piezas, que daremos junto a los órganos u otros ingredientes es un buen método para balancear rápidamente la dieta. Estas porciones pueden congelarse individualmente.


Los huesos muy grandes, por ejemplo de ternera, no son tan adecuados, porque el gato no puede "mascarlos" bien y pueden ocasionar roturas dentales. Sin embargo, pueden darse corazones de ternera u otros órganos.
Conviene evitar cerebros, ojos y médula de vaca, por el tema de "las vacas locas". Los priones que ocasionan esta enfermedad no desaparecen por congelación ni cocinado.
Algunas carnes pueden no gustar a tu gato, pero procura dar variedad, tanto de animales como de piezas (pata, ala, cuello, carcasa, muslos..etc).
Algunas carnes exóticas son muy beneficiosas y palatables, como la de canguro, avestruz o ciervo.
Existen algunos preparados comerciales que "redondean" la carne picada sin huesos para facilitar a los dueños "no pensar en balancear la dieta": TC Feline Insticts o Felini Complete. Otros suplementos interesantes son el aceite de salmón y la levadura de cerveza.
Los huevos pueden darse crudos, pero en este caso no pasarse, puesto que la avidina presente en la clara disminuye la cantidad de biotina. Puede eliminarse la clara o bien dar huevo cocido. No lavar los huevos exteriormente o aumentaremos el peligro por contaminación de Salmonella.

En este enlace podeis encontrar una guia de la composicion de proteína/grasa/minerales de diversos animales, está en inglés (ver final de la guía para ver las tablas). Aunque tampoco hace falta romperse la cabeza haciendo mil cálculos, puesto que la nutrición no es una cienca exacta: ¿tu equilibras exactamente tu comida?. Con unas nociones básicas uno puede preparar menus sanos y equilibrados.
Espero que con estas pequeñas directrices hayais entendido un poco mejor en que consisten las dietas naturales. Os invitamos a rastrear internet, en sitios de confianza, para informaros adecuadamente. Esperamos que proximamente podamos publicar en post futuros algunas recetas interesantes para nuestros felinos.
Algunos enlaces interesante para comenzar:
http://catcentric.org/catcentric-en-espanol/dieta-cruda-para-gatos-principios-basicos/
http://www.catinfo.org/
http://www.eatwild.com/foodsafety.html
http://catcentric.org/nutrition-and-food/raw-feeding/whole-bone-alternatives-when-and-how-to-use-them-in-a-raw-fed-cats-diet/
 http://catcentric.org/nutrition-and-food/raw-feeding/getting-started-tips-for-frankenprey-feeding/
 http://catcentric.org/nutrition-and-food/raw-feeding/troubleshooting-the-transition/
 http://catcentric.org/raw-feeding/a-frankenprey-and-whole-prey-feeding-guide/

Fuente: este post proviene de Todo Sobre mi Gato, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Una casa a prueba de gatos

Los dueños experimentados de gatos, a fuerza de ensayo y error hemos aprendido que cosas nos vienen mejor a nosotros y a nuestros gatos. En el hogar se esconden cosas peligrosas, o cosas no tan peligr ...

Juguetes para gatos

Hace tiempo ya hablamos de la importancia del juego en la vida de nuestros amigos felinos. Hoy vamos a dar un pequeño repaso a los tipos de juguetes que podemos encontrar en el mercado, y algunas cons ...

Recomendamos

Relacionado

erizo albino erizo de tierra erizo egipcio ...

Alimentación del erizo africano (3 dietas distintas)

Los erizos en libertad son animales omnívoros, con una base de alimentación insectívora, es decir, comen casi de todo pero principalmente insectos. En cautividad les debemos proporcionar dietas ricas en proteína, pero bajas en grasas pues presentan una gran tendencia a la obesidad y secundariamente a ésta, problemas hepáticos. Por este mismo motivo, es desaconsejable suministrar dietas “ad-libitum ...

