comunidades

Qué sucede cuando dejas a tu perro en casa

perro solo en casa


El perro es uno de los animales más sociables que existen. El sentimiento de pertenencia a una manada es tan fuerte, que la soledad o la separación física con su propietario se hace realmente dramática. Absolutamente todos los perros, en menor o mayor grado, sufren realmente esa ausencia del propietario. Observa, por ejemplo, este vídeo donde el propietario coloca una cámara en el cuello de su perra para observar qué hace cuándo él se va de casa.



La ansiedad aparece a los pocos segundos. El perro sufre y llora desconsoladamente la ausencia de su propietario. Pero, ¿qué otros sucesos pueden pasar cuando dejas al perro solo en casa?

Ladrido excesivo: en casos graves de dependencia emocional con el propietario, un perro es capaz de estar ladrando durante horas, ante la desesperación del vecindario.

Destrozos en casa: romper cojines, morder los muebles, rasgar las paredes… Todo ello son síntomas de ansiedad y estrés graves del perro ante la ausencia de su dueño, sobretodo, si el perro pasa demasiadas horas solo.

Orines y heces por doquier: los perros también sufren de descomposición estomacal ante una situación de nervios y estrés. Cundo llegas a casa y te encuentras orines y heces por todo, no es más que el resultado de una crisis nerviosa.

Lesiones en el perro: algunos perros se autolesionan como consecuencia del estrés sufrido y pueden lamerse constantemente las patas, morderse la cola, dar vueltas incansablemente sobre ellos mismos pudiendo golpearse contra muebles, etc. Si observas en tu perro algún tipo de lesión de estas características, está claro que hay que poner solución ya.¿Qué puedes hacer y qué no puedes hacer para evitar, no solo estas conductas, sino y sobretodo que tu perro no sufra ese estrés que puede ser realmente grave?:

Hay que empezar desde pequeños. Desde que son cachorros. Hay que intentar acostumbrar al perro a dormir en otra estancia diferente a la nuestra. Muchos propietarios duermen con sus perros (esto además conlleva otra serie de problemas) o comparten la habitación con el perro. Cuando hacemos esto, estamos provocando una dependencia emocional del perro hacia nosotros: a la larga, el perro será demasiado dependiente y la ansiedad por separación será más grave. En este sentido, si acostumbramos al perro a dormir en una estancia diferente, con su propia cama y su propio espacio, le estamos ayudando a desarrollar una personalidad más independiente y será un perro más confiado en sí mismo, lo que provocará que cuando se quede solo no sufra tanto esa separación.

Antes de irte de casa, intenta dejar a tu perro relajado. Para ello, debes cumplir con dos pautas: la primera y muy importante es activarlo de forma intensa: no estoy hablando de un paseo de 10 minutos, sino de un ejercicio físico intenso que lo deje agotado. Que pasee, pero también que corra y que juegue. Cuantas más horas tenga que estar solo, más ejercicio físico. De esta forma, llegará a casa pensando en descansar. Si no lo haces, toda esa energía que no ha sido agotada, la quemará ladrando, destrozando cosas, llorando, etc. Y la segunda pauta, es evitar hacer siempre las mismas cosas antes de irte: si, por ejemplo, siempre te pones los zapatos, coges las llaves y le dices adiós, tu perro en cuanto vea que te pones los zapatos ya estará estresándose. No te pongas los zapatos ante él, coge las llaves una hora antes y, muy importante, no te despidas. ¡No sabes la de perros que ya asocian la palabra adiós con el estrés!

Educa a tu perro en la confianza. Esto significa que debes ser muy estricto a la hora de socializarlo (cumplir con la etapa de socialización), edúcale siempre recompensando las conductas buenas, no te pases el día regañándolo y mucho menos le grites ni le pegues. Los gritos y los golpes solo desarrollarán en tu perro una personalidad o temerosa o agresiva.

Jamás le regañes cuando vuelvas a casa y te encuentres algún desastre: como ves, es síntoma de la ansiedad que sufre por estar separado de ti. No es ni una venganza por dejarle solo y mucho menos una diversión.

Cuando tu perro se quede solo en casa, acótale las zonas donde puede estar. A veces, me escriben propietarios y me dicen: “cuando llego a casa siempre me encuentro con que me ha sacado la basura, ¿qué puedo hacer?“. Obviamente, les respondo: cerrar la puerta de la cocina. No hay por qué dejar toda la casa para el perro.

No dejes a tu perro sin nada que hacer: ayúdale a que se entretenga con algo. para ello, basta con dejarle tres juguetes con los que pueda interactuar: algún hueso gigante de cuero que pueda roer (¡se pueden tirar horas sin cansarse), déjale un Kong con el que tendrá trabajo y algún juguete que le chifle. Estos juguetes que le dejes cuando esté solo, jamás se los dejes cuando está con vosotros. Porque él disfrutará de la novedad, pero si tiene siempre los juguetes a su disposición, no los querrá cuando se quede solo.

En casos muy extremos de ansiedad, en los que todos los consejos anteriores no funcionen, no lo dejes en casa. Puedes llevarlo a alguna guardería canina, consultar con algún familiar o amigo que pueda hacerse cargo del perro las horas en las que se quede solo, o presentar a tu perro voluntario como ayudante en terapias con personas con alguna discapacidad o problema social (ancianos, personas con discapacidad física o mental, personas con problemas de toxicomanías, etc).

No adoptes otro perro para que le haga compañía, porque no funcionará, al contrario, se van a unir dos perros echándote de menos. El perro no se queja por aburrimiento o por soledad, sino porque está separado de ti.

En casa, practica algunos ejercicios de dejar solo al perro: déjalo en un cuarto, lo encierras durante dos minutos y vuelves. Ve aumentando el tiempo y siempre recompénsale por su buena conducta, ¡siempre que esté tranquilo! Si está ansioso no se te ocurra recompensarlo porque estarás reforzando esa conducta.Como ves, los perros son seres maravillosos y nosotros muy afortunados de poder disfrutarlos. Si tienes un perro que sufre ansiedad por separación, sigue estas pautas. Podrás comprobar cómo tu perro reduce considerablemente su estrés y tú podrás salir de casa con la tranquilidad de que tu perro te estará esperando de forma equilibrada.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA


Fuente: este post proviene de Como educar a un cachorro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El perro bodeguero andaluz

El perro Bodeguero Andaluz, también llamado el ratonero bodeguero andaluz, es un perro originario de España, exactamente de Andalucía Occidental, provincia de Cádiz, y se originó en el siglo XVIII.  N ...

Perro lobo checoslovaco

Hay numerosas razas de perros, sin embargo, el perro lobo checoslovaco es diferente a otras razas debido a que su linaje original fue debido a un experimento que se realizó en Checoslovaquia en el sig ...

Recomendamos