comunidades

Trucos para mantener la casa limpia conviviendo con un perro

Cuando hay perros en casa es muy fácil que se ensucie, porque tener un perro es una gran responsabilidad y mantener la casa limpia es parte de su cuidado y de todos los que convivan con la mascota. 

Si tienes un perro no podrás evitar que tu casa se ensucie con más frecuencia, pero con algunos trucos y consejos será muy fácil mantener el control de la situación, aún en medio de una rutina difícil. 

Lo importante es mantener un orden y frecuencia en la limpieza, para que no se escape de las manos la correcta higiene que un hogar necesita y más si hay un perro.

Los perros nos alegran la vida, y son la mejor compañía del mundo, pero tienden a ensuciar mucho: pelos, babas, etc. 

Orden y frecuencia al momento de limpiar una casa con perros, un hábito necesario

Para los adoptantes de diferentes mascotas, sean gatos o perros, han notado que el perro tienen un olor corporal fuerte, por lo que es necesaria la higiene frecuente en casa.

Si hay algo que nos incomoda mucho es que vengan visitas y espeten aquello de “uf, cómo huele a perro“.

La limpieza es fundamental para controlar su olor, pero no solo la limpieza del hogar, sino la limpieza del perro en general. 

Al tener un correcto control o rutina de limpieza, muy fácilmente se sentirá el olor de los perros, sobre todo si van a casa personas de visita.

La gran clave para mantener el orden y la limpieza es la organización.

Tener un plan de rutina para que siempre la casa se mantenga limpia es más que necesario.

Crear un hábito será muy necesario para que la limpieza del hogar sea efectiva y eficiente.

De nada vale intentar limpiar si no se hace de la manera correcta.

Lo mejor es organizar una limpieza profunda cada cierto tiempo, pero mantener breves rutinas inquebrantables cada día para que todo se mantenga limpio. 

Maneras de eliminar el olor de un perro del hogar

Tener la casa limpia del olor y desorden que puede provocar un perro es responsabilidad del o de los adoptantes de la mascota.

No es suficiente darle amor y cariño o sólo limpiar la casa, es necesario cuidar sus cosas, limpiarlas y limpiar al perro correctamente.

Todo será parte del control para tener una casa limpia, saludable y un perro feliz. 

Limpieza todos los días:
Al hacer una limpieza diaria, se logrará mantener siempre la casa limpia.

Si evitas la acumulación de suciedad, sin duda será más fácil que cada día la casa esté libre de malos olores y desorden. 

Eliminación de malos olores:
El desorden es importante controlarlo, pero el olor también es parte de tener la casa limpia.

Muchos adoptantes de perros colocan ambientadores con la esperanza de que el olor de la mascota se disperse con el aromatizante, pero esto solo hará que el olor sea peor y más duradero.

Lo ideal es tratar el mal olor desde la raíz, desde su verdadera causa. 

Divide la casa por secciones al momento de limpiar:
Quizás en un día sea difícil o complicado limpiar la casa totalmente, por ello se recomienda limpiar cada día una sección de la casa de manera profunda: para garantizar un buen resultado. 

Por ejemplo, un día la sala, otro día el jardín y así sucesivamente hasta tener el completo control de la limpieza.

Después, bastará con breves limpiezas diarias de mantenimiento. 

Limpia lo más difícil primero:
Las prioridades también son importantes al momento de la limpieza.

Por ejemplo, una de las cosas más difíciles de limpiar de un hogar con perros son las alfombras y los muebles.

Si es tu caso, asegúrate de tenerlos bien limpios. Que sean tu prioridad y después te encargas de lo demás. 

¿Alfombras de pelo? ¿Cortinas de hilo? Quizás sea un buen momento de renovar las alfombras y cambiarlas por las de bambú o yute, y las cortinas por estores de madera.

Elimina los pelos con cepillado diario y aspiradora:
Dependiendo de la raza del perro, tendrá o no un pelaje abundante.

De ser así, debes eliminar bien los pelos.

La mejor manera es cepillando al perro constantemente para evitar que los pelos muertos se vayan con el viento a cualquier parte de la casa.

El cepillado del pelo del perro debe hacerse todos los días, esto ayudará más a mantener la limpieza de toda la casa.

Además, el perro siempre lucirá bonito con cada cepillada.

Otra manera, es utilizando una aspiradora en los lugares que frecuente el perro. Por ejemplo, el sofá y el piso. 

Y si de ahorrar tiempo hablamos, olvídate de las aspiradoras que necesitan que las conduzcas. Por fin, existen los robots de limpieza que actúan por sí solos mientras tú trabajas.

Yo, por ejemplo, utilizo el robot Conga especial mascotas.

Siempre que salgo de casa la dejo funcionando con su temporizador, y cuando llego tengo todo el suelo limpio de pelos.

Limpia el polvo y caspa con un paño húmedo:
La mejor manera de limpiar el polvo es utilizando un paño húmedo, esto ayudará a que la suciedad se quede en el paño y no se esparza a otros lugares. Al sacudir, sólo se logrará eliminar el polvo de un sitio, pero siguen estando en el hogar. 

Los perros tienen una caspa, la cual se desprende al mismo tiempo que el pelo y produce alergias.

Normalmente, esa caspa termina en muchas partes de la casa, sobre todo en los muebles. Esto es para tener en cuenta seriamente.

Limpieza de las cosas del perro:
Es muy importante limpiar todas las cosas del perro, así como: su bebedero, comedero, cama, toalla, etc.

No olvidemos la limpieza de los juguetes, que son los que más se ensucian.

Asimismo, se debe mantener ordenado el espacio donde el perro duerme.

Lo recomendable es limpiar sus pertenencia cada semana y de esa manera no es algo tan rutinario, pero si es algo que no debe olvidarse. 

Organización de las cosas del perro:
Parte de la limpieza es el orden, por ello, si todo esta acomodado y en el lugar que deben estar, la casa lucirá mucho más limpia.

Si el perro tiene varios juguetes, colócalos dentro de alguna caja.

Las cosas de comer lavarlas y colocarlas en un lugar también.

Al tener todo organizado se verá mucho mejor.

Evita al máximo el gran caos que significa el desorden. 

trucos para mantener la casa limpia conviviendo con un perro


Limpieza diaria de la cama y cojines de la casa:
En cuanto a su cama sí se recomienda una limpieza diaria con una aspiradora y cada 15 días o menos, una limpieza más profunda.

Lo importante es la constancia en la limpieza para mantener todo libre de suciedad y malos olores. 

También los cojines deben sacudirse y aspirarse todos los días, sino se acumulará mucho pelo.

Si pasa un día sin limpiarse se notará. 

Limpieza con vapor:
Limpiar la casa completa con vapor una vez al mes ayudará a la limpieza en general, pero también es una forma de alejar las bacterias, pulgas e incluso a los ácaros.

Mantén una buena ventilación en la casa:
Recibir entrada de aire fresco dentro del hogar es fundamental para que los malos olores no se queden encerrados y que el aire fresco fluya por toda la casa. 

Educación del perro para tener siempre la casa limpia

La limpieza es parte fundamental de un hogar cuando se tiene uno o varios perros, pero si se puede educar al perro para que tenga buenos hábitos, será más fácil mantener la limpieza cada día.

Enséñale a orinar al momento del paseo diario:
El orín de un perro es muy fuerte y si el perro se orina en la casa, será difícil hacer desaparecer el olor tan fácilmente.

Por lo tanto, es importante enseñarlos a hacer sus necesidades fuera de casa.

Acostúmbralo al baño frecuente:
Desde que son cachorros es necesario que se acostumbren al baño.

Esto sin duda es parte fundamental de la higiene de la mascota y de la casa completa. 

No a los muebles y sillas:
Si se les enseña a no montarse en las sillas o los muebles, será más sencillo controlar la limpieza.

Será una regla clara y fácil de acatar por la mascota.

El adoptante no debe ceder en ningún momento, si no el perro creerá que lo puede volver a hacer. 

Si finalmente se decide que sí tenga acceso, hay que apostar siempre por fundas lavables.

No darles comida desde la mesa:
Es importante que el perro tenga su propio horario de comida, además, que coma la comida que verdaderamente le hace bien y le aporta sus nutrientes necesarios para su crecimiento y salud.

No obstante, muchos adoptantes eligen darles comida desde la mesa y eso a pesar de afectar su salud física y mental, hará que el piso se ensucie y también se crea un mal hábito. 

La mejor manera de enseñar a un perro es con cariño y con recompensas.

Cuando hace algo bien asegúrate de hacérselo saber con una caricia o un premio.

Un jardín limpio es parte de la limpieza

Muchos de los perros tienen en su hogar un jardín para jugar y correr.

