Mascotas

Blog de fidel Idea guardada 46 veces
La valoración media de 83 personas es: Muy buena

Los perros y los petardos: por qué les dan tanto miedo y cómo evitarlo

En estos días es inevitable convivir con los petardos, en cualquiera de sus categorías: las bombitas que los niños lanzan y los petardazos que nos hacen temblar hasta a nosotros. Y vemos cómo nuestros perros lo pasan mal. Vamos a intentar explicar primero por qué se produce esto y en el siguiente post, qué hacer.



Puede ser que nuestros perros, en situaciones normales, estén acostumbrado a una intensidad de ruido, es decir, estén habituados. Van por la calle y no se asustan del ruido de los coches, de los gritos de los niños…  Y sin embargo, con lo que nos encontramos en fechas como esta, es que su miedo, sus reacciones de ansiedad o incluso de fobia, se presentan con bastante frecuencia.

Esto es porque la intensidad del estímulo, en este caso los  petardos, es particularmente intensa para ellos, su aparición es repetida y se produce una sensibilización. La sensibilización es un tipo de aprendizaje no asociativo que se produce como una forma de reactividad al medio. La intensidad del ruido es tal, que es vivida como amenazante. El problema añadido de esta forma de aprendizaje es que cuando nuestro perro se sensibiliza a los ruidos, como en este caso, tiene tendencia a generalizar, y empezará a reaccionar ante ruidos ante los que antes no reaccionaba. 

Dos de las claves para poder ayudar a nuestro perro son la exposición y la intensidad: menos exposición, menor intensidad.

¿Cómo hacemos entonces para que no lo pase tan mal? 

Como norma general para los miedos, comenzaremos por evitar las situaciones que producen esa conducta. Ya sé que me vais a decir que cómo podemos evitar que si estamos paseando alguien lance un petardo. Es verdad, pero intentaremos buscar estrategias que, en la medida de lo posible, evite o minimice su presencia o intensidad. Por ejemplo,  sacándole en un horario donde sea menor la probabilidad de que la gente se ponga a lanzar petardos, o buscaremos un lugar en el que creamos que es más fácil que, o no haya gente lanzando petardos, o que  el sonido de los petardos que puedan lanzar en otros lugares llegue atenuado. Si vivo en un bloque donde hay mucha gente aficionada al lanzamiento de estos artefactos, tendré que coger al perro y sacarlo en otra zona. Si no es así, mejor cerca, por si apareciera de forma inesperada una sarta de petardos cerca del perro. 



Nunca hay que obligar al perro a estar en presencia del estímulo que le genera miedo. Esto con cualquier miedo. Si es con los petardos, igual. Si estoy en una terraza y comienzan los petardos y el perro empieza a manifestar conductas de ansiedad y de huida, lo que se está produciendo no es una habituación, sino una inundación al estímulo, con lo que no estoy ayudándole para nada porque no le estoy poniendo en una tesitura que pueda manejar, sino todo lo contrario. Lo adecuado es llevarle a una zona segura. Algunos dirán que estamos sucumbiendo ante la reacción de huida del perro y con eso estamos alimentando su miedo. Realmente lo que estamos haciendo es evitar una inundación que agudice el problema. La intervención tiene que hacerse de forma adecuada, en un contexto adecuado, con una intensidad y frecuencia que sean manejadas adecuadamente, con un proceso adecuado y en el momento adecuado. Mantenerle ante esa situación es hace sufrir en vano.  Sé que es obvio decir esto, pero castigar a un perro que tiene miedo, sólo genera más miedo y desconfianza hacia su dueño, y nos estaremos cargando ser su base segura.

En casa tendremos que crear una ZONA SEGURA, donde nuestro compañero pueda esconderse y gestionar su miedo. Un transportín con una manta por encima, un lugar de la casa que ellos elijan (el cuarto de baño suele ser un lugar muy recurrido), son buenas opciones. Pero con dos observaciones: si usamos el transportín, éste habrá tenido que ser previamente positivizado, y su zona segura no será utilizada como castigo, y no habrá que obligarle a salir de ella.

El otro día me decía una persona que cuando su perro se escondía en el baño, estaba tanto tiempo que ella no podía entrar y tenía que sacarlo. Normalmente, cuando se sienta seguro saldrá por si solo. Pero no es de extrañar que si los petardos siguen, este tiempo se prolongará, sencillamente porque el estimulo al que teme o le produce ansiedad, sigue presente. Si realmente el estímulo ha desaparecido y tarda mucho en salir, habrá que ayudarle, SIEMPRE con refuerzos positivos. Y esto será una señal de que hay que ayudarle llamando a un profesional.

Nuestro comportamiento es muy importante, porque puede reforzar sin querer el miedo o puede hacer de nosotros una referencia segura. Por ello evitaremos acariciar, hablar con dulzura… Pero sí estaremos presentes, tranquilos y sin transmitir tensión.  En estos casos, simplemente ESTAR es más importante que hacer. Las palabras cariñosas, las caricias, los premios, los dejaremos para cuando esté calmado



Los ejercicios de obediencia, el juego, el ejercicio y la consistencia en la educación, también ayudan a nuestro perro porque refuerzan los estados de calma, potencian el vínculo sano y le permiten tener control sobre la situación. Pero para hacer esto de forma adecuada, es importante haber iniciado un proceso de trabajo con un educador que trabaje en positivo y nos haya dado las pautas adecuadas. Si no, por ejemplo, podemos hacer del juego un refuerzo de su conducta en lugar de un elemento que le ayude a relajarse y canalizar la ansiedad.

Y si tuviéramos que intervenir con él, después de haber trabajado todo esto, es cuando plantearíamos un protocolo para que el perro pudiera hacer frente al estímulo que le produce miedo, AHORA y con la ayuda de un profesional, no en la terraza o en el paseo. Pero sabiendo que cuando se trata de sonidos que pueden aparecer sin previo aviso, y por lo tanto, sin capacidad de control por parte del perro, la intervención no es fácil. Basta con que aparezca a una intensidad no asumible por el perro, para que el miedo reaparezca. La prevención es más eficaz, y la zona segura es una buena alternativa.  

Otras herramientas como psicofármacos, nutraceúticos, feromonas o thundershirt, pueden ser en algunos casos un apoyo a la terapia de modificación de conducta. Reitero lo de APOYO, y su uso adecuado será pautado por un profesional, en este caso, además del educador canino, estamos hablando de etólogo y veterinario.

Por Carmen López Siller, psicóloga y máster en etología y bienestar animal.
Departamento de Etología del Centro Canino EDUCANDO PERROS.

www.educandoperros.com - contacto@educandoperros.com - 649 892 292
Página de Educando Perros en Facebook
 
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Educación

PERROS CON MIEDO A LOS PETARDOS

SEMANA DE FALLAS EN VALENCIA. AMIGOS, RISAS Y PETARDOS… MUCHOS PETARDOS. DIVERTIDO, ¿VERDAD? PARA MUCHOS PERROS NO. El miedo nos ayuda a sobrevivir. No hay mejor mecanismo de defensa que el miedo: es la emoción que predispone a la huida ante posibles amenazas. Por eso tener miedo es, en principio, natural. Perros y gatos pueden presentar un miedo irracional a ruidos fuertes somo truenos, sir ...

Información útil

Miedo a los petardos

Hola bigueleros ¿Qué tal van esas fiestas navideñas? Como es época de petardos he querido hacer un "especial" y escribir un nuevo post aunque sea lunes. Hoy quiero hablar de los dichosos petardos que tan mal se lo hacen pasar muchos animales. A mí particularmente los fuegos artificiales me parecen bonitos, me encanta cuando iluminan el cielo con sus destellos de colores, pero otra cosa ...

Consejos de salud Noticias del blog

Cómo actuar con nuestros perros en noches de petardos

Consejos de Coqui Vega (educador terapeuta canino)   Se aproxima la noche de San Juan, días muy complicados para los perros por el tema de los estruendosos petardos. Ellos tienen un poder auditivo mucho más desarrollado que el del humano, así que realmente estas fechas son una tortura para ellos y lo pasan muy mal, aun cuando el humano parece ser que disfruta…. Y pensando un poco en ellos y empati ...

Educación canina

Perros con miedo a los fuegos artificiales

Ya se está acercando la noche de San Juan, una fecha en la que muchos humanos disfrutan celebrando la entrada del verano, sin embargo, para las mascotas con miedo esta festividad se convierte en una verdadera agonía. Estas semanas recibimos muchos correos y llamadas preguntado qué deben hacer durante esa noche si su perro tiene fobia a los fuegos artificiales y bienno nos engañemos, ¡los milagros ...

educación basura comida ...

Por qué los perros adoran la basura

La basura es un manjar para los perros. Nos pongamos como nos pongamos, y por mucho asco que nos dé que nuestro perro acabe metiendo su hocico en la basura, no debemos olvidar que el olfato del perro es el sentido que tiene más desarrollado. Y ya puedes imaginar la cantidad de olores que se desprenden de un contenedor, ¡es como si nos dejaran un buffet libre ante nosotros! Entonces, ¿cómo podemos ...

Comportamiento Cosas de interés miedo ...

Mi perro tiene miedo a los petardos

Hola perreros!! Aprovechando que queda poco para San Juan, hoy os hablo sobre algunos consejos y productos para intentar disminuir el malestar que les provocan los petardos a nuestros perros. Os lo escribo ahora, ya que algunos productos necesitan de su utilización previa durante un tiempo para notar su efecto. Para empezar os diré, que la mejor solución como os he comentado en posts anteriores, e ...

adiestramiento de perros adiestramiento en positivo adiestramiento práctico ...

Los temidos petardos: algunos consejos

Acabamos de pasar una época especialmente sensible para nuestros perros, para los animales en general, con la celebración de las fiestas de Navidad y fin de año, repleta de petardos y fuegos artificiales. Paso de puntillas por el hecho de pedir encarecidamente que, si no lo habías pensado nunca, seas consciente del mal que hacen estas “gracias” a nuestros peludos. Piénsalo antes de enc ...

otras mascotas artículos cachorros ...

Por qué los perros rascan su cama y dan vueltas antes de acostarse

Como si de un ritual se tratase, el rascado de la cama donde duerme el perro y dar ciertas vueltas sobre la misma antes de acostarse es un comportamiento muy común en todos los perros. Incluso, más acusado en los perros más mayores. ¿A qué es debido este comportamiento? @frenchiebutt Una vez más, los instintos más salvajes de nuestros peludos afloran de vez en cuando en situaciones tan cotidianas ...

Consejos de salud Noticias Noticias del blog ...

Consejos para calmar a los perros en época de petardos

Algunos canes lo pasan muy requetemal cuando llega cualquier época en la que ciertos humanos deciden divertirse con los petardos. Fin de año, celebraciones tras alguna victoria en el fútbol, Fallas, Sant Joan… en fin, el calendario está plagado de eventos así en toda España. No hay, todos lo sabemos, soluciones milagro. Hay que tener paciencia. Sí hay algunas medidas que pueden ayudar y aquí ...

Enfermedades Higiene alergias ...

¿Por qué mi perro se rasca tanto?

Todos los perros durante toda su vida andan rascándose, sin embargo, ¿cuándo debemos preocuparnos? Me llegan numerosas consultas sobre “Mi perro se rasca mucho” y la verdad es que no se puede contestar con una sola respuesta, ya que influyen diversas causas que enumeraré para que podáis valorar cuál es la que afecta a vuestro peludo: Los parásitos. Es la causa más común del rascado en ...