comunidades

Las casetas para perros

Un hogar perfecto para tu mascota

caseta perro


A veces, cuando tenemos un perro grande, es difícil mantener una buena convivencia dentro de casa. Otras veces lo que sucede es que tenemos un perro guardián. En ambos casos, una buena solución es construirle una caseta en el exterior. En este reportaje te enseñamos cómo.

Si tu perro es un cachorro, no conviene que le mandes a la caseta hasta que no le hayas puesto las vacunas correspondientes, ya que en el jardín resulta más fácil que coja algún parásito. Aunque no quieras que duerma en casa, es conveniente que hasta que no hayas cumplido con este trámite no le alojes fuera hasta que llegue la primavera, porque esto podría hacer que su salud se viera afectada.

Otras soluciones para no dejarle dentro de casa es dejarle en el garaje o la bodega. Los únicos requisitos imprescindibles son una buena ventilación y una humedad que no sea excesiva, ya que eso también puede afectar a la salud de nuestro cachorro. Para fabricar su lecho temporal es suficiente con un alzado de madera y una buena manta.

 

Materiales y situación

La caseta para nuestro perro puede ser casi de cualquier material, aunque el más atractivo y común es la madera. Ésta proporciona calidez al animal, y además resulta decorativa para nuestro jardín. Otras opciones son el ladrillo o los materiales plásticos.

Las mejores maderas para la casa de nuestro perro son las resinosas, ya que gracias a su olor se alejan los parásitos. La caseta tiene que ser amplia, al menos debe medir dos veces la anchura del animal. Para que nuestro amigo no tenga un contacto directo con el suelo tenemos que colocar un enrejado de listones de madera.

 

Sea cual sea el material de la caseta, no hay que olvidar los aislantes que impermeabilicen el tejado y los tabiques, ya que sin este paso el animal sufrirá los fríos del invierno, las lluvias y las nevadas. Para que no se cuele el frío por la abertura de entrada, es conveniente instalar una cortina gruesa.

Si en el jardín tenemos una toma de agua, esto facilitará la limpieza del hogar de nuestro perro. Respecto a la situación, lo ideal es orientar la caseta hacia el sur, pero teniendo en cuenta la puerta de entrada a la vivienda para que pueda vigilar.

 

caseta


 

Un ejemplo de construcción

Si al final nos decantamos por la madera, usaremos aglomerado para exteriores, tablas de pino o contrachapado de 10 mm. La caseta tendrá tres fachadas, dos listones para el techo de 2.3 m x 1.05 m. El tejado irá a dos aguas. También llevará cuatro secciones que servirán para unir el cuerpo de la caseta con el tejado.

 

Dos de las tres fachadas tendrán dos puertas, no coincidentes, y la tercera, sin puerta, servirá de fondo de la caseta. Una bisagra y un caballete nos ayudarán a cerrar herméticamente la doble vertiente del tejado. Una vez terminado el hogar de nuestra mascota, tendremos que tratar la madera con un producto de impregnación o tapaporos. Las medidas pueden adaptarse a las dimensiones del perro, siempre y cuando éstas sean proporcionales.

 

Imágenes: Flickr.com (Dbrulz123; Edubya)

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos