comunidades

¡Protege a tu gato! ¿Le han puesto las vacunas de refuerzo?

¿Cuándo fue la última vez que hiciste vacunar a tu gato? ¿Sabías que no son suficientes las vacunas que le pusieron cuando era pequeño? La mayor parte de los dueños de gatos pensamos que nuestros amigos felinos están protegidos de por vida con las vacunas que les administraron en sus primeros meses de vida. Pues bien, ¡esto no es del todo cierto!  

Como vamos a ver en este artículo, podemos hacer mucho más por la salud de nuestra mascota en edad adulta si tenemos en cuenta estos consejos sobre las vacunas en los gatos.



Desde Boehringer Ingelheim hemos lanzado la campaña “GatoViral” que, con el lema “¡No dejes que este gato se vuelva viral!”, busca concienciar a la sociedad acerca de lo importante que es la vacunación para prevenir enfermedades en los gatos, algunas de las cuales pueden conllevar consecuencias gravísimas. Y es que queremos que los gatos sean virales en Internet, donde nos encanta verlos, ¡y no en la vida real con virus que les pueden hacer mucho daño! 

Así pues, vamos a ver cómo podemos evitar que nuestro gato se contagie de esos virus que se propagan con tanta facilidad y que son especialmente peligrosos. 

Antes de nada... ¿qué es exactamente una vacuna?

Se trata de un tratamiento preventivo que consiste en inocular unas sustancias en el organismo del gato para que produzca anticuerpos que lo protegerán frente a virus.

Así, las vacunas crean de alguna manera una memoria inmunitaria en el organismo de tu animal de compañía frente a determinadas enfermedades. 

Sin duda, son la mejor manera de prevenir enfermedades... ¡y además algunas son obligatorias!

¿Qué enfermedades se protegen con las vacunas para gatos?

- Panleucopenia felina (Enteritis infecciosa felina).  Es una enfermedad que produce diarreas sanguinolentas y vómitos, lo que puede deshidratar al gatito e incluso provocarle la muerte. La suelen padecer principalmente los gatos menores de 6 meses. Gracias a las vacunas, la incidencia de esta enfermedad ha disminuido en los últimos años. Sin embargo, sigue representando un peligro, ya que es un virus resistente y que puede producir la muerte de nuestra mascota.

- Virus de la Leucemia felina. Este virus ataca al sistema inmunitario de los gatos y hace que enferme más fácilmente. Puede provocar cáncer y la muerte de nuestro gato. Los gatitos son más sensibles a padecerla, ¡por eso es tan importante vacunarles desde edad temprana

- Infección de las vías respiratorias altas por herpesvirus felino - Gripe felina. Produce síntomas parecidos a un resfriado: rinitis, conjuntivitis y fiebre. Es una enfermedad muy contagiosa de la que todos los gatos deben estar vacunados. 

- Calicivirus felino (FCV). Este virus es muy contagioso y produce síntomas parecidos a la gripe felina. Además, produce inflamación en las encías y úlceras en la boca, lo que hace que el gato deje de comer e incluso puede llegar ser mortal. Por ello, debes proteger a tu gato con la vacunación. 

- Chlamydophila Felis (clamidiosis). Es una infección que suele darse en gatitos menores de un año. Produce conjuntivitis con mucha secreción y fiebre transitoria. En algunas ocasiones provoca también pérdida de apetito y peso.

- Rabia. Es una enfermedad mortal que se transmite por el mordisco de un animal infectado. Si quieres viajar con tu mascota debes tenerla vacunada contra la rabia de forma obligatoria.

Calendario de las vacunas del gato joven

Estas son las vacunas que debes poner a tu gato cuando es todavía un cachorro: Calicivirus, Rinotraqueitis y Panleucopenia. Además, Leucemia felina, Clamidiosis y Rabia, según el entorno donde viva y su estilo de vida.

El protocolo vacunal para gatitos empieza alrededor de las 8 semanas de vida. Consiste en una serie de vacunas que se administran a lo largo de un par de meses, hasta como mínimo las 16 semanas de vida o más allá. Es esencial finalizar este protocolo adecuadamente y no olvidarse de las últimas dosis, ya que podrían ser las más importantes para tu gatito. 

Déjate aconsejar por tu veterinario para tener el protocolo vacunal más adaptado a las necesidades de tu gato.

Vacunas del gato adulto: los refuerzos

Con el paso del tiempo, el poder de inmunidad que proporcionan las vacunas va disminuyendo. Por eso, las vacunas de refuerzo son necesarias para que la protección sea más duradera. En función de la enfermedad, estos refuerzos pueden ser hasta anuales, por lo que es importante llevar cada año a tu gato al veterinario para ver qué vacuna debe recibir y poder mantener a tu gato protegido por más tiempo.

Y tú, ¿tienes protegido a tu gato? Este sencillo test te ayudará a encontrar la respuesta a esta pregunta.

Fuente: GATO VIRAL

Para terminar, un consejo: confía en tu veterinario

¿Sabías que para 9 de cada 10 propietarios la primera fuente de información es el veterinario? Nosotros también queremos recomendarte que consultes a tu especialista de confianza acerca de todas las posibilidades que tienes para proteger a tu gato. En tu clínica veterinaria te informarán detalladamente de todas las vacunas con las que puedes contar para que tu mascota tenga el mejor escudo antivirus. 

¡No lo dejes pasar, recuerda que es la forma más efectiva de prevenir enfermedades!

Únete a nuestra campaña “GatoViral” y “¡No dejes que este gato se vuelva viral!” 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos