comunidades

¿Por qué tu gato araña los muebles? ¡Anota estos consejos para evitarlo!

El marcaje con arañazos es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los dueños de gatos. Muebles dañados, cortinas rasgadas, paredes marcadas... Seguro que si convives con un felino te suena todo esto. Pero ¿sabes realmente qué les lleva a actuar así?

Todo esto tiene una explicación lógica y te la vamos a detallar en este artículo para que no te quede ninguna duda. También te vamos a contar qué puedes hacer para prevenir el marcaje y qué tipo de rascador debes comprar. Si tienes un gato, ¡esto te interesa! 



Para abordar el tema, lo primero que debemos tener claro son las razones que motivan a nuestro gato a comportarse de esta manera. Debemos tener en cuenta que es una conducta que realizan por puro instinto y, aunque nos resulte molesta en algunos casos, para ellos es algo totalmente necesario.

- Arañar es una forma de comunicarse con los miembros de su familia o con la colonia. Es una señal visual y olfatoria (a través de feromonas) para mostrar ansiedad o malestar y marcar territorialidad. En este sentido, debemos saber que en el mercado existen productos como FELISCRATCH de FELIWAY®, que copian los mensajes químicos de los gatos. Es decir, se pueden aplicar sobre el rascador para incitar a los gatos a rascar ahí. 

- También les ayuda a relajarse y limarse las uñas. En este caso podrás diferenciarlo por los movimientos, ya que son distintos: cortos y lentos. 

- Si observamos que nuestro amigo marca con arañazos por toda la casa, entonces es más que probable que nos encontremos ante un caso de estrés. Si se da esta situación, es conveniente que consultemos a un etólogo o a nuestro veterinario de confianza para poner en marcha todos los mecanismos necesarios que nos ayuden a solucionar el problema. 

El marcaje: la ansiedad y el estrés

Como decíamos, los gatos también padecen estos dos problemas tan comunes en los tiempos en que vivimos. El ritmo frenético que llevamos hoy en día también lo sufren ellos: ruidos, televisiones y músicas atronadoras, visitas, mudanzas, reformas, cambios de mobiliario... Para ellos, como para nosotros, todo esto son fuentes de estrés.

La gran diferencia es que ellos no pueden ni saben expresar sus conductas naturales libremente, por ejemplo, elegir su lugar de descanso, dónde arañar o hacer sus necesidades. Por eso, en muchas ocasiones, no se sienten tan bien ni tan a gusto como nos gustaría a nosotros. Y cuando se estresan, lo muestran en ocasiones con marcajes de orina o arañazos en lugares no deseados. 



Para saber si el marcaje se debe al estrés, debemos observar esto:

- Si araña en distintas estancias y superficies diferentes.

- Si lo hace en casas donde hay más de un gato y donde podría existir algún tipo de conflicto entre ellos.

- Cuando hay "familia numerosa" de gatos en el hogar.

- Si ha habido cambios en la vivienda últimamente: obras y reformas, decoración diferente, muebles nuevos, etc.

- Si los arañazos tienen lugar cerca de puertas o ventanas.

¿Podemos prevenir los arañazos?

Por supuesto, si damos a nuestro gato una superficie alternativa para arañar, tendremos mucho terreno ganado. Y es aquí donde entra en juego un elemento fundamental: el rascador. La gran ventaja que ofrecen es que tú puedes dirigir los arañazos de tu gato, es decir, puedes decidir dónde quieres que arañe. De esta manera dejará de hacerlo en lugares inapropiados y pasará a hacerlo en el rascador, que está destinado precisamente para este fin. 

Para evitar que se sigan produciendo los arañazos en lugares inadecuados, hay que trabajar con enriquecimiento ambiental, que incluye la colocación de postes y el uso de feromonas. FELISCRATCH de FELIWAY® atrae al gato hacia la superficie e imita las marcas visuales y las completa al añadir el elemento clave: la feromona interdigital felina.

Para lograr que tu amigo felino haga uso de su árbol rascador, debes situarlo al principio en su zona favorita de juegos. Con el paso del tiempo y poco a poco, podrás ir acercándolo a su lugar de descanso. Así, lo primero que hará al levantarse será estirarse y desperezarse haciendo uso del rascador. 

Qué rascador debo elegir

Es importantísimo que ofrezcas a tu amigo felino postes -preferiblemente verticales-, diseñados especialmente para ser rascados. Cada gato es un mundo y cada uno prefiere un tipo de poste y material de superficie (los hay de cuerda, de corcho, cartón, madera...). Es tarea tuya encontrar el que mejor se adapte a tu gato si lo que deseas es que deje de arañar donde no quieres.

Para elegir un poste u otro, una buena pista es ver dónde suele arañar nuestro gato y encontrar un rascador que le ofrezca sensaciones similares. En el mercado, además, podemos encontrar todo tipo de postes, unos simples y otros más complejos con diferentes formas, texturas e incluso con plataformas para descansar. 

La forma de hacer entender a nuestro gato que SÍ es ahí donde debe rascar es mediante el refuerzo positivo. Es decir, premiarle cada vez que arañe donde debe. Para ello podemos recurrir a alguna golosina para gatos, caricias y frases cariñosas de felicitación. Los felinos son muy listos, así que pronto aprenderá que ahí es donde puede, y debe, afilar sus uñas. 

¿Tu gato araña los muebles o tu sofá? Recuerda que puedes encontrar más información aquí

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos