comunidades

Cómo educar a un cachorro

Vaya artículo tengo por delante: cómo educar a un cachorro, ahí es nada.

Y yo, que soy una auténtica apasionada del adiestramiento y la educación canina, relego completamente para una segunda etapa todo eso de que aprenda a sentarse, a tumbarse, a esperar hasta que yo regrese o, por supuesto, a darme su patita cuando se lo pido.

Educar a un cachorro comienza cuando podéis gozar de confianza mutua. Esa es tu tarea en las primeras semanas, los primeros meses. ¿Te cuento cómo? ¡Vamos a por ello!

No estoy pensando en no enseñarle a un cachorro absolutamente nada durante esta primera etapa. En el trato diario hay muchas cosas que se pueden ir adiestrando a un cachorro. Sin embargo, tu primera tarea es conocer a tu cachorro/a.

Conoce a tu cachorro/a

Busca qué cosas le gustan, cuáles no le gustan nada, qué estímulos le provocan ansiedad, cuáles miedo, y con cuáles se divierte. Investiga sobre sus gustos culinarios y a qué horas tiene necesidad de comer. ¿Cuando duerme, cuándo juega? Toda esta información será valiosísima para poder comenzar a educar a tu cachorro.

Necesitas observar más que nada. Tienes que aprender a interpretar sus gestos, sus sonidos. No me vale que hayas tenido compis de 4 patas antes… Yo convivo con 4 en casa, y tantos y tantos que veo y entreno, y cada uno/a tiene su maravillosa forma de hacerse entender. Claro que las señales de comunicación canina te darán un conocimiento muy importante, pero ¿qué es eso que tu cachorro/a tiene de especial?



Fomenta las habilidades de tu cachorro/a

Cuando ya tenemos una idea de qué motiva a nuestra cachorra en una buena dirección, podemos comenzar a potenciar sus capacidades más exitosas. Vamos a realizar interacciones divertidas y satisfactorias, que nos abrirán las puertas a trabajar otras que tenga menos desarrolladas.

Sin ningún tipo de duda, debes fomentar su olfato. La importancia del olfato en los perros es indiscutible, pues es su principal herramienta para relacionarse con el mundo. Les aporta reflexión y concentración, y todo ello además, les proporciona la deseada calma que toda familia que comparte su vida con un perrete joven o un cachorro, necesita.

¿Tienes una perra de caza? Fomenta la caza colaborativa (no tiene que cazar liebres, pero sí jugar al juego de la caza con los estímulos que tú propongas). Olvídate de tener a una molosa corriendo de arriba para abajo o a una beagle sin usar su nariz, por miedo a que siga rastros. ¿Pastora? ¡Usa su cabeza!

Lo que tienes que hacer es enseñar a tu perra/o que tú eres quien va a vigilar que sus necesidades estén cubiertas. No prohíbas lo que está en su naturaleza. ¡Ayúdate de eso para aumentar vuestro vínculo!

Crea un buen vínculo y un ambiente de plena confianza

Haz que la vida de tu cachorro sea una mezcla entre un parque de atracciones, un museo de ciencias interactivo y el recreo de un colegio.

¿Acaso estoy hablando de no poner normas? Para nada. En un parque de atracciones hay que esperar turno, y el porcentaje de tiempo que pasas en la cola es considerablemente mayor que el que tienes para estar disfrutando de una atracción maravillosa. Sin embargo, hay una alta expectativa y una gran motivación.

En un museo de ciencias interactivo, descubrirás por tus propios medios cómo funcionan las cosas. Probarás, te equivocarás, y finalmente aprenderás tanto de tus errores como de tus aciertos. Y cada una de las experiencias, con sus normas concretas para ser llevadas a cabo, será tan enriquecedora que el aprendizaje se perpetuará durante mucho tiempo.

Y finalmente los recreos de los colegios, con su hora de inicio y su hora de fin, proporcionan interesantísimos espacios para disfrutar de juegos más o menos desordenados. Con sus propias reglas intrínsecas, son compartidos, además, por individuos similares que aportan no solo creatividad, sino nuevas normas y formas de jugar.

Educación canina de cachorros


Establece las normas más básicas y fundamentales

¡Claro que queremos normas! Y en ese ambiente divertido y con posibilidad de desarrollarse, poner normas será mucho más sencillo.

