comunidades

Pánfilo fue castrado.



Por Elsie Carbó



Algunas personas lo recordarán. Fue el gatico rescatado en muy mal estado después que le pincharon los ojos. De eso han pasado tres meses y ya está recuperado. El nunca recobró la visión del todo, aunque una ceguera moderada no le impide llevar una vida activa como cualquier gato feliz en familia.

Por recomendación médica lo llevé a la campaña de esterilización del grupo auspiciado por Spanky Project, una organización canadiense sin fines de lucro fundada en 2003 con el objetivo específico de ayudar a los animales y a las organizaciones cubanas que se dedican al bienestar animal, que son más de lo que te imaginas, pues hasta hace un tiempo atrás ni siquiera se escuchaba hablar de campañas para esterilizaciones o desparasitaciones masivas, pero lo cierto es que ya casi en todas las provincias y municipios se están asociando las personas y formando sus propios grupos, llámense ceda, pac, atac, etc, etc, y eso ya no hay quien lo pare, para beneplácito de los protectores y para la felicidad de los animales.

Pues sí, llevé al gatico a operar porque entre otras cosas, hay que prevenir ciertas enfermedades del sistema reproductor, pero fundamentalmente quiero evitarle a mi gato invidente problemas conductuales con otros machos, por el marcaje y la supremacía en el barrio, y no deseo que tenga accidentes por andar mariposeando en la esquina detrás de las hembras, y porque tampoco quiero que haya más bebés abandonados en la colonia de enfrente.

Eso entre otras razones me llevaron al hermoso entorno de la Quinta de los Molinos, donde Spanki Projet realiza por estos días una campaña masiva de esterilización y desparasitación de perros y gatos, y allí habían decenas de propietarios con sus mascotas y protectores con animales rescatados, muchos de ellos desconocidos pero siempre dispuestos a tenderle una mano al necesitado, aunque a veces la pasión nos ciega y entramos en guerra sin analizar las circunstancias, pero como diría Don Quijote a Sancho “…los perros ladran, señal de que cabalgamos”.

Y por si alguien me pregunta por qué le corté los webos a Pánfilo les digo que es algo que los dueños de mascotas y las personas en general debemos hacer, aunque no seamos sus propietarios, entre otras razones para reducir las poblaciones de animales callejeros que tanto sufrimiento padecen hambreados en las calles, pues tanto ellos como los que amamos a los animales queremos un entorno libre de abusos y crueldades.

Solo educando a la gente bajo estas premisas es que lograremos tener un país sano en este sentido, ojala abunden proyectos como este, donde el profesionalismo de sus veterinarios y la organización del personal que trabaja en ello sobresalen. Mi felicitación y mi agradecimiento. Ojala puedan multiplicarse de una punta a la otra del país, es lo que más se necesita.

Fuente: este post proviene de Elsatocubano, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Por Elsie Carbó ecarbo@enet.cu Cuando te involucras de corazón en una cruzada en defensa de los animales ni te imaginas las sorpresas y los deleites que te pueden esperar. En estas obras de rescate y ...

Por Elsie Carbó grillosazules@gmail.com Perros famélicos y hambrientos, hacinados en lugares públicos donde suelen venderse productos comestibles, colonias de gatos alrededor de los tanques recolect ...

Etiquetas:

Recomendamos