Por lo tanto, la limpieza del jardín es necesaria para evitar que se ensucie, o en caso de que tenga parásitos, es importante eliminar las heces que estén en el jardín.  

Una manera de cuidar el jardín de parásitos es con productos desinfectantes caseros, es decir, que no le hagan daño al perro.

Una opción es usar jabón líquido.

La manera de elaborarlo es con un 1/4 de cucharadita de jabón líquido diluido en un galón de agua tibia.

Esa mezcla se puede rociar por todo el jardín y especialmente donde se crea que pueden estar los parásitos o gusanos. 

También es importante:

Recoger el jardín para que esté libre de  suciedad.

Usar guantes en todo momento, sobre todo al limpiar sus heces. Sin embargo, lo mejor es que las haga fuera de casa. 

Si en el jardín el perro tiene una casita, se debe limpiar por lo menos una vez a la semana. 

Algunos productos de limpieza no aptos para mascotas

Muchas veces la limpieza del hogar se vuelve una obsesión, pero si hay un perro en casa se debe tener cuidado con el uso de algunos productos, los cuales pueden ser tóxicos para ellos. 

La limpieza del hogar al tener un perro es de gran importancia, pero puede hacerse sin poner en riesgo la salud del perro.

Lo ideal es usar productos que sean seguros.

Cuando se usan los productos normales estos contienen químicos que pueden ser dañinos para su salud.

Algunos limpiadores de pisos son peligrosos, debido a que al limpia la superficie y dejar que el producto seque, el producto no desaparece.  

Algunos productos de limpieza dañinos para las mascotas y que son de uso muy común, son:

Cloro.

Lejía.

Amoniaco.

Alcohol.
Muchos productos no se usan directamente en los lugares donde pasa o frecuenta el perro, por lo tanto, es importante mantenerlos fuera de su alcance luego de su uso.

Algunos de esos productos, son:

Suavizantes para la ropa.

Productos del baño (el inodoro).

Productos que se usan para limpiar la cocina.

Ambientadores.
Síntomas para reconocer un envenenamiento por algún producto de limpieza:

Si el perro tienen contacto con algún producto tóxico, se le irritarán los ojos y la piel.

Si los beben, tendrán vómito, malestar y/o convulsiones. En casos más extremos, puede ocurrir la muerte del perro.

Si los productos son inhalados pueden provocar asma y otros problemas respiratorios. 
Importante: Cada síntoma dependerá del producto que se emplee.

Es necesario siempre contar con la orientación que sólo el médico veterinario puede brindar, no sólo para indicarle cuál es la mejor manera de limpiar su hogar para que su perro no sufra ningún daño en su salud, sino que en caso de que algo malo ocurra, él sabrá cómo actuar. 

Alternativas para limpiar el hogar sin riesgo para el perro

Para no utilizar químicos u otros productos contraproducentes para las casas con perros, existen algunas alternativas más seguras.

Esas alternativas, son:

Diluir los productos con mucha agua.

Usar el producto y luego pasar mucha agua para intentar eliminar el producto del piso y luego secar muy bien.

Utilizar productos de limpieza ecológicos.

Usar bicarbonato el cual absorbe muy bien los olores y no es dañino para las mascotas. También sirve para limpiar alfombras y otras pertenencias de los perros. Sólo debe ser diluido con agua tibia y un poco de sal que formará una pasta, ideal para la limpieza de algunos objetos.

Vinagre o limón con agua. La cantidad recomendada es media taza de vinagre y colocarla con agua en un pote de spray. El vinagre es desengrasante.
Nota: Es recomendable leer bien las etiquetas de los productos, puesto a que muchos indican si son o no tóxicos para mascotas.

Sin embargo, antes de usar cualquier alternativa o producto para la limpieza del hogar, es importante consultar con el veterinario.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Fuente: este post proviene de Como educar a un cachorro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El perro bodeguero andaluz

El perro Bodeguero Andaluz, también llamado el ratonero bodeguero andaluz, es un perro originario de España, exactamente de Andalucía Occidental, provincia de Cádiz, y se originó en el siglo XVIII.  N ...

Perro lobo checoslovaco

Hay numerosas razas de perros, sin embargo, el perro lobo checoslovaco es diferente a otras razas debido a que su linaje original fue debido a un experimento que se realizó en Checoslovaquia en el sig ...

Recomendamos