Mascotas

Lucca la loca Idea guardada 10 veces
La valoración media de 41 personas es: Excelente

La historia de Monica, Aina y Dec, un embarazo muy complicado

Estrenamos una nueva sección a través de la cual conoceréis la experiencia de distintas familias con animales que nos contarán como se adaptaron tras el nacimiento de sus hijos y como afecto a sus compañeros de cuatro patas.

Con ello, queremos ayudar a los padres que se preguntan nerviosos como actuarán sus peludos cuando llegue el nuevo miembro a la familia a ver que, si se actúa con normalidad, no tiene porque pasar nada y que siempre podemos pedir ayuda a un profesional que nos eche una mano. A la vez, desmitificaremos todo el asunto de los celos, los problemas de convivencia con perros y gatos tras la llegada de un bebe, etc.

Empezamos con la historia de Dec, un precioso Golden de 15 años que por desgracia acaba de cruzar el Arco Iris pero que ha tenido la suerte de compartir los primeros años de Aina, la pequeña de la casa.

La historia de Dec y Aina



Dec era un golden muy bonachón que llego a la vida de Mónica y su marido hace 15 años, cuando se fueron a vivir juntos, con solo dos meses. Durante todos estos años, había sido el rey de la casa y colmado de atenciones y Mónica pensó, al quedarse embarazada, que esto no iba a cambiar cuando llegase el bebe pero eso no fue exactamente así.

La llegada de Aina

El embarazo de Mónica no fue nada fácil y tuvieron que abrirle 3 veces la barriga y aguantar de médico en médico hasta la semana 34, en la cual nació Aina con 2,600Kg. La peque llegó requiriendo muchas atenciones porque tuvo que ser operada con solo unas semanas de vida de un tumor en el riñón, lo cual suponía dedicarle mucho tiempo (puedes ver su historia completa en este enlace).

Cuando ella nació Dec tenía 12 años y, aunque intentaron mantener las rutinas, cuando nuestra vida da un giro de 180 grados como es la llegada de un bebe y más tras un embarazo tan complicado esto no suele ser posible.

Aun así intentaron llevar las cosas con la mayor normalidad posible y presentaron a Aina y Dec en cuanto esta llegó a casa, pero él al principio no pareció muy interesado en ese nuevo inquilino que hacía ruido todo el rato. Cuando Aina empezaba a llorar, Dec desaparecía en búsqueda de un lugar tranquilo en la casa.

Por la noche, Dec aprovechaba que el bebe dormía para ir a reclamar su sesión de mimos. Sabía que en ese ratito las atenciones serían todas para él.

El acercamiento



Pero Aina fue creciendo y llego el momento de empezar a comer solido ¡Y eso si que le gusto al abuelito Dec! Comida fácil con solo situarse debajo. A partir de ahí, su relación cambió y comenzaron a interactuar cada vez más.

Ella se reía cuando estaba con el, le tiraba de los pelos, se echaba encima… Siempre bajo la supervisión de sus padres por supuesto. Dec aguantaba como un santo y la olisqueaba con curiosidad.

Pese a que la llegada de Aina pilló a Dec ya mayor y pasaba la mayor tiempo durmiendo, ella lo buscaba de vez en cuando para abrazarlo o llevarle sus muñecos y acudía siempre a darle el beso de buenos días y buenas noches.

Limpieza y paseos en una casa con niños y perros



La limpieza en una casa con perro nunca puede ser impecable, como todos sabemos los pelos son difíciles de eliminar del todo, pero Dec estaba correctamente desparasitado, vacunado y lo cepillaban habitualmente para mantenerlo limpio por lo que no había peligro ninguno.

Los paseos eran un poco caóticos a veces, pero esos ratos compartidos merecían sin duda el esfuerzo. Verlos disfrutar de ese rato juntos y como la pequeña lo acariciaba o le daba beso, nos dice Mónica, que era una de las cosas más bonitas del día.

La despedida de Dec



Monica y su marido están convencidos de que para Aina fue un regalo tener a Dec como compañero y que le ha aportado mucho ayudándola a saber respetar y cuidar a un animal.

Desgraciadamente, a sus 15 años, Dec acaba de cruzar el Arco Iris y esto ha afectado a toda la familia. Aina nota mucho su ausencia. Ella estaba acostumbrada a las rutinas junto a Dec y ahora pregunta continuamente por él y no llega a entender bien porque no está.

Mónica nos dice que ahora necesitan pasar el periodo de duelo, pero que sin duda en un tiempo se decidirán a adoptar a otro peludo porque creen que para Aina es muy beneficioso el criarse con un compañero de cuatro patas.

Si quieres conocer un poco más a los protagonistas de su historia puedes seguir su cuenta de Instagram @mommo32. Además, si tu también quieres compartir tu experiencia con nosotros, puedes enviarnos un email a info@luccalaloca.es ¡Esperamos que os haya gustado la nueva sección y os sea de utilidad!

Fuente: este post proviene de Lucca la loca, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos