Blog de fígaro Idea guardada 18 veces
La valoración media de 2 personas es: Muy buena

Érase un gato a una flecha pegado

¡Miau! Hoy os voy a contar la historia de mi amigo Max, un gatito de 3 años que vive en Santa Cruz (Carolina del Norte, EEUU). Max era un gato normal hasta que desapareció durante dos días. A la vuelta, entró tranquilamente a casa a buscar su comida, pero sus dueños se asustaron por el detalle de que tenía una flecha atravesándole la cabeza.

Imagen 0


No se sabe quién le hizo esto, pero un oficial de control animal se dedica exclusivamente a buscar al culpable. La buena noticia es que a Max le operaron en el veterinario, y le quitaron la flecha, comprobando que no hubo ningún daño en el cerebro. Es una suerte, ya que la flecha entró por un lado de la cabeza, pasó por la oreja y salió por la parte superior.

Ahora Max se recupera en casa de sus heridas, y según me ha contado, de momento no quiere volver a salir. Espera que pronto encuentren al que le hizo esto, y yo también.

¿Qué te parece la historia de Max?

(Foto: Telecinco.es)
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos