comunidades

El perro de San Huberto

También conocido como Bloodhound

El perro de San Huberto


El perro de San Huberto es un magnífico animal, el cual procede de la región norte de Francia y de Bélgica. Su nombre en inglés, 'Bloodhound', proviene de su extraordinaria capacidad de rastreo, siendo uno de los mejores sabuesos que existen. Además, está considerado el perro con el olfato más desarrollado del planeta, capaz de seguir un indicio de más de dos semanas.

 

Por ello, es muy empleado por la policía en operaciones especiales. Esta sobresaliente habilidad es debido a los sensibles pliegues internos de sus fosas nasales. Su apodo también proviene de los monjes del monasterio de San Huberto, quienes se cree que fueron los responsables de crear tan maravillosa raza.

 

Cualidades

Entre las cualidades más destacadas se halla, sin duda alguna, su gran capacidad para el rastreo, siendo aptos para diferenciar una gran variedad de olores y seguirlos incluso a través del agua. De hecho, en la actualidad, se siguen empleando tanto para caza como para las labores de rescate.

 

Su carácter tranquilo y afectivo lo hacen excelentes compañeros, tanto para los seres humanos como para convivir con otras mascotas. Algunos, incluso, pueden llegar a ser bastante tímidos con personas ajenas, aunque para nada agresivos. No obstante, son difíciles de educar y de entrenar.

 




Cuidados

Los Bloodhound requieren realizar ejercicio todos los días para evitar problemas físicos. Igualmente, tienen una naturaleza ociosa, lo que les llevará a jugar escarbando y revolcándose en el terreno. Por ello, a pesar de disponer de un pelaje corto, debemos asearles con regularidad, sobre todo para prevenir infecciones, especialmente en los oídos.

 

Asimismo, suelen salivar en exceso, salpicando todo tipo de objetos, suelo y paredes. Debemos tener cuidado con las cosas que pueda llevarse a la boca para prevenir bacterias. También hay que tener unos hábitos alimenticios muy concretos y saludables para evitar trastornos estomacales.

 




Enfermedades

La esperanza de vida del perro de San Huberto se ubica entre los 10 y los 12 años, aunque en la actualidad se ha demostrado que este promedio se está reduciendo notablemente. Entre las enfermedades más habituales se hallan los problemas gastrointestinales, con síntomas claros de inflamación.

 

Entre las prácticas que debemos llevar a cabo cabe señalar la alimentación una hora antes o después del ejercicio diario. Además, los cuencos, tanto de agua como de comida tendrá que estar situado en un lugar elevado para impedir que el doblez del cuerpo, disminuyendo la tendencia a generar tal hinchazón.

 

Sus largas orejas pueden ser un foco de infección. De hecho, muchas garrapatas pueden esconderse en ellas, por lo que deberemos observarlas a diario. Los ojos y los pliegues de su piel también son zonas especialmente sensibles, presentando en ocasiones, irritaciones. A pesar de ello, es una raza fácil y sencilla de cuidar.

 




Imágenes: (Por orden) Flickr,  Gilliamhome´s Olympus E3 and Evolt 500 pages, SuperFantastic, Meagan, Ann- dabney, SuperFantastic

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado