Blog de fermín Idea guardada 26 veces
La valoración media de 37 personas es: Muy buena

Anatomía interna de las aves


Imagen 0


Los órganos internos de las aves también están diseñados para aligerar el peso del animal. Así, los órganos sexuales son reducidos y la reproducción es ovípara, para no tener que llevar el embrión dentro y dificultar el vuelo.  El corazón de las aves es muy grande y late muy deprisa, más rápido cuanto más pequeña es el ave. Está dividido en dos mitades, derecha e izquierda. Tiene dos aurículas y dos ventrículos.

El aparato respiratorio está formado por la laringe, la tráquea, los pulmones y los sacos aéreos. Éstos son más numerosos en las aves que son buenas voladoras. Las aves tienen dos pulmones no muy grandes. El aire les llega a través de la laringe y la tráquea. Tienen además unas pequeñas cámaras de aire, los sacos aéreos, que están conectadas a los pulmones  y penetran en los huesos huecos y entre algunos órganos. Los sacos aéreos aligeran el peso del ave, ayudan en la respiración y evitan que el cuerpo se caliente demasiado al volar. Funcionan a modo de ventiladores.

¿Por dónde pasa la comida?
El aparato digestivo empieza en la boca. La comida pasa al esófago, que tiene una dilatación o bolsa -el buche- donde se almacena y se reblandece la comida antes de pasar al estómago. Las aves tienen un estómago glandular, que produce los jugos gástricos y un estómago triturador: la molleja. El intestino, que es alargado, dirige y absorbe los alimentos, desemboca en el recto.

Imagen 1


"Este texto es un fragmento del libro "Guías de campo: Las aves" de Parramón Ediciones. Si te interesa este contenido, tiene más información aquí: Parramón Ediciones

Imagen/Flickr: Rav560

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos