Mascotas

Blog de fidel Idea guardada 22 veces
La valoración media de 9 personas es: Muy buena

La alimentación de las serpientes

Aprende todo sobre esta exótica mascota


Dar de comer a una serpiente no es tan simple como puede parecer, a pesar de que lo más común es limitarse a echarles un ratón al terrario, no siempre es así, sobre todo si es su primera comida en casa. No es obligatorio ofrecerles presas vivas, aunque generalmente se piense lo contrario. Hay más opciones. Además, el agua no debe faltar: siempre tiene que haber bastante en una bandeja poco profunda.

 

En realidad, lo mejor para el reptil es darle presas muertas: se puede alimentar a la serpiente con ratones recién muertos o incluso congelados. Pueden rechazarlos, pero siempre podemos intentar acostumbrar a nuestra mascota a su nueva dieta. Si durante su crianza se les habitúa a ratones muertos, es muy probable que siempre los coman, porque desconocen lo que es comer un animal vivo.

 



Incluso, se conocen casos de algunas que aceptaban los ratones negros pero no los blancos. Puede haber ejemplares que rechacen presas muertas porque, simplemente, no tiene ganas de comérselas.

 

¿Por qué presas muertas?

Aunque para muchos uno de los atractivos de tener una serpiente es poder alimentarlas con animales vivos, en realidad puede ser una práctica un tanto peligrosa. Nuestra mascota puede salir escaldada del ataque de un ratón, y existen casos de serpientes que se quedan tuertas por un mordisco de un roedor que intenta defenderse del apetito de nuestra mascota.

 



 

Las ventajas de alimentar a la serpiente con animales muertos son muchas, ya que es más cómodo para el dueño y menos peligroso para el reptil. Lo ideal es comprar los ratones vivos y dárselos recién muertos. Es mucho más probable que la serpiente acepte una presa de estas características a una congelada, porque la que ha muerto recientemente todavía mantiene su calor corporal.

 

Una dieta basada en congelados

Alimentar a nuestra mascota con animales congelados es lo más cómodo, ya que no hay que molestarse en cuidar y alimentar los ratones, es posible almacenar muchas provisiones, es barato y el dueño no tiene que quitarles la vida él mismo. El problema es que el reptil los acepte.  

El procedimiento que hay que seguir es el siguiente: primero se compran los ratones bien envasados -nunca en grandes cantidades-, y fijándose siempre bien en que no tengan manchas abdominales, ya que éstas podrían indicar que los roedores no están en el mejor estado de salud. Para descongelarlos, se puede hacer a temperatura ambiente, o bien introducirlos en agua caliente, aunque es conveniente meterlos con bolsa para que no sea necesario secarlos después.

 



 

Es importante evitar congelar un ratón después de descongelarlo previamente, puesto que puede ser peligroso para la salud del tu animal de compañía. Tampoco se debe descongel

ar en el microondas.

 

Las preferencias según la especie

Otro de los datos que habrá que tener en cuenta es conocer la alimentación natural de las distintas especies de serpientes. Aunque lo más común es fundamentar su dieta en roedores, hay algunas que no los aceptan. Las pitones, las boas, las serpientes de manglar y las del maíz, por ejemplo, sí suelen alimentarse bien con los ratones, incluso con pájaros.

 

Las corales, falsas corales y rey comen crías de roedor, otros reptiles e invertebrados. Las dasypeltis comen huevos y las natrix y nerodias, peces, ranas y gusanos. Antes de comprar una serpiente hay que consultar al experto. Debes conocer todas las curiosidades de las serpientes y evitar escoger especies que requieran dietas muy especializadas. Por su parte, las crías de serpiente aceptan como dieta ratones en pequeños pedacitos, aunque en este caso tendrás que obligar a tu mascota a que acepte las presas troceadas.

 

v


 

No hay que olvidar que tener una serpiente en casa no es tan común como tener un perro o un gato. Es un animal exótico que requiere muchísimas atenciones y unos cuidados muy especiales. La nutrición es un elemento básico, por eso debemos asegurarnos antes de lanzarnos a adquirir uno de estos reptiles porque puede que no estemos preparados para atenderle adecuadamente.

 

Imágenes/Flickr: Tobyotter, Markles55, Fl4shthomps0n, Jon David Nelson y Martin Cathrae

 

 

¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

alimentación cachorros cuidados cachorros fases de crecimiento ...

El primer mes del cachorro

Cuidados en sus primeros días

El primer mes del cachorro será fundamental para el desarrollo de su posterior actitud en la familia y su comportamiento en general. Por eso, es importante saber qué pasos debemos seguir en estos primeros días de vida.

alimentación roedores alimentación hámster alimentación conejo ...

La alimentación de los roedores

Existen muchas especies de roedores en el mundo, pero sólo algunos de ellos los podemos encontrar como mascotas en las casas. La principal característica de todos los roedores, es qué cuentan con unos incisivos afilados qué utilizan para roer la madera, la comida o defenderse de los depredadores. Las especies más frecuentes son el hámster, la cobaya y el conejo, pero también podemos encontrar otro ...