Blog de fígaro Idea guardada 5 veces
La valoración media de 4 personas es: Excelente

Mitos y verdades de los gatos

Imagen 0


A lo largo de los años, los gatos siempre han sido foco de comentarios y leyendas. Desde la Antigüedad, en la que se les consideraba seres místicos hasta ahora, los felinos se han visto rodeados de un halo de misterio con creencias populares que han ido divagando a través del tiempo. Veremos algunos mitos y sus verdades sobre estos enigmáticos animales:

Imagen 3


Los gatos siempre caen de pie: es uno de los grandes mitos. Es cierto que poseen una habilidad de "enderezamiento", gracias a su flexibilidad. Esto les ayuda a girarse rápidamente si caen, no obstante, dependerá de la altura desde la que caigan y en qué circunstancias.

Imagen 2


Tienen 7 vidas: seguramente has oído alguna vez la famosa frase "la curiosidad mató al gato"... Así es, estos felinos son extremadamente curiosos y esto les puede poner en situaciones comprometidas en ocasiones. A la vez, son animales rápidos y ágiles, por eso, se dice que tienen tantas vidas.

Son peligrosos para los bebés: pueden significar un peligro en la misma medida que otras mascotas. Nunca se deben dejar solos sin supervisión pero no es necesariamente una realidad siempre que se haya socializado con bebés y niños de diversas edades.



A los gatos les encanta la leche: falso. De hecho, puede ser muy indigesta para ellos en la edad adulta, provocándoles problemas gastrointestinales. 

Es un animal traicionero: normalmente se le considera traicionero e infiel, esto es cierto en la medida en que son independientes. Si los comparamos con un perro, cuya conducta social está muy marcada, puede parecerlo. Los felinos son animales solitarios que disfrutan de la tranquilidad y la independencia.

Imagen 1


Los gatos y los perros se llevan mal: aunque exista el instinto de caza, dependerá de varios factores. El condicionante principal se da en la etapa de socialización cuando son cachorros. Si han crecido juntos pueden llegar a ser grandes amigos. 

Pueden ver en la oscuridad: cuando hay una ausencia total de luz no pueden ver, aunque sí que son capaces de manejarse gracias a sus otros sentidos. Lo que es cierto es que tienen una pupila que puede llegar a variar más que la de los humanos, se cierra y abre según las condiciones externas llegando a ver 6 veces mejor que nosotros en la noche.

¿Conocéis más mitos sobre los gatos?

________________
Imágenes/Flickr: Eirik Newth, Kodomut, _Bianconero y Petteri Sulonen

 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos