Mascotas

KOIRA - Adiestramiento Canino Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Los paseos con un perro: entre el cielo y el infierno

Los paseos con un perro: Entre el cielo y el infierno.

Según el diccionario de la lengua española la definición de pasear es: Ir andando por distracción o por ejercicio.Eso por definición descartaría ir peleándonos con nuestro perro, pero es así.

La mayoría hemos visto los programas de CESAR MILLAN en los cuales se nos alecciona a que el perro vaya caminando a nuestro paso, al lado o por detrás de nosotros, sin permitirle oler, ni relajarse.

ESO NO ES PASEAR. Es realizar un ejercicio (eso es ir en modo “trabajo”), eso se puede hacer moderadamente para que el perro descargue energía, pero si lo habituamos a pasear a un ritmo fuerte, y no le ejercitamos la mente, ocurrirá como con los adictos al gimnasio, cada vez necesitará más.

Una cosa que me encanta de pasear con mi perro, es ir relajada, disfrutando de un buen día, una temperatura agradable y una brisa fresca. Poder sentarme en un banco con él a mi lado, o en una terraza a tomar una horchata o un refresco.

Algo idílico ¿verdad?¿Pero es posible?ROTUNDAMENTE SÍ. Piensa en como caminas normalmente con tu perro?

Lo sacas a pasear por las mañanas, corriendo vais al descampado o al pipi-can, e intentas que haga sus necesidades deprisa y corriendo para poder ir a trabajar o a llevar a los niños al colegio.

Si lo llevas contigo a realizar recados, vais deprisa porque tienes que hacer muchas cosas después.

¿Te lo llevas a recoger a los niños al cole?¿Llegáis tarde a las actividades extra-escolares? ¿Podría ser que no hayamos enseñado a pasear a nuestro perro tranquilamente a nuestro lado?Muchas veces no somos conscientes de la forma en que aprenden los perros. POR REPETICIÓN Y EXPERIMENTACIÓN.

Si normalmente vamos corriendo a todas partes, ¿no es lógico que el haga lo mismo? ¿Le hemos enseñado a caminar pendiente de nosotros?Me he dado cuenta que cuando camino varios días seguidos de forma relajada, mi perro hace lo mismo.

Probemos: en lugar de querer realizar una caminata de varios kilómetros con nuestro perro, a marcar un paseo relajado de ¿1/2 hora?¿1 hora? Iremos caminando por un parque y si el perro comienza a tirar, simplemente cambiaremos de dirección, de forma suave pero enérgicamente. O simplemente, vayamos por la calle y si tira, frenemos, mantengamos la postura hasta que el perro relaje la correa, y una vez esté la correa sin tensión, comencemos de nuevo a caminar.Probemos a ver que ocurre.

Fuente: este post proviene de KOIRA - Adiestramiento Canino, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos