Blog de MarcosMendoza Idea guardada 5 veces
La valoración media de 21 personas es: Excelente

3 pasos para enseñar a tu perro a sentarse

Imagen 0


¡Saludos! Hoy escribo este artículo para explicarte cómo enseñarle a tu perro a sentarse cuando se lo ordenes, sin dudar un solo instante.

¿Por qué deberías enseñarle? Bueno, es un truco muy útil. Con él evitas que tu mascota salte sobre los visitantes, por ejemplo, una costumbre muy molesta, ¿no crees? No sólo eso. Si echa a correr tras una bicicleta, si brinca hacia ti cuando sostienes un trocito de embutido, todas estas son situaciones en que el comando “siéntate” puede ser útil.

Pongamos por caso, ¿qué tan grande es el perro que tienes? Imagínate un poderoso Rottweiler que te ve con un trocito de salchicha en las manos. Se tira sobre ti para comerlo, porque le encanta, pero es demasiado grande y puede tirarte…¿Cómo lo controlas? Le ordenas que se siente, y lo hace a la espera de un premio, con suerte el que tienes en la mano.

Útil, ¿verdad? Lo mismo se aplica a cualquier otra situación en que necesites que tu perro se quede quieto, y a poder ser sentado. ¿Mientras esperas en la consulta del veterinario? ¿Cuándo llegan las visitas a casa? ¿Cuándo los niños gritan y corretean por todas partes? Enséñale a sentarse cuando se lo digas, te puede ahorrar muchos problemas además de mostrar la buena educación de tu fiel perrito.

Lo más básico de este truco es que tu perro sepa que obedecer es bueno, que le reporta una recompensa. En realidad la base del adiestramiento canino es esa: el premio del buen comportamiento.

El principio puede parecer difícil. ¿Cómo hay que empezar a enseñarle? Esto es lo que pretendo explicarte:

1.       Provéete de chucherías para perros, en especial aquellas que le gusten más a tu mascota. Una buena golosina es lo mejor para entrenarlo, te lo aseguro.

2.       Ponte con tu perro en una habitación sin muchas distracciones. Entonces agáchate y enséñale la chuchería. No dejes que la tome, enséñasela y luego ponla en tu mano. Echa la mano hacia atrás por su lomo, lentamente. Intentará seguir el movimiento, y en lugar de retroceder es muy posible que se siente. Si lo hace, ¡bingo! En cuanto su trasero baje un poco dile “¡siéntate!” (o la palabra que quieras usar para esta orden) y luego dale la golosina. Si no, vuelve a intentarlo.

a.       Es posible que sea un perro demasiado testarudo para sentarse. Si ves que echando la mano por sobre su lomo para atraerlo con la chuchería no funciona (sólo después de intentarlo varias veces en diferentes ocasiones, ten esto en cuenta) inténtalo de este modo: ponle una mano sobre los cuartos traseros y empuja un poco hasta que se siente, y entonces le dices “¡siéntate!” y le das la chuchería. No soy amigo de aplicar este tipo de presión sobre los perros, no hace daño pero es mejor si se han sentado por voluntad propia. No obstante, a veces es la única opción.

3.       Repite varias veces, y luego, sin enseñarle la golosina a tu perro, ordénale que se siente. Con suerte ya lo habrá asociado, y se sentará. ¡Bien! No olvides recompensarlo, y aunque a partir de ahora no siempre tendrá que ser una golosina, sí es bueno darle algunas cuando hace algo bien, alternando con caricias y palabras tiernas.

Como ves es un método sencillo que en cualquier momento puedes comenzar a aplicar. ¡Qué digo en cualquier momento! Ahora es cuando debes comenzar. ¿Por qué esperar? Has visto lo fácil que es, ¡no te preocupes! Empieza a enseñarle a tu perro a sentarse y consigue que te obedezca de inmediato.

Hay otros muchos trucos que tu mascota puede aprender, pero no quiero extenderme más de la cuenta. Si quieres saber más espera al próximo artículo…O suscríbete a mis consejos gratuitos para recibirlos periódicamente en tu mail.

>>>Click Aquí Para Saber Más  Sobre Como Adiestrar a Tu Perro y Que OBEDEZCA<<<

Marcos Mendoza
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos