comunidades

La lucha contra el maltrato animal


Colaboración de Valia Rodríguez



La lucha contra el maltrato animal va unida a la lucha por tenencia responsable. ¡Están interconectadas! La forma de detener el abuso y maltrato hacia los animales callejeros también pasa por la reducción del número de ellos en las calles a través de programas de esterilización masiva y gratuita -que Cuba SI puede sostener y si a alguien le interesa puedo explicarle por qué y cómo- y por prácticas responsables de cuidado-atención a los callejeros. Y en este último acápite quiero detenerme: NADA justifica el maltrato a los animales, ni su erradicación -matanza- por asuntos de salubridad. Sin embargo, en el ánimo de proteger a los callejeros tenemos que reconocer -nosotros los protectores y animalistas- que en no pocas ocasiones incurrimos en conductas que propician la aversión de las comunidades hacia los callejeros, y por ende propiciamos -inconscientemente- su maltrato. Porque toda historia tiene dos versiones, y yo pretendo que este sitio se mantenga objetivo y creíble para que sea tomado en serio como fuente de denuncias, aquí comparto partes de un mensaje que recibí de un amigo acerca de la situación del parque de los gatos de Ayestarán y Pedro Pérez, seguido de mis reflexiones. Mi amigo me cuenta: "Entré al Parque y me enseñaron la suciedad de los gatos, muchas frente a las únicas ventanas que tienen esos apartamentos. La cisterna está contaminada con churre del piso, pelo y orine de gato y vi a la niña que tiene la lesion por el estafilococo, que aunque no haya sido la mierda de los gatos el transmisor al ver como está el Parque y donde vive la niña hay posibilidades reales. Se meten en las casas y ensucian en cualquier lado etc. En la tintorería han ensuciado ropas lavadas de clientes. En fin yo entendí que ahí no se puede vivir así." Y yo también coincido en que no se puede vivir así. Y aunque no he estado nunca allí, sé que esas situaciones proliferan donde se alimentan muchos animales al mismo tiempo. Los protectores en Cuba no tenemos platos por eso usamos papeles para la comida de los callejeros, y esos papeles los déjamos puestos muchas veces en el lugar en caso que algún animal no haya estado a la hora de la comida. Y como los gatos no se comen todo, pues los restos de comida permanecen y se pudren. Todo eso si no tenemos el cuidado de limpiar lo que llevamos. Eso engrendra un malestar comprensible en los vecinos, más aún si no son animalistas. Pero también la alimentación de gatos callejeros lleva a que la colonia crezca, como es natural, con nuevos animales que se incorporan y con nuevos nacimientos -una gata pare 5 veces al año, más de la mitad de cada parto serán hembras que a partir aproximadamente del 6to mes de vida comenzarán a parir 5 veces en el año!. Entonces la única forma de haber controlado la situación de esa colonia era haber organizado esterilizaciones sistemáticas de forma de cada animal que existiera, naciera o se incorporara no se convirtiera en fuente de animales nuevos. También había que haber organizado jornadas de limpieza profunda del parque-colonia de forma sistemática. Es una lección que tenemos todos que aprender porque hay otras colonias o minicolonias en muchos lugares de La Habana y de Cuba. Este hecho triste que hoy estamos viviendo no solo refleja la ausencia de un programa gubernamental que permita el control ETICO y HUMANO de las poblaciones callejeras -porque zoonosis NO es la solución- si no también que el movimiento animalista en Cuba todavía tiene mucho que caminar, madurar y ganar en organización y cooperación entre las protectoras de los barrios y grupos organizados como CEDA, PAC y sociedades protectoras como Aniplant. Mi amigo resalta que los vecinos defienden que "ellos no han envenenado ningún gato..." y que "...la política que han tomado es sacar a los gatos y llevarlos para comedores o lugares abiertos", lo cual no está mal para los gatos pero extiende el problema a otros lugares. Dice también que los vecinos "... no quieren que les echen mas comida para evitar que traigan mas" y es eso es comprensible para evitar el efecto de colonia vacía que será ocupada por nuevos animales. Me dice que las protectoras cuentan con un plazo hasta el próximo lunes para re-ubicar los animales, de los contrario los gatos que queden los vecinos mismos los trasladarán para otro lugar. Mi amigo también me dice que es cierto que han aparecido gatos muertos aunque no está clara la causa -pero, y esto lo digo yo, no es normal que varios gatos mueran al mismo tiempo ni que algunos de los más pequeños le hayan aplastado la cabeza sin la intervención humana. Al parecer han ocurrido enfrentamientos antiguos entre las protectoras que alimentaban a la colonia y los vecinos del parque, enfrentamiento que ciertamente no ayudó a los gatos. Posiblemente esto haya motivado la participación del Jefe de Sector, que si verdaderamente amenazó a la protectora estuvo mal, y no se justifica. Coincido con mi amigo que hasta que no exista una una Ley de Protección Animal, que incluya también la tenencia responsable de mascotas, estas situaciones seguirán pasando. Pero con ley o sin ley tenemos, nosotros los protectores y animalistas, que aprender a vivir en las comunidades, con las reglas de la comunidad y conciliando con la comunidad. Solo así podremos ayudar a los callejeros y podremos influir en los barrios para lograr una conducta más tolerante y más humana hacia ellos. Les seguiré contando lo que suceda con los gatos del parque de Ayestarán y Pedro Pérez.

Fuente: este post proviene de Elsatocubano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Qué es el tránsito temporal?

Por Elsie Carbó ecarbo@enet.cu Cuando te involucras de corazón en una cruzada en defensa de los animales ni te imaginas las sorpresas y los deleites que te pueden esperar. En estas obras de rescate y ...

Divide y vencerás

Por Elsie Carbó grillosazules@gmail.com Perros famélicos y hambrientos, hacinados en lugares públicos donde suelen venderse productos comestibles, colonias de gatos alrededor de los tanques recolect ...

Etiquetas:

Recomendamos