comunidades

Mi perro tiene gases. ¿Hay solución?

Los que hemos tenido perros sabemos que hay perros más flatulentos que otros. Las razas braquicéfalas, por ejemplo, son razas que por la dificultad de respirar debido a su corto hocico, oxigenan de forma irregular y les produce muchos gases. En este sentido, no hay ninguna solución que pueda evitar las temidos gases, sin embargo, sí se pueden reducir, y en perros sin problemas respiratorios, hoy voy a darte una serie de pautas para evitarlos.

mi perro tiene gases


No hay nada que nos haga pasar más vergüenza cuando tenemos perro, que tener invitados en casa y que, por culpa de sus problemas de gases, se rompa la armonía que reinaba hasta ese momento. Entonces, los gases no solo son una molestia para el perro sino que también lo es para nosotros.

Aún recuerdo el perro de un familiar que era tan listo como para soltar un gas y abandonar la estancia antes de que le cayeran todas las maldiciones de los que estábamos dentro. ¡Seguro que te habrás pasado!

Bien, para evitar los gases en los perros en la medida de lo posible y, repito, en razas de hocico chato reducirlos, te animo a que sigas las siguientes pautas:

Cuida su alimentación. Un perro bien alimentado no tiene que sufrir gases. Si alimentas a tu perro con comida casera es muy fácil que tu perro tenga gases. Puede que creas que a tu perro le encanta comer comida casera, sin embargo, te aseguro que sufrir gases no es nada con lo que tu perro disfrute. Molestias estomacales e intestinales que pueden derivar en dolor y que se soluciona con alimentación específica para perros de calidad. Si le estás dando comida para perros y sigue teniendo gases, está claro que esa comida no es para tu perro. Cambia de marca ya mismo y apuesta por comida natural para perros.

Ayúdale a comer. Hay perros que literalmente devoran la comida. Al comer tan rápido aspiran mucho aire que, en su estómago, se convierte en gas. ¿Cómo puedes ayudar a que coma más despacio? Cambia el cuenco con el que normalmente come, por un cuenco antivoracidad. Los cuencos antivoracidad están fabricados para evitar que tu perro coma con prisas.

Mantén a tu perro activo. La actividad física (nunca antes ni después de comer) es fundamental para tu perro. El ejercicio físico ayuda a que el cuerpo se active y no se vuelva lento, provocando digestiones lentas y pesadas. Un cuerpo activo ayudará a que el cuerpo esté activo en todas sus funciones.

Consulta con tu veterinario. Si has seguido las pautas anteriores y tu perro sigue teniendo gases no dudes en visitar a tu veterinario. Una buena revisión podrá descartar problemas que puedan ser los causantes de los gases como puedan ser parásitos intestinales, problemas hepáticos o afecciones en las vías respiratorias. Los gases no son ninguna broma. Nos puede resultar muy gracioso en un perro, pero el animal que los sufre tiene muchas molestias que pueden hacer que tu perro se muestre apático, inapetente y triste, sin ganas de nada.

Piensa que el problema de los gases es una de las consultas más comunes en los centros veterinarios, por tanto, si tu perro es de los que suele sufrir gases, repasa las pautas que te he comentado y ayúdale a poner remedio.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.  Haz Click Aquí y Descarga AHORA
 

Fuente: este post proviene de Como educar a un cachorro, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El perro Bodeguero Andaluz, también llamado el ratonero bodeguero andaluz, es un perro originario de España, exactamente de Andalucía Occidental, provincia de Cádiz, y se originó en el siglo XVIII.  N ...

Hay numerosas razas de perros, sin embargo, el perro lobo checoslovaco es diferente a otras razas debido a que su linaje original fue debido a un experimento que se realizó en Checoslovaquia en el sig ...

Recomendamos