Alimentacion cuidados del gato gatos ...

¿Qué comen los gatos? ¡Todo lo que necesitas saber!

Para quienes tienen por primera vez la oportunidad de tener un gato somo mascota es posible que haya surgido la duda de qué comen los gatos? No busques más por una respuesta, aquí te comentaremos todo lo referente a la dieta felina. Los gatos son animales carnívoros por excelencia, lo que quiere decir que deben obligatoriamente tener carne como parte de su dieta para poder sobrevivir. Sus principa ...

general alimentación cuidados ...

¿Gatos vegetarianos?

Cada vez más personas en el mundo deciden dejar de alimentarse de otros animales y seguir una dieta vegetariana e incluso vegana. Algunos de ellos se plantean, además, que sus compañeros peludos (perros y gatos) sigan una dieta similar. Lejos de intentar meternos en camisas de once varas, hoy pretendemos profundizar en lo adecuadas o no que pueden resultar este tipo de dietas para nuestros felinos ...

Gatos

Comida para gatos | La alimentacion de tu gato

Comida para gatos | La alimentacion de tu gato En cuanto a la comida para gatos hay que tener en cuenta un cosa: los gatos son animales que presentan unas características alimentarias especiales. Se tiende a pensar que los gatos son perros pequeños, y nada más lejos de la verdad. Si tratamos de alimentar a un gato como si fuera un perro, incurriríamos en deficiencias nutricionales severas. Comida ...

general gatos alimentación ...

Cómo hacer que un gato coma sano

A la hora de cuidar la alimentación  de los gatos, se debe saber primero que tipo de alimentación requiere, ya que todos los gatos no requieren la misma alimentación dependiendo de su raza. Otra de las cosas que debes tener en cuenta es el tipo de vida que le estás dando a tu gato, ya que dependiendo de si le das una vida sedentaria o no, podrás ver si tu gato necesita una dieta más estricta para ...

Accesorios para gatos gatos tienda

Las Mejores Marcas de Pienso Para Gatos

Hay una cantidad enorme de marcas de pienso para gatos, lo que nos facilita mucho la labor de alimentar a nuestro gato, sea cual sea su edad o estado físico. Basta con elegir la marca de comida para gatos, mirar la cantidad de comida que debe comer nuestro gato en función de su peso, y ver si le gusta. Pero no toda la comida para gatos tiene la misma calidad. Los mejores piensos para gatos ayudan ...

Alimentación cachorro Cachorros ...

¿Es la comida para gatos mala para perros?

¿Es la comida para gatos malo para perros? Os sorprendería saber cuántos dueños de gatos alimentan a sus preciosos felinos con comida para perros. Es por eso que vale la pena detallar las diferencias entre los dos tal vez para que no cometa el error de permitir que su gato coma comida para perros o que su perro coma comida para gatos. Más común, sin embargo, es que el perro convertirá su nariz en ...

Alimentación Cuidados Enfermedades ...

Alimentacion de un gato con enfermedad renal

La enfermedad renal es una dolencia muy frecuente en gatos, sobretodo en gatos de cierta edad. El riñon tiene funciones de filtrado y limpieza de la sangre, y cuando se produce un daño en él, estas sustancias siguen en la sangre dañando el organismo del animal. Las causas de esta enfermedad son variadas, y por tanto su tratamiento médico puede ser distinto, pero en muchos casos el tratamiento incl ...

general mascotas ecológicas productos naturales ...

Productos naturales para mascotas

¡Guau, guau, amigos! Hace unos días os presentábamos un especial sobre ecología para mascotas. ¡Y es que parece que cada vez están más de moda los productos naturales, también para nosotros! La alimentación, los juguetes, la arena de Fígaro... Todo ello, hecho contribuyendo a que el medio ambiente no se estropee tanto. Después de haber probado este tipo de juguetes naturales, ya no quiero los trad ...