Y es que educar en positivo, trabajar con los refuerzos y no con los castigos, mantener la ética y el respeto por encima de todo (¡incluido nuestro propio aprendizaje) no significa que todo deba hacerse al libre albedrío.

Para mí, las normas básicas y por la cuales el juego termina, total o parcialmente (según el caso), son muy sencillas:

Se puede morder, sin hacer daño y sin descontrol.

En la cama, sólo suben y duermen personas.

Yo te acompaño en las comidas, pero no te incomodo; tú me acompañas en las comidas, pero no me incomodas.

Nos respetamos y entendemos nuestra comunicación para tener un ambiente cordial.
Esas son las cuatro básicas con mis perras.  Cada persona en su casa tendrás unas concretas. No pongas más de 4-5. ¿Cuáles son las tuyas?

Cachorra durmiendo


Decir que no, decir que sí

Ya he hablado de esto en alguna ocasión. Y es que nos obsesionamos, según llega nuestra cachorra, en decirle qué está mal. Esto no se muerde, esto no se coge, esto se huele, esto no se come… ¡qué cansado para ti y qué angustioso para ella!

Y está claro que tenemos que decir que no muchas veces. Las cachorras son como las bebés, están siempre haciendo cosas que nos parecen peligrosas o inadecuadas. Y yo pregunto: ¿tratas igual una acción peligrosa que una acción inadecuada de tu perra? Si has asentido con la cabeza… ¡cuidado!

Porque igual que pasa con niñas y niños, el no continuo para un perro pierde el trágico valor que debería tener. Piénsalo: NO. Limita, corta, imposibilita. Puf…

Los perros tienen la necesidad de explorar, de aprender, de llevar sus límites más allá, según aumentan sus capacidades. ¿De verdad le vas a decir no frustrando su necesidad de conocer el mundo? ¡Da opciones! Si no puede comer esto, quizá le interese roer esto otro…

Te voy a contar un secreto a voces:

cuanta más limitada tienen su época de cachorros, menos criterio desarrollan, menos importancia le dan a tus indicaciones (no es definitivo, pero sí hay una pérdida importante de grabar a fuego en su cerebro que las cosas geniales también pasan contigo), y más actúan en base a la frustración y no  a su propia naturaleza.

Por eso busca la forma de enseñarle y acompañarle en el descubrimiento del mundo con un sí de manera instintiva, que para decir que no, siempre habrá tiempo.

Muchas más cosas relacionadas con los cachorros se me quedan en el tintero, y muchas otras ya las he ido escribiendo. No quiero alargarme mucho más hoy, pero sé consciente de que lo que hagas ahora, marcará la forma en la que tu cachorra ve el mundo. Eso es una responsabilidad gigante… pero nadie dijo que fuera a ser fácil educar a un cachorro, ¿verdad?

The post appeared first on Sentido Animal.

Fuente: este post proviene de Sentido animal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Tienes una perra que se pasa los paseos marcando allá donde hay una esquina? ¿Quizá un perro que anda 10 metros en 25 minutos? ¿Te parecen eternos los paseos entre pis y pis y a veces incluso te inco ...

La verdad es que hace tiempo que me dije que no iba a escribir artículos con este tipo de temáticas. Pero bueno, aquí estoy haciendo referencia a técnicas poco éticas y además poco efectivas para inte ...

Muy similar al miedo a los petardos en perros o miedo a los ruidos fuertes, es el miedo a los tiros, por su carácter inesperado, aleatorio y de intensidad variable. Es un problema que puede ser más o ...

Con frecuencia intentamos minimizar nuestra responsabilidad o los efectos de una mala situación con nuestros perros. Pero si no somos conscientes de cuáles son las posibles consecuencias de una vivenc ...

Recomendamos

Relacionado

adiestramiento canino cachorros educación cachorros

Vaya artículo tengo por delante: educar a un cachorro, ahí es nada. Y yo, que soy una auténtica apasionada del adiestramiento y la educación canina, relego completamente para una segunda etapa todo eso de que aprenda a sentarse, a tumbarse, a esperar hasta que yo regrese o, por supuesto, a darme su patita cuando se lo pido. Educar a un cachorro comienza cuando podéis gozar de confianza mutua. Esa ...

Perros Adiestramiento libros de perros

Recomendación del libro “Entrenar Perros: Como Educar a tu Cachorro y Cuidar a tu Canino”, un libro con indicaciones prácticas para cuidar de tu mascota. Consejos para educar a tu perro Cuando una persona adopta un perro se encuentra ante el reto de aprender nuevas habilidades y nuevas competencias. Por ejemplo, educar una mascota es un objetivo muy positivo. Para darte información úti ...

educación adiestramiento cachorro ...

¿Cuándo hay que empezar a educar a un cachorro? ¿Hay una edad para empezar? ¿Hay una edad límite? Estas dudas son muy consultadas por los propietarios más inexpertos, por eso hoy, vamos a profundizar en aclarar estas preguntas. Para entender el proceso de aprendizaje de un perro debo empezar diciendo que un perro aprende toda su vida, igual que los seres humanos. Hay propietarios que se inquietan ...

Adiestramiento cómo educar a un perro como educar a un cachorro ...

“Cómo educar a un cachorro” es una guía que explica paso a paso cómo adaptar, alimentar, educar y cuidar a un cachorro durante su primer año de vida. Esta guía tan exitosa salió a la luz en el año 2014 y no ha parado de venderse y actualizarse. Las cifras lo confirman: Más de 5000 ebooks en formato pdf de de descarga directa en el ordenador vendidos. Más de 600 los libros en papel vend ...

adiestramiento de perros perros adiestramiento canino

Vas a tener un perro. Seguramente sea un cachorrito, porque todos queremos cachorritos. Son tan pequeños, tan adorables, ¿no es verdad? Y pensamos que siempre es mejor tenerlo con nosotros desde chiquitos, para amoldarlo a nuestras costumbres y normas. Bueno, eso es exactamente lo que hay que hacer, pero, ¿sabes cómo educar a un cachorro? Tienes que saber que el mejor momento para educar cachorros ...

adiestramiento canino perros raza pitbull ...

Muchas personas no saben que educar a un cachorro de pitbull no es una tarea complicada. Muchos consideran que esta raza es una raza agresiva y difícil de adiestrar. Sin embargo no es así. El pitbull es un perro muy obediente que si se adiestra de forma adecuada no traerá ningún tipo de problema. Para empezar siempre es bueno que nos informemos acerca de la raza en cuestión para conocer el tempera ...

educación cachorros como educar a un cachorro ...

Muchas de las personas que me escriben me hacen consultas concretas, sin embargo, hay muchos cuya consulta es la siguiente: ¿cómo puedo educar a mi perro? Y yo siempre les contesto que es prácticamente imposible explicarle en un solo email cómo deben hacerlo, ¡necesité un libro de educación canina para explicarlo! Sin embargo, hoy me he propuesto explicarlo por pinceladas en 10 sencillos pasos. @c ...

Información

Un cachorro de perro es una muy buena opción de adopción si quieres una mascota en tu hogar. La ventaja de adoptar un perro en etapa de cachorro, es que puedes tener control de su evolución física y psicológica y puedes adaptarlo a las rutinas de tu casa. Cuando la camada de cachorros llega a las 8 semanas, y hasta las 12, comienza el proceso de destete, o desapego de la madre. Cuando ese proceso ...

Educación adiestramiento canino adiestrar ...

Adiestrar y educar a un perro son dos conceptos muy diferentes que pueden ser complementarios pero es importante tener clara la diferencia para que, en caso de necesidad de un profesional del mundo canino, saber a quién acudir. Hay educadores, adiestradores, etólogos… Y cada uno de ellos tienen una función muy diferente. Un educador canino te puede enseñar cómo educar a un perro que, esencialmente ...

adiestramiento canino perros general

Siempre estamos emocionados cuando recién traemos a nuestra pequeña mascota al hogar, nos encanta tenerla a nuestro alrededor, pero nos damos cuenta que no todo es tan perfecto como quisiéramos. Y comienzan las dificultades para educar a tu mascota, ya que ese pequeño no sabe lo que está bien o mal, y puede causar estragos en tu hogar y ensañarse con tus pertenencias, orinarse en cualquier lugar